El extraño legado de un millonario esotérico

No tengo problemas en reconocer todo lo que me falta por aprender en la vida. Por eso, cuando mi entrañable amigo Sergio Chorro Rocamora dijo aquello de “Tendríamos que ir a Sintra”, enarqué una ceja, curioso. Era la primera vez que escuchaba ese nombre. Habíamos llegado a Lisboa con nuestras familias el día anterior, y... Seguir leyendo →

Anuncios

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑