AL FILO DE LA REALIDAD .com.ar

Ovnis, Civilizaciones Desaparecidas, Parapsicología y Esoterismo.

Posts Tagged ‘Pueblo Encanto’

RETIRO DE MAGIA Y CONTRAMAGIA CEREMONIAL

Posted by Gustavo Fernández en 02-01-2017

18, 19, 20 y 21 de marzo de 2017

Capilla del Monte.

hqdefault

 

Nuevamente Gustavo Fernández invita a nuevos Buscadores y Buscadoras del Camino de la Hechicera y el Mago. A quienes se intuyen Hermanos de una Ciencia sin Academias, una Filosofía sin Foros y una Cosmopercepciòn sin Iglesias.

Este Retiro es una apertura del Portal, la entrega en mano del Mapa de un Camino que el Aprendiz deberá seguir según el dictado de su corazón, su espíritu y su intelecto. Es ser guiado de la mano para colocar sus pies en un sendero que a partir de allí, solo, sola, de nuestra mano o de otras manos deberá continuar. Por eso al Aprendiz se le entregará una serie de Ejercicios Espirituales y Recomendaciones que sugerimos hacer durante los nueve días previos al encuentro, a fin de acondicionar aquellos sus tres planos a estas jornadas. Asimismo se indicará los elementos que optativamente pueden llevar a efectos de ser consagrados.

Celebraremos el Equinoccio, ofrendaremos en un cálido y lúdico marco de hermandad a los Elementales de la naturaleza y trabajaremos los mecanismos más profundos de la Ley de Atracciòn Universal para que sus beneficios se precipiten en la vida nuestra de todos los días.

Asimismo, quienes así lo deseen podrán ser Iniciados en la Respetable Orden Hermética y Pitagórica.

Los organizadores se reservan el derecho de reordenar las actividades en funciòn del ritmo que se lleve o cuestiones climáticas.

Cronograma de actividades:

Sábado 18: Recepciòn en Capilla del Monte. Traslado y Alojamiento en cabañas de Pueblo Encanto (donde se llevará a cabo el Retiro). Desayuno de bienvenida. Distribución y entrega del material de trabajo (Varas de plata, Grimorios, sahumadores y elementos de sahumar y túnicas)

Almuerzo grupal

Por la tarde: Cátedra teórica, de 16 a 18 hs. Preparaciòn de rituales personales de peticiones a los Elementales.

Encendido del Fuego Sagrado. Ceremonia de Fraternidad. Caminata Espiritual desde el Fuego al Laberinto de Cuarzo. Trabajo de meditaciòn personal en el mismo.

Por la noche: Ofrenda personal a los Gnomos del Bosque Encantado.

Domingo 19:

Desayuno.

Ceremonias rituales de Apertura de Caminos.

Almuerzo.

Descanso.

Por la tarde: Cátedra teórica sobre Principios Pitagóricos. Qué es la R . : Orden Hermética y Pitagórica. (de 16 a 18 hs). Ritual de Tenida (Blanca)

Ofrenda a las Sílfides en la cima de Villa de Luz (excursión)

Lunes 20

A la Salida del Sol, quienes deseen ser Iniciados en la R. : O . : H . : y Pitagórica asistirán a su Ritual de Paso.

Desayuno.

Preparaciòn de Amuletos y Talismanes personales (para ser consagrados en Ceremonia de Equinoccio). Teoría y Práctica.

Almuerzo.

Descanso.

Ceremonia de Equinoccio. Consagraciòn de Amuletos y Talismanes.

Noche libre.

Martes 21

Desayuno

Enseñanza de Ceremonias de Contramagia Ritual (teoría y práctica).

Almuerzo

Preparaciòn de Rituales Personales de Magia Mimética (a elecciòn: Plano Material, Plano Fisiológico, Plano Afectivo, Plano Espiritual)

Ofrenda a las Salamandras en el Fuego Sagrado.

Noche libre.

Miércoles 22

Desayuno de Despedida. Retorno a sus localidades de origen.

A los asistentes se les entregará:

  • Túnica ceremonial
  • Vara de plata (vara de membrillo con punta de plata, para trabajos en el Occultum)
  • Grimorio (libro encuadernado en tapa dura con Recetarios, Formuleos y Enseñanzas)
  • Materiales de Trabajo personal (velas, velones, velas de forma, aceites y resinas, sahumador)
  • Certificado de Cumplimiento y Asistencia

INCLUYE:

Traslado in y out Terminal de Capilla – Pueblo Encanto. Cuatro noches de alojamiento en cabañas (compartido). Cinco desayunos. Cuatro almuerzos. Grimorio. Vara de plata.. Túnica. Toda la Formaciòn. Materiales de Trabajo (velas, velas de Forma, aceites, resinas, hierbas, etc.) Certificado de Cumplimiento y Asistencia.

NO INCLUYE:

Traslado desde y hacia su localidad de origen. Elementos – Soporte para Amuletos y Talismanes (medallas, rosarios, escapularios, yantras, símbolos, que a elecciòn propia traerá el Aprendiz según indicaciones que se le brindará anticipadamente). Más eventuales días de estadía (si el asistente desea llegar antes o permanecer después, podrá hacerlo en Pueblo Encanto pero a su cargo queda ese costo). Inscripciòn en la Orden (de desearlo)

Único arancel: $ 9.000 (nueve mil pesos)

Límite de inscripciòn: 10 de febrero de 2017 (o cuando se completen las 20 vacantes),.

Importante: se comprenderá lo anticipado del cierre de inscripción teniendo en cuenta que hay que preveer la preparación de los materiales (túnicas, varas, grimorios) en funciòn del número de asistentes.

Formas de pago: con el 50 % del total (saldo al llegar a Capilla del Monte) a;

Mediante depósito en:
Banco de la Nación Argentina
Caja de Ahorro Nº 2650-3907270516 (Sr. Alberto Enrique Marzo)
Transferencia electrónica:
CBU: 01103906 – 30039072705165
CUIL: 20-21512438/0

o bien

Nuevo Banco de Entre Ríos S.A.
CBU 3860001003000029467852
(Gustavo Mario Fernández)

CUIT: 20-12154716-4

o bien

Por Western Union a:

Apellido: Fernández
Nombres: Gustavo Mario
DNI: 12.154.716
Paraná, Entre Ríos., Argentina
(notificar junto con sus datos personales, el número de depósito o transferencia).

Informes: por inbox o por mail a: gusfernandez21@yahoo.com.ar

Imágenes de otros eventos similares:

wesak-095

100_3711 100_3696100_3747 100_3718 100_3721 100_3733 100_3741 100_3745

Posted in Esoterismo, Psicología Esotérica | Etiquetado: , , , , , , | 4 Comments »

Portales dimensionales, Erks, OVNIs, Geometría Sagrada en una entrevista

Posted by Gustavo Fernández en 07-12-2016

Entrevista que me realizara Ishtardance para el grupo “Somos la Nueva Humanidad”. Muy agradecido. https://www.youtube.com/watch?v=KV2R5oXt4Rc

crop

Posted in Arqueología Revisionista, Contacto Extraterrestre, Entrevistas a Gustavo Fernández, Esoterismo, Indigenismo, Investigación OVNI, Ovnilogía, Ovnilogía Esotérica, Parapsicología, Revisionismo histórico | Etiquetado: , , , , , , , | Leave a Comment »

Ocho videos breves sobre el Pucará del Uritorco y el Castillo Esotérico de “Pueblo Encanto”

Posted by Gustavo Fernández en 21-08-2016

Queridos amigos:

En nuestro canal en Youtube hemos subido ocho breves videos donde nuestro Director, Gustavo Fernández, nos introduce en los enigmas del castillo del conde Estévez en Pueblo Encanto, Capilla del Monte, y nos explica los secretos del cercano Pucará del Uritorco. Para accesarlos, éstos son los enlaces:

Posted in Arqueología Revisionista, Esoterismo, Revisionismo histórico | Etiquetado: , , , , | Leave a Comment »

EL REFUGIO PROFANO DE UN INICIADO

Posted by Gustavo Fernández en 22-01-2016

Entrada por calle San Lorenzo

Entrada por calle San Lorenzo

Ya he desarrollado en extensión, en otros trabajos (como el que puede leerse siguiendo este enlace) los aspectos simbólicos, inevitablemente esotéricos, del “Castillo Morisco de Pueblo Encanto”, esa creación del conde español Odilio Estévez ubicado en la no menos esotérica Capilla del Monte (sí, al pie mismo del inefable cerro Uritorco y dentro del mismo predio donde se hallara ese “pucará” de desconocida factura y antigüedad). He regresado al tema una y otra vez por lo que evitaré repetirme aquí, sugiriendo la lectura de esas referencias para quien llega por primera vez esta información.
También, al estudiar los orígenes de Capilla del Monte, establecí hilaciones, similitudes y antagonismos. Sirva entonces esta nota sólo a título complementario de esas investigaciones, porque hace unas semanas me permití un rápido viaje a la ciudad de Rosario, provincia de Santa Fe, para conocer lo que fuera el refugio profano de este Iniciado: la casa familiar (verdadero palacio) en que habitara en esa ciudad.
Recordemos que su esposa, Firma, era oriunda de la misma así como la hija (adoptiva) de ambos, Lilian Arijón. “Lili”, para los íntimos de las cuales damas hay una par de cosas interesantes que contar.

Escalera de acceso

Escalera de acceso

Como que doña Firma, católica contumaz (en su testamento, redactado años después de

Puerta cancel

Puerta cancel

enviduar, comienza con las palabras “Me declaro devota católica apostólica romana, viuda de….” Y recién continúan sus datos personales) y que tras la muerte de su esposo no quiso volver a ocupar el “castillo morisco”, para lo cual adquirió una vieja casona, aún en pie en el pueblo de Capilla del Monte, conocida como “villa Betty”. Cuando “Lili” contrae matrimonio con otro conde español, don Alfonso Diez de Tejada Conde del Castillo del Tajo, adquieren un campo en las afueras del pueblo donde levantan una residencia alternativa, lo que hoy se conoce como “Complejo el 44”, equívoco nombre de surge de la mala interpretación de la costumbre de la ahora Condesa en escribir su seudónimo colocando las “íes” más debajo de las “eles”. También deberíamos contar que doña Firma seguramente vivía con aprensión las inquietudes espirituales de su metafísico marido, y ello

La fuente

La fuente

seguramente provocara que tras la muerte de éste se negara volver a ocupar lo que hoy es “Pueblo Encanto” (comenzando así la decadencia del lugar, arrasado arquitectónica y mobiliariamente por su cesiòn a sindicatos en tiempos del segundo gobierno peronista, sepultado por pastizales y abandono hasta que el poeta y empresario Alejandro Sebastián Lusianzoff –padre del actual propietario- lo rescatara del olvido y recuperara en 1979). Un detalle: una imagen de la “virgen del Rosario” está colocada en la mansión rosarina pero no en el frontispicio –como era costumbre- sobre sobre una moldura interior; evidencia clara que fue “agregada” en tiempos tardíos, posiblemente tras la muerte del conde.

Bien. Contábamos que parte del año vivían en el palacio de calle San Lorenzo 753, en Rosario, ubicado en diagonal a la Catedral, frente a la plaza fundacional de la ciudad, a unos cincuenta metros del majestuoso “Monumento a la Bandera” , edificio que, hoy, es sede del Museo de Arte Decorativo Municipal de Rosario. En puridad, el museo de arte decorativo ocupa la deslucida planta baja; ascendiendo por la escalera de blanco mármol y asépticos azulejos de igual color, llegamos a la planta alta y allí, sí, nos sumergimos a una dorada época a caballo entre el siglo XIX y el XX. Ofrecemos a continuación una galería de imágenes, más con mero

Jarrones, sospecho que recuperados del castillo

Jarrones, sospecho que recuperados del castillo “morisco”

afán descriptivo y de “conservación visual” que como documentación esotérica accesoria. En efecto, las propias autoridades del museo “Firma y Odilio Estévez” (entidad autónoma que ocupa esa planta superior) sólo pueden limitarse a exhibir el impresionante mobiliario de los Estévez. Ignoran qué vino de Capilla del Monte (excepto el dormitorio matrimonial, del cuals e sabe que íntegramente tiene ese origen) y qué de la propia casa rosarina. Salvo esa deliciosa copia de fuente que remite inevitablemente a la que embellece el frente del castillo cordobés, nada hay en ese mobiliario que sea de interés iniciático: dado que todo ello sobreabunda en Capilla del Monte (como hemos demostrado) demuestra dos cosas: que los detalles “simbólicos” del castillo “morisco” no se debía a simples excentricidades decorativas de Estévez –pues de serlas no se habría privado de repetir e insistir en ellas en ésta, su casa rosarina- y que las prácticas iniciáticas y esotéricas las reservaba exclusivamente a su reducto en Capilla, sin duda porque las características energéticas del lugar eran irrepetibles en Rosario.
A simple título de curiosidad, recordemos que en Pueblo Encanto doña Firma tenía su “rinconcito católico”; éste se reducía a una mínima capillita familiar, en el interior del castillo, que no presentaba en otras áreas interiores o exteriores evidencia alguna de creencias religiosas de sus habitantes. Prueba clara que don Odilio consentía las aficiones eclesiásticas de su mujer, pero quedando restringidas a un espacio menor y secundario.

La tumba de Döering

La tumba de Döering

La tumba del obelisco

La tumba del obelisco

Y ya que estamos hablando de Capilla del Monte: en mi último viaje a ese pueblo pude visitar –por primera vez- el cementerio de la localidad. Localidad la tumba de Adolfo Döering; sí, el mismo que la “refundara” (y mencionado en detalle en el artículo mío sobre su fundación). Bien, allí está su tumba, con cuatro obeliscos egipcios (más bien, masónicos”) y bajo la cruz central, una “x” en piedra, que se corresponde con la otra única tumba extraña del camposanto: una tumba sin cruces, con un gran obelisco y bajo él, ahora sí, una pequeña cruz inclinada. Creo que ambas, la pequeña cruz inclinada y la “x” de la de Döering son una críptica señal de hermanos de Hermandad. Y dije la otra “única” extraña, y mentí: pues hay otra, sin nombre, sólo marcada por una roca, de la que no hay conocimiento alguno en el mismo personal del cementerio…

Sin embargo, dejando de lado la maravilla de objetos de arte que ocupan el palaciego reducto de Rosario –jarrones

Tumba innominada, marcada con una roca

Tumba innominada, marcada con una roca

franceses del siglo XVIII, jades chinos del siglo X, óleos de todas las escuelas entre el siglo

Obras de arte en la colección

Obras de arte en la colección

XVII y XIX- dos objetos llamaron poderosamente mi atención. Se trata de dos columnas de madera talladas –quizás madera de cerezo o bruyère– realmente fascinantes. Una, representa estadíos de evoluciòn de las civilizaciones humanas: persas, egipcios, sumerios, griegos, romanos, caballeros medievales, renacentista… el trabajo da vértigo: no hay dos imágenes, dos vestimentas, dos posturas iguales. Cada una es única e irrepetible (no pude dejar de evocar los “soldados de terracota” de la tumba del emperador Qin Xihuang. La otra, escenbas mitológicas –griegas y romanas- también, todas originales.
Están hoy dispuestas a ambos lados de la arcada que comunica el “patio techado” con el “comedor francés” pero

Patio interno. Las columnas mencionadas, a la izquierda

Patio interno. Las columnas mencionadas, a la izquierd

nada, claro, garantiza que ésa fuera la ubicación original. En lo personal, tengo la fuerte sospecha que son las Joachim y Bohaz de Estévez, las dos columnas de toda logia masónica, que indica la ubicación del “Guardián del Umbral” y el acceso al Oriente…
Cabe la posibilidad que Estévez las tuviera en Rosario para las “Tenidas” eventuales locales. También, cabe la posibilidad que éstas, sí, hayan provenido del “castillo morisco” de Capilla del Monte donde su razón de ser se vería plenamente justificada.

Columna

Columna

DetalleColumnaColumnaKODAK Digital Still CameraKODAK Digital Still CameraKODAK Digital Still CameraKODAK Digital Still CameraKODAK Digital Still CameraKODAK Digital Still CameraKODAK Digital Still Camera

El dormitorio, con origen certificado en Pueblo Encanto

El dormitorio, con origen certificado en Pueblo Encanto

Lili Arijón

Lili Arijón

Firma de Estévez

Firma de Estévez

La imagen de la Virgen del Rosario

La imagen de la Virgen del Rosario

Patio externo

Patio externo

Luminarias originales

Luminarias originales

KODAK Digital Still CameraKODAK Digital Still CameraKODAK Digital Still CameraKODAK Digital Still CameraKODAK Digital Still CameraKODAK Digital Still Camera

Entrada

Entrada “secundaria”

Posted in Los Illuminati, Revisionismo histórico | Etiquetado: , , , , , , , , , , , , , | 1 Comment »

LOS ENIGMAS DEL ORIGEN DE CAPILLA DEL MONTE: SOCIEDADES SECRETAS Y MASONERÍA

Posted by Gustavo Fernández en 12-10-2015

Capilla del Monte, el bucólico pueblo que se despereza al pie del mítico cerro Uritorco está plagado de historia de OVNIs, duendes, fenómenos parapsicológicos. Por ellos, todos tienen, aunque sea simplemente, una nociòn de qué se trata la localidad. Lo que muchos ignoran tiene que ver con su historia, una historia que retrotrae cuando menos en un siglo –y seguramente muchos más- las historias misteriosas y legendarias. Y, por cierto, echa por tierra los argumentos de los panrrefutadores militantes que quieren reducir todo a un “bluff periodístico” de mediados de la década del ’80 del siglo XX.
Por supuesto, quienes hemos invertido años y mucho caminar en la zona estudiándola sabemos que esto no es así, y que las referencias a los altos índices de extrañeza de la regiòn se remontan al tiempo de sus primitivos pobladores, los “henia-kamiâre” (sí, los mal llamados “comechingones”, correcciòn lingüística que ignoran hasta muchos supuestos “descendientes” de esa etnia extinguida).
En esta nota no me remitiré –fundamentalmente, porque ya lo he hecho en otros trabajos en extensión- a los “clásicos”: Erks, visitantes pretendidamente extraterrestres, “bastón de mando”. Simplemente, me enfocaré en dos hechos históricos, asociados a (no podía ser de otra manera) los enigmas que plantea su “fundaciòn”.

Antigua capilla demolida a principios de 1900Una rápida revisiòn de las conocidas referencias históricas establece una sucesiòn de propietarios de una extensa regiòn que –hoy- abarca desde el norte del pueblo de Capilla del Monte al sur de lo que conocemos como San Esteban, y que, según la página oficial de la localidad se inicia en una merced de tierras, llamada “Merced de Gualumba” entregada el 30 de diciembre del año 1575 por Don Lorenzo Suárez de Figueroa a Lucía González Jaimes, hija del conquistador Bartolomé Jaimes, y que es fácilmente rastreable en términos documentales hasta 1824, en que figura como propietario un tal Pastor Montoya. Pero luego de Montoya, hay un gran vacío legal, un “espacio en blanco” en términos documentales hasta que hacia 1890 aparece el alemán Adolfo Döering como dueño de la misma. En circunstancias no del todo claras, Doering va tomando posesión de estas propiedades a partir de gestar un primer asentamiento sobre los terrenos que hoy reconoceríamos como el Centro de Capilla del Monte. A poco de llegar a Córdoba, Adolfo Doering opta por guiar sus pasos hacia el norte del Valle de Punilla. Por entonces Susana Montoya de Núñez en carácter de propietaria habitaba en la Casona del casco de la antigua Estancia ubicada en proximidades de la Capilla de San Antonio. La Sra. Montoya va siendo desplazada hasta que fallece poco tiempo después; frente a esta circunstancia, en 1887, Doering procede a mensurar la zona con el auxilio del Perito Domingo Vilches unificando todas las tierras, asumiendo la propiedad de las mismas y rebautizándolas como Villa Doering.
Será el mismo Doering quien, en 1892, creará y presidirá una Comisión Vecinal que le dará forma al nuevo municipio el que será reconocido como tal asumiendo el nombre de Capilla del Monte a partir de 1897.
En paralelo con este proceso se diagrama el nuevo pueblo con la ayuda de ingenieros suizos quienes diseñarán la estructura poblacional haciendo eje de convergencia en la estación del recientemente llegado ferrocarril. Esto significa que durante el siglo XIX la “estancia” había dejado de serlo en sentido estricto y comenzó a nuclear un grupo incierto de viviendas en azarosa disposición.
Otro eslabón crucial en esta historia se produce durante esos años de transformación. Será en 1894 cuando durante un viaje del Párroco Arturo Gómez Morón, la vieja Capilla es demolida y en las vecindades de ella se comienza la construcción de la nueva la que se inaugura en 1908. Pero no nos adelantemos aún.

Döering era un científico alemán convocado por el gobierno argentino, a sugerencia de su colega Germán Bursmeister , para realizar diversas actividades científicas en Argentina. Integró como observador científico la “Campaña del Desierto”, cofundador de la Academia de Ciencias de Córdoba, titular y profesor universitario de materias como Química y Geología en la Universidad de esa provincia, hasta que adquiere las tierras ya citadas en el Valle de Punilla. Aquí se presenta ahora una señal de alerta para el espíritu atento: Ya en 1890, el conde español Odilio Estévez comenzó la construcciòn de lo que luego se conocería como “Pueblo Encanto”; su propio “castillo morisco” anexo al Pucará (sitio ceremonial de origen discutido). En otros trabajos cuyos enlaces sumamos, estudié en profundidad el simbolismo del castillo por un lado, y por otro, el misterio del Pucará, y por cierto no puedo dejar librado a la “casualidad” que el conde levantara su lindo edificio a metros de lo que “sólo” considerara un montón de rocas. De la historia de Estévez y del estudio del simbolismo del castillo surge a las claras que el mismo estaba enlistado en una o más órdenes iniciáticas, quizás próximas al Rosacrucismo, la Alquimia o la misma Masonería. Y al descubrir la fuerte actividad que en la Masonería realizaba Adolfo Döering, una se pregunta si ambos poderosos vecinos coinciden en Capilla del Monte sólo por azar. Porque Döering era miembro conspicuo de la Logia “Piedad y Unión”, que se había creado en Córdoba en 1868 y dentro de ella, Bursmeister era una figura relevante. A dicha logia se irán sumando los científicos germanos convocados así como otros quienes venían transitado otros caminos, tal el caso del estadounidense Benjamin Gould quien será el gestor del Observatorio Astronómico de Córdoba. En 1876, profundas discrepancias dentro de la logia, desaveniencias con la conducción de Bursmeister al frente de la Academia y los reiterados enfrentamientos entre Oscar Doering (hermano de Adolfo) y los denominados “germanos” con Benjamin Gould llevan a este último a crear, en 1877, una nueva logia masónica denominada “Southern Cross” con una mayoritaria presencia anglo estadounidense.
Los científicos que permanecen en “Piedad y Unión” impulsarán la creación de una unidad académica que se integrará a la Universidad de Córdoba bajo el nombre de Facultad de Ciencias Físico-Matemáticas la que será presidida, entre 1878 y 1880 en carácter de Decano, por Oscar Doering y luego, por el mismo Adolfo Doering.
Otra de las consecuencias de esos enfrentamientos fue la gestación, por Decreto del 22 de junio de 1878, de la Academia Nacional de Ciencias de la que, Adolfo Doering, será presidente a lo largo de varios años (1914 – 1923).
Adolfo Doering afianza su relevancia científica a partir de los distintos trabajos en los que participó y que fue publicando a través del Boletín de la Academia hasta entrado el siglo XX. A aquel su primer trabajo asociado a la composición química de la caparazón de los caracoles que, en Alemania, le había significado trascendencia se le sumaron los que encaró en Argentina. Varios de ellos tuvieron que ver con la Química Orgánica, la Zoología y la Geología mereciendo un párrafo aparte el Informe Oficial que elaboró tras las tareas de investigación realizadas en la Patagonia durante 1879 por una Comisión Científica interdisciplinaria de la que fue miembro acompañando al Gral. Roca durante la Campaña del Desierto.
Extraemos del libro Grandes Escritores Argentinos y en particular del espacio dedicado a Florentino Ameghino (también miembro de la logia masónica “Piedad y Unión”) unos párrafos del Prólogo escrito por Joaquín Franguelli donde se brinda una semblanza de Adolfo Doering: “Adolfo Doering fue realmente un maestro; porque maestro no es sólo quien mucho sabe, sino quien con sus palabras de estímulo y con su ejemplo ferviente, sin presunción y sin jactancia, sabe encender en sus discípulos la llama del entusiasmo en la consecución de ideales puros.” Continúa Franquelli haciendo una descripción de la relación entre Doering y su discípulo Ameghino: “... había sido Adolfo Doering quien sustrajera a Florentino Ameghino de sus recogidos soliloquios, de sus solitarias meditaciones, en la desamparada trastienda de la pobre “Librerilla del Glyptodón” … quien lo llevara a Córdoba como director del Museo Antropológico y Paleontológico de la Universidad de aquella ciudad … quien lo propusiera para el título de Doctor Honoris Causa, a fin de que pudiera ocupar la cátedra de Zoología en la Facultad de Ciencias Físico-Matemáticas de la misma Universidad Nacional … quien le facilitara fósiles y datos geológicos “preciosos”, como los califica el mismo Ameghino, y le acompañara en sus excursiones por los alrededores de Córdoba … quien publicara (a través de la Academia) su magna obra sobre los mamíferos fósiles argentinos, fruto de quince años de asidua labor.” Y creo que un tema interesante –sobre el cual insto a mis colegas a investigar- es que en el año 1921 escribe un libro, de 180 páginas, titulado “Reminiscensìas (sic) historico-etnograficas. I. Iberos y Euskaros y la misión civilizadora de la Iberia en tiempos prehistoricos”, editado por la misma Academia, hoy completamente inhallable (“casualmente”, sólo parecen registrarse cuatro ejemplares y todos ellos en bibliotecas universitarias estadounidenses, tres de las cuales pertenecen a la Masonería). Realmente creo que ese texto, de recuperarse, debe contener interesantes observaciones posiblemente alineadas con otro “revulsivo” investigador del pasado y de esa misma época: Florencio de Basaldúa. Por lo pronto, De Basaldúa y Ameghino mantenían estrecho contacto, y ya sabemos que Ameghino lo tenía con Döering. Porqué el inusitado y sorpresivo interés de este alemán volcado a la geología y fitozoología argentina vira hacia el “pasado no oficial” de los íberos resultaría inexplicable a menos que nos preguntemos si su vecindad con otro “hermano de iniciación” (Odilio Estévez, español) no lo puso en contacto con conocimientos reservados a unos pocos.
Y como si hubiéramos agotado las “felices coincidencias”, es precisamente en 1892 cuando Roberto Blahcke, ex oficial del ejército alemán asentado desde pocos años antes en lo que luego sería la próxima localidad de La Falda, constituye la empresa con la que daría inicio a la construcciòn del mítico “Hotel Edén”, que supiera ser décadas más tarde baluarte del nazismo en Argentina y con su propia historia de misterios…

El misterio de la iglesia

La postal del enigma

La postal del enigma

Conocida en círculos mistéricos como “la capilla neotemplaria” (especialmente por su diseño octogonal) ya hemos abundado en muchas preguntas sobre la misma en otros artículos. Repetiremos, si vale como referencia, que acreditados radiestesistas han detectado una línea de energía telúrica que se extiende desde la misma hasta… el cerro San Antonio, en Piriápolis, Uruguay, conectando esotérica e iniciáticamente estos dos enigmas por derecho propio –como se deduce del podcast cuyo enlace acompañamos- . Por lo pronto, voy a detenerme en un punto tan oscuro como esa “huella masónica” en el nacimiento del pueblito de leyenda.
Como dijimos, la “historia oficial” dice que el capitán español Ceballos, allá a fines del siglo XVII, construyó la primitiva capilla, de adobe y paja, que a princpios del siglo XIX fue reconstruida –por su avanzado estado natural de deterioro- de manera prácticamente idéntica y que aparece en las fotografías más antiguas, hasta que a fines del siglo XIX se comienza a construir la actual, inaugurada en 1908. Esto, hasta aquí, como parte de la crónica. Pero…
Pero hemos encontrado una postal familiar, de 1920, donde aparece la iglesia en avanzado estado de deterioro –mucho, mucho más de los pretendidos 12 años que tendría que tener- y donde de puño y letra del viajero que la envía se refiere a la misma como “antigua”. ¿Significa eso que la “actual” tuvo una construcciòn décadas anterior y se oculta la misma?. ¿Y porqué se ocultaría?.

Ampliación del vitral del frontispicio

Ampliación del vitral del frontispicio

 

Y aquí vamos el segundo misterio. Cualquiera que la visite, observará que se han cegado ventanas, reconstruido puertas, retirado vitrales en época imprecisa. Pero si se observa esas fotos antiguas, se verá que sobre las puertas existían flagrantes vitrales con cruces templarias. No sólo se retiran los vitrales: como para que no queden dudas, se ciega la arcada de los mismos.
¿Qué significa todo esto?. Saque el lector sus propias conclusiones: existen aún muchos indicios que seguir rastreando. Yo sólo pasé por aquí para arrojar un par de interrogantes al ruedo…

Captura con Google Earth. Inevitablemente octogonal...

Captura con Google Earth. Inevitablemente octogonal…

Vitral actualmente cegado

Vitral actualmente cegado

Otras ventanas cegadas

Otras ventanas cegadas

Posted in Esoterismo, General, Investigación OVNI, Política y Esoterismo | Etiquetado: , , , , , , , , , , , | 5 Comments »

CERRO URITORCO, CAPILLA DEL MONTE Y SUS MISTERIOS

Posted by Gustavo Fernández en 07-09-2014

CERRO URITORCO, CAPILLA DEL MONTE Y SUS MISTERIOS
con Gustavo Fernández

Sábado 6, domingo 7, lunes 8 de diciembre de 2014
(y un día más a elección…)

Objetivos: Para quienes hacen su primera travesía mística acompañados por Gustavo Fernández.
Muchos han señalado, en base a sus experiencias personales, que estas travesías son disparadoras de cambios en lo interno y lo externo.Podemos decir, con fundamento, que hay un “antes” y un “después”, donde las caminatas y ascensiones en lugares particularmente energéticos son de por sí disparadores de ese Cambio. Que alcanza a todos, con iniciación previa o sin ella, con conocimientos o sin ellos. Sólo por estar allí, y esforzarse.

Este es el cronograma:

La recepción se realizará a primera hora de la mañana en Capilla del Monte. Nos alojaremos en cálidas cabañas a pasos del centro del pueblo, en el paradisíaco “Pueblo Encanto”
caba_c3_b1aarbol_cfi0y2
Y realizaremos las siguientes actividades:

 
OLYMPUS DIGITAL CAMERASábado 6: Recepción y desayuno. Reunión informativa de objetivos. Luego del descanso, visitaremos Los Mogotes, ascendiendo el Paso del Indio, donde las tradiciones indican que se celebraba el Rito de Paso a la madurez espiritual. Al regreso y luego del almuerzo, recorreremos “Pueblo Encanto”, donde conoceremos los entretelones de la construcciòn de su castillo estilo español mudéjar en el siglo XIX y su simbología templaria y masónica, así como el adyacente “pucará” un centro ceremonial indígena, al que se le ha estimado una antigüedad de 8.000 años Para más info, ir a:

https://alfilodelarealidad.wordpress.com/2014/02/11/el-mensaje-esoterico-de-pueblo-encanto/

https://alfilodelarealidad.wordpress.com/2014/05/30/la-civilizacion-perdida-del-uritorco/

Noche libre.

1551726_688816027878056_460896506676247632_n

Domingo 7: por la mañana, excursión a Los Terrones, imponente panorama y enclave de fuerzas telúricas, y de allí continuaremos a las Grutas de Ongamira —a 40 kilómetros de Capilla— donde los indígenas “henia-Kâmiare” (mal llamados “comechingones”) realizaban sus rituales. Al regreso, cena grupal.

 

97101

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Lunes 8: Por la mañana, Ceremonia de Temazcal. Antes y después, Limpieza Espiritual Tolteca, en forma individual, a todos los asistentes. Almuerzo. Tarde libre. El Temazcal, o casa de vapor, es una ceremonia proveniente de las antiguas culturas nativas de México y Norteamérica. Representa el vientre de nuestra Madre Tierra. En la ceremonia se utilizan piedras calentadas al rojo vivo (reactivando así el calor guardado en las rocas cuando formaron parte de las entrañas de la tierra) en las cuales se vierte infusiones de agua con plantas aromáticas y medicinales.
Apreciado por sus efectos relajantes, tonificantes y terapéuticos en lo físico y psicológico. Sus efectos terapéuticos son benéfico para artritis, artrosis, reuma, lumbago, enfermedades autoinmunes, problemas gastrointestinales y bronquio-pulmonares, diabetes, problemas de piel y depresión, trastornos circulatorios. En lo espiritual expande la conciencia, fortalece la voluntad y desarrolla el Guerrero Interior, limita a la Sombra de nuestro inconsciente.

 

Info sobre Temazcales: http://movimientochamanico.wordpress.com/temazcales/

Martes:: a la mañana, luego del desayuno, se da por concluida la actividad. Quines asi lo dispongan podrán emprender el regreso. Quien desee permanecer, puede optar tanto por el día libre como por hacer en grupo el ascenso al cerro Uritorco (mínimo 4 personas)

En todo momento, los asistentes tendrán libre e irrestricto acceso al Laberinto de Cuarzo, primero en su tipo en el mundo:

Más info sobre el Laberinto: https://alfilodelarealidad.wordpress.com/2012/09/25/el-unico-laberinto-de-cuarzo-del-mundo/

Importante: el orden (no la naturaleza) de las actividades puede variar por razones metereológicas, de número de inscriptos o todo motivo que se estime conveniente.
NO incluye pasajes hacia y desde Capilla al punto de origen.

Incluye: Desayunos, una comida diaria, alojamiento (en cabaña, compartiendo comunitariamente), peajes, traslados hacia y desde los lugares de práctica, aranceles de actividades.
Único arancel total: $ 2.900
(Dos mil novecientos pesos argentinos)
Días sábado, domingo y lunes
Día Martes (extra opcional) $ 450
(Cuatrocientos cincuenta pesos argentinos)
Alojamiento, desayuno del miércoles (antes del check out) y desayuno + una comida son las prestaciones del día extra. Aranceles de Uritorco -eventualmente- aparte.
Fecha límite para reservar: 10 de noviembre de 2014

Informes e inscripción: caintegral@yahoo.com.ar
Enviar un mail con datos personales (nombre y apellido completos, domicilio físico, teléfonos, fecha de nacimiento y detalle de la medicación –si se emplea–) .

Su reserva estará realizada sólo con depósito del 50 % del total
Saldo: al momento de la partida.

Desde Argentina:
Banco de la Nación Argentina
Caja de Ahorro nº 2650-3907270516 (Sr. Alberto Enrique Marzo)
Para transferencia electrónica (E-banking):
CBU: 01103906 – 30039072705165
CUIL: 20-21512438/0
Desde el exterior:
Mediante transferencia por Western Union a nombre de:
Apellido: Fernández
Nombres: Gustavo Mario
Calle 9 de Julio 162, 6to D
Paraná
Entre Ríos
Argentina

(detallando por email el número de transferencia otorgado y nombre completo de la persona que hace el envío, así como localidad desde la cual se hace, código postal y un teléfono de referencia).

Informes: caintegral@yahoo.com.ar

Posted in Vivir Mejor | Etiquetado: , , , , , , , | 2 Comments »

El mensaje esotérico de Pueblo Encanto

Posted by Gustavo Fernández en 11-02-2014

  Cuando en 1885 el conde español Odilio Estévez decidió iniciar en lo que luego se llamaría “Pueblo Encanto” (Capilla del Monte, Córdoba) la construcción de su residencia, seguramente tenía en mente algo más que una opulenta finca para vivir junto a su esposa e hija adoptiva seis meses al año (la otra mitad transcurría en Europa). La fastuosidad del lugar, aún para cánones modernos (y mucho más en una época en que la localidad serrana era apenas un villorio perdido en la Naturaleza), que supo contar con la primera usina eléctrica del país y la novedad asombrosa del teléfono –entrado el siglo XX– había sido también el reducto ideal de otros intereses, menos materiales y más en consonancia con el lugar. En efecto, Estévez (y suponemos un grupo selecto de cercanos conocedores) habían elegido un sitio donde desde tiempo inmemorial, pero quizás ya unos seis milenios antes de Cristo, los originarios pueblos autóctonos lo usaban para celebrar tanto rituales iniciáticos como prácticas vinculadas al impacto material de principios espirituales: el inmediato “pucará”, o centro ceremonial indígena, casi al pie del imponente Cerro Macho o Uritorco, donde convergen líneas de energías telúricas que comienzan a ser desbrozadas por los geobiólogos, potenciaba el pragmatismo de hombres con iniciativa no sólo económica sino también tras la búsqueda de las fuentes de Sabiduría.
En su “castillo”, que hoy en día el visitante puede recorrer bajo la guía de expertos conocedores, encontramos a cada paso las huellas de una funcionalidad esotérica; esto es, desde los espacios aptos para prácticas mistéricas hasta la presencia omnipresente del simbolismo alegórico, que con su develación racional sugieren al visitante ocasional o huésped permanente la conexión de nuestro Ser con el Todo.
Porque en esta maravilla arquitectónica –quizás hasta hoy injustamente fuera de los grandes circuitos turísticos– la admiración ante el portento de su construcción (Estévez supo traer treinta familias de Europa para su erección, quince de las cuales continuaron tras su finalización a su servicio permanente, importando la totalidad de los materiales –excepto rocas y arena– así como el mobiliario del Viejo Continente) no cede ante la profundidad de las enseñanzas que como en una ciclópea biblioteca tridimensional nos susurran sus paredes a cada paso. De manera tal que los invitamos a un fugaz repaso por algunas de estas enseñanzas.
Comencemos por el propio acceso, una magnífica escalinata de 7 gradas, divididas por un descanso en dos grupos, uno de 3 peldaños, otro de 4. En la Numerología mística, el 7 es el número de la Perfección Divina, pero, como se trata de una escalera, indica que el hombre también puede ascender a ella, si primero sube 3 (la Trinidad, es decir, el esfuerzo intelectual por ascender intelectual y moralmente hacia lo Alto) y sólo cuando se encuentra a sí mismo en su condición divina (el descanso) podrá actuar sensata y humanamente sobre el Mundo Material (el 4) creando su propia realidad, expandiéndose en el mundo cotidiano de forma armónica, es decir, sin vulnerar, sin expoliar, sin explotar seres y recursos. Alcanzada esta 1etapa, puede continuar su Camino (ascenso) por cualquiera de las dos escalinatas de 11 gradas (el 11 es un Número Maestro (son tres: 11, 22 y 33) siendo en este caso el del Maestro que deja huellas en el Mundo Cotidiano, el que enseña, el que emprende, el que crea el marco idóneo para que otros prosperen). Pero estas escalinatas de 11 escalones se abren a izquierda y derecha y en uso del natural Albedrío, es el hombre quien elije: o el Sendero2 de la Mano Derecha, el de ayuda a los demás, el del servicio, el de la solidaridad; o el Sendero de la Mano Izquierda, el del fructificar en el egoísmo.

3    El desarrollo de esta escalinata enmarca una fuente de mosaicos y azulejos azules y blancos (colores que son símbolos de la claridad intelectual y la pureza de intenciones) con un León del cual supo brotar agua (expresión de los valores esenciales que nos dan vida). Este León volverá a aparecer en nuestra recorrida, y no es un signo menor: esotéricamente, es Mitra, el Cristo Solar antecesor del Cristo Jesús o, mejor aún, la imagen arquetípica cósmica que el Rabí expresaría en su paso4 por este mundo.

En el centro de su patio con reminiscencias andaluzas, un “yantra”, típico mandala hindú donde un círculo se inscribe en un cuadrado, recuerda que el hombre (el cuadrado, es decir, el número 4) lleva un dios dentro de él (el círculo, imagen de Dios, al 5que admirablemente definiera René Descartes como “Dios es un círculo cuyo centro está en todas partes y su circunferencia, en ninguna”). Y en los arcos que soportan los peristilos, el Sello de Salomón (conocido también como la estrella de David) donde el triángulo descedente es Dios que corre al encuentro del ser humano que lo busca (el triángulo ascendente).

6  Si observamos el castillo desde su parte trasera, veremos que nuevamente está presente la escalinata de 11 peldaños (recordemos, un Número7 Maestro)…

… así como en el patio cubierto (hoy, cerrado con puertas y ventanas vidriadas por quien tuvo la visión de recuperarlo, su anterior propietario, el poeta y productor radial y televisivo Sebastián Alejandro Lusianzoff) el típico estilo “mudéjar” o arábigo de no representar –por considerar idolátricas– imágenes humanas o animales se convierte en una estilización conviviente con simbología fuertemente cristiana (la Flor de 8Lis, símbolo que en los últimos dos mil años representa a la Virgen María pero que, en puridad y de acuerdo a sus más remotos antecedentes, es el emblema de la Gran Diosa, la manifestación femenina de un Dios que por su propia condición no puede ser un “él”, masculino, sino un hermafrodita que encierre la dualidad masculino y femenino, es decir, la expresión de la polaridad de opuestos complementarios) enseñándonos también que la Verdad no puede ser propiedad de una específica ideología espiritual.9

Quizás pasaríamos rápidamente por este hall si no nos obligara a detenernos la supranatural belleza de los azulejos horneados al cobre que rutilan en el 010lugar con una luminosidad exótica, antes de ingresar al salón principal…

… que merece una atención particular. En primer lugar, su planta, en forma de “L”. Esto no es casual. La “L” representa los 2/3 de un triángulo rectángulo, aquél que Pitágoras codificara en su famoso teorema,011 base de la Escuela Pitagórica que buscaba las correspondencias geométricas de la naturaleza con la Divinidad, es decir, la Geometría Sagrada. El triángulo rectángulo es la representación gráfica de la “sección áurea”, o “número de oro” (1,618) que los conocedores llaman la Divina Proporción, la Cifra de Dios en el Universo. Este salón tiene varias características 012sugestivas: dos leñeros u hogares, uno, con el escudo de armas de la familia (donde otra vez conviven en armonía los símbolos cristianos y musulmanes), “profano”, es decir, para su uso funcional. Por supuesto, en todo el lugar llama la atención el piso, hecho de baldosones alternativamente blancos y negros, la masónica sugerencia de que caminando por la vida el hombre da un paso en la Luz y otro en la Oscuridad.013

Desde el techo, pende una bella lámpara ornamentada con un águila bicéfala, una de cuyas cabezas mira al Pasado, y la otra al Futuro.

013    Para pasar, entonces, a lo que con propiedad podríamos llamar el Gran Oriente, un espacio, ahora sí, no “profano” sino “sagrado”. Por ello hay otro hogar, innecesario en un salón de esas dimensiones para calefaccionarlo porque bastaría con el primero, y sin duda con otra función: la de ser empleado en las “tenidas” o reuniones de Logia. Aquí vuelve a aparece el León mitraico, en un leñero hecho con la combinación de los minerales energéticamente más característicos de la014 región: cuarzo, feldespato y mica. Es difícil no detenerse frente a la imagen, deslizar con suavidad las manos por su relieve y no percibir una sutil energía que parece emanar del mismo. Pero a la mente analítica llama entonces la atención las dos columnas que 015ornamentan al hogar a cada lado; en efecto, simbolizan las dos columnas que dan entrada al templo masónico, las que el arquitecto Hiram supo erigir a la entrada del Templo de Salomón y darles nombres propios: Joachim y Bohaz.

Guardas plenas de simbolismo alquímico orlan las paredes. La estrella de cinco puntas o pentáculo, el trisquelion, sugieren connotaciones que exceden lo estilístico.

016 Dos ámbitos parecen desprovistos de connotaciones esotéricas: el primero de ellos, un 017pequeño vestíbulo de distribución con bellas escaleras torneadas que conducen, hacia el subsuelo, a una sala de recreación y, hacia arriba, a la capilla personal de la señora Rosario de Firmat, esposa del conde y devota católica. La convivencia de ambas vertientes espiritualistas es una prueba más del eclecticismo del conde, característica particular de los masones y general de los esoteristas.

La otra sala tiene connotaciones más cercanas en el tiempo. A la tenue y mágica luz del atardecer, estando de pie en lo que fuera el escritorio privado del poeta Lusianzoff, 018observando sus fotografías con celebridades, sus escritos, repasando sus poemas, la presencia del bardo aún nos conmina a sintonizarnos más

El poeta Sebastián Alejandro Lusianzoff

El poeta Sebastián Alejandro Lusianzoff

emocionalmente que historiográficamente con el poder imanente al lugar.

La galería de la condesa. Desde ella, se admira el parque privado donde reposaba en las tardes cordobesas.

La galería de la condesa. Desde ella, se admira el parque
privado donde reposaba en las tardes cordobesas.

La fuente a la entrada del castillo, desde la galería de la condesa. Supo estar rodeada por numerosas representaciones de batracios que arrojaban agua. Lamentablemente, por haber sido sus cabezas de oro, fueron expoliadas en tiempos recientes.

La fuente a la entrada del castillo, desde la galería de la condesa.
Supo estar rodeada por numerosas representaciones de batracios
que arrojaban agua. Lamentablemente, por haber sido sus
cabezas de oro, fueron expoliadas en tiempos recientes.

La sala de recuerdos atesora objetos muy cálidos para los memoriosos. De la amistad entre el poeta y aquella gloria del cine nacional que fuera don 023Enrique Muiño persiste por ejemplo el poncho que el actor usara en la inolvidable película “La Guerra Gaucha”. A la derecha: en el patio andaluz, los detallistas y delicados mosaicos del piso están plenos de alegorías.

Estévez –decíamos– no eligió este lugar por sus bellezas naturales sino conciente de las propiedades específicas del sitio. Quien conoce en profundiad los códigos secretos que en muchas edificaciones sudamericanas han cifrado alquimistas y esoteristas, no puede dejar de percibir un “eco” de otro castillo, pero esta vez de 024Francisco Piria, acaudalado empresario uruguayo, alquimista y también esoterista, miembro de la Orden de Heliópolis que en 1932 acometió la fundación de una bellísima ciudad: Piriápolis. En su castillo, donde Piria residía sólo una breve temporada por año, 025también se llevaban a cabo prácticas místicas. Y la correspondencia energética entre ambos lugares –recordemos aquella “línea ley”, o línea energética que vincula Capilla del Monte con Piriápolis– aún con las décadas de diferencia entre una y otra erección, nos sugiere una relación, quizás no de individuos, pero sí de hermandades.

En efecto, Piriápolis, ciudad profundamente mística, donde la simbología alegórica también está reproducida en sus 026grandes edificios fundacionales, en sus aceras y plazas públicas, estudiosos de todo el mundo convergen para celebrar sus rituales y prácticas aprovechando esas peculiaridades espirituales del lugar, a sabiendas de que están aprovechando también la resonancia con otros puntos energéticos del planeta donde Capilla del Monte es uno de los principales. Pero, claro, eso lo sabían los indígenas comechingones miles de años atrás, y por ello se anticiparon en milenios erigiendo su propia “catedral mistérica”: el Pucará de Pueblo Encanto. Allí, “anclaban” al Universo para su reorganización espiritual y psíquica. Pero eso, es otra historia.

Posted in Arqueología Revisionista, Esoterismo, General, Revisionismo histórico | Etiquetado: , , , , , , , | 10 Comments »

LA EXPERIENCIA INICIÁTICA DEL LABERINTO

Posted by Gustavo Fernández en 28-11-2013

    Lejos quedaron aquellos tiempos. Largo, el camino recorrido. Duro, con avances y retrocesos, idas y vueltas, desorientado creyendo estar a punto de encontrar la salida pero no, otra vez un recodo y de nuevo casi en el punto de comienzo.

De mi andar como esoterista, hablo. Un andar que tuvo uno de sus primeros pasos con mis impetuosos dieciocho años en un instituto parapsicológico de orientación rosacruz. O un instituto rosacruz de orientación parapsicológica, qué más da. Cuando un servidor transformaba casi cada clase seguida por mis condiscípulos con fruición demasiado crédula para mi gusto en un debate despiadado en busca (yo) de “sentido común” y racionalidad. Años tardé en comprender que no podía exigir cartesianismo en el imperio de lo metafísico, y perdono con melancolía y nostalgia a esa gente bienintencionada que trataba de impartir una formación para la cual carecían seguramente de idoneidad.

Era yo un adolescente, aún incipiente alumno de una Parapsicología que se pretendía “científica”. Y como la función hace al órgano (dicen, yo no lo creo) proceder con actitud científica me transformaría en uno. Iluso de mí.

¿Estados superiores de conciencia? Ilusiones. ¿Dimensiones paralelas? Alucinaciones. ¿Entes espirituales? Cosa de ignorantes. El ignorante, obvio, resulté yo. Fue cuando me cayó la ficha esotérica, cuando la Causalidad me embocó un gol estando en posición adelantada y el barbado Árbitro no lo vio. Cuando me di cuenta de que me había pasado la mayor parte del partido puteando a la hinchada contraria y de espaldas a la cancha mientras el Mago, tomándose los medievales calzones con una mano para no hacer el papelón de enredarse al darle de puntín al balón, me convertía un corner que aún hoy lo miro por TV.

Uno busca lleno de esperanzas…

… el camino que los sueños prometieron a sus ansias, dice el tango. Y el Camino aparece. Jalonado, en mi caso, de experiencias, vivencias, anécdotas, descubrimientos, paisajes (de este mundo y del otro), bastante Conocimiento y, quizás, algunas píldoras de Sabiduría. Y errores de bulto. Como suponer que ese camino es lineal, recto como una flecha, desde el aquí, la ignorancia supina en lo Trascendente, hasta el “allá”. O Más Allá. Que no es que te publiquen en la hispana revista, obvio, sino vislumbrar la Verdad. Tocarla un momento. Vamos, por lo menos husmearla con epicúrea sensualidad hermética. Pero como decía mi querido y finado abuelo gallego: “la cuestión es joder”. De recto, nada. La alguna vez soñada autopista al Saber Espiritual que supuse como diseñada asépticamente por un poco imaginativo dibujante con Autocad, más bien parece haber sido pergeñada por un M. C. Escher borracho y con cólicos renales. Porque se retuerce sobre sí mismo, me trae y me lleva, creo haber encontrado la salida pero no, ya lo dije, y giro y giro y giro y no tengo veleidades de Pomba Gira. Hace más de treinta y cinco años que entré al Laberinto y aquí estoy, todavía.

Pero algo ha pasado conmigo. Este Laberinto es como un retorcido alambique de la vida que sublimó alquímicamente la mía, la que entró como grano y sal de la tierra y hoy es licor espirituoso.

Así que, después de todo, uno aprendió algunas cosas. Por ejemplo, que afinando la percepción en el lugar y el momento adecuados podemos asomarnos a la claraboya de Otra Realidad. Y una de esas claraboyas es el trabajo con laberintos.

Jangadero del No Tiempo

“Jangada” se llama en Argentina al conjunto de troncos de árboles, apenas atados entre sí, que hacheros y leñadores del norte mesopotámico[1] echan a las aguas del río Paraná para enviar a los aserraderos casi sin gastos de flete. Y “jangadero” es el valiente que en precario equilibrio sobre uno de esos troncos y con una larga pértiga los conduce. Los jangaderos son, además, conocidos por su habilidad para evadir los peligrosos remolinos en el agua. Que, en el río Paraná, son llamados “remansos”, lo que es muy gracioso porque de “re – mansos”, nada. Nada de nada, quiero decir, porque en un remanso (remolino) no se nada. Se hunde. Uno.

100_3618  Así que cuando visiten Capilla del Monte y quieran conocer un “remolino” de energías, un “vórtice” a otras percepciones… allí les espera El Laberinto de Cuarzo.

La idea fue mía, alguna vez. Se la propuse al amigo Carlitos Lusianzoff, propietario de “Pueblo Encanto”, Capilla del Monte, Córdoba, Argentina, cuyo castillo estilo morisco y su Pucará de innominada antigüedad ya han sido nota en “Al Filo…” en otras oportunidades. En puridad, mi idea había sido, simplemente, aprovechar el lugar y trazar un labrtinto. Carlos, gemólogo de alma al fin, no pudo con su genio y decidiò que fuera de cuarzo. Así resultó esto. El único Laberinto de Cuarzo del mundo, del que hemos sido padres. Bah, yo padre, Carlos, madre. Porque hacerlo fue para él y su gente todo un trabajo de parto.
Seis meses esperando que llegaran en camiones las cargas de gigantescos trozos cuarzíferos de distintas procedencias de nuestro dilatado país. Porque había que demarcar en base a mi diagrama el lugar, nivelarlo, colocar pedestales de madera para que los cuarzos no tocaran el suelo (y así se descargaran). Y no podían ser cuarzos pequeños, según el gusto del dueño de casa. A su vez, todo armonizado con un gigantesco octógono de tremendos cuarzos regulados de modo que queden todos en un solo plano –algo complicado en terreno inclinado- a la altura de aproximadamente la cabeza del viandante… Allí se realizan100_3620 estas experiencias.
.
Transitado idealmente en horario nocturno, consiste en recorrer aquél en forma individual y grupal, en estado levemente meditativo, reuniéndonos en grupos de tres al llegar al centro y tras el recogimiento a partir de una oración, emprender el regreso
Pero ahora quiero llevar la atención del lector en otra dirección, que tiene que ver con el “adentro” (quizás no tan fenomenológica y visualmente impactante como el “afuera”, pero mucho más transformador) de cada uno. Las vivencias en el laberinto.

Es muy interesante. Hagan la experiencia y cotejen sus sensaciones con otros; verán que son prácticamente calcadas. Desorientación, confusión, crees estar llegando al centro pero das un recodo y estás proyectado otra vez cerca de la periferia. Más aún, de noche y con el efecto estroboscópico de los “flashes” de las cámaras, el sentimiento sumado era de ansiedad, 100_3762hartazgo, impotencia: otra vez parece que llegaste al meollo, y otra vez las vueltas del camino te alejan. ¡Tan sencillo, tan breve que parecía desde fuera! ¡Tan petulante tu sonrisa cuando supusiste que en aburridos instantes llegarías al centro! Y allí estás, el tiempo pasa, te enojas, te angustias y claro, te desorientas y confundes más.

100_3622  Y de pronto, casi con un golpe de iluminación que no fue un flash disparado en tu rostro sino brotando desde lo profundo de tu corazón, te das cuenta que esto que estás haciendo se parece a algo. ¿A qué? A la propia vida. ¿Cuántas veces te metes en situaciones que vistas desde afuera parecen tan simples pero se transforman en bretes insalvables, confusos, erráticos? Mira en tu corazón ahora: ¿cuántas situaciones de tu vida, hoy, parecen laberínticas, sumiéndote en desorientación y confusión?

Entonces llega la impaciencia y el enojo. Decides saltar tiempos y cortar camino a través, cosa de salir de allí cuanto antes. No sé tú, pero yo… hablaba ahora del laberinto. Quizás tú lo hacías de la vida.

100_3625  Vale, porque uno es reflejo microcósmico de la otra. Pero caminas el laberinto y aceptas que tu guía, instructor o amigo te mire con algo de sorna y mucho de censura si pasas a través de las piedras. Así que en un acto de voluntad decides seguir, como dice otro tango, yira que te yira a través... del laberinto.

Y de pronto ocurre. Te ocurre. Ya no te sientes molesto, ni impaciente, ni confundido. Sólo te dejas fluir. Sientes que eres Uno con el Laberinto. Y el paso de los minutos te encuentra diferente. Sorteas el laberinto como un jangadero el “remanso” que es en verdad remolino, sabiendo que sólo cuando llegues al centro, al meollo, al fondo, es cuando comenzarás a salir. Y descubres que ello se aplica, literalmente, en la vida. Pero no es ahora ya más, nunca jamás, mera especulación o filosofía de café. Es experiencia incorporada, para la que te has entrenado y estás dispuesto. Bienvenido al Conocimiento, 100_3761jangadero del No Tiempo.

Referencias:

[1] Argentina tiene su propia “Mesopotamia”. Se trata de la región constituida por las provincias de Entre Ríos, Corrientes y Misiones, rodeadas por los ríos Paraná, Paraguay, Uruguay y De la Plata. La expresión “región mesopotámica” se aplica por extensión a las vecinas provincias de Santa Fe, Chaco y Formosa.

Posted in Esoterismo, Psicología Esotérica | Etiquetado: , , , | 8 Comments »

 
A %d blogueros les gusta esto: