AL FILO DE LA REALIDAD .com.ar

Ovnis, Civilizaciones Desaparecidas, Parapsicología y Esoterismo.

Posts Tagged ‘Francisco Piria’

Finalizó un nuevo Retiro de Alquimia Espiritual en Piriápolis (Uruguay)

Posted by Gustavo Fernández en 04-04-2017

Una vez más, viajamos con uno de nuestros grupos a la mística ciudad fundada por el alquimista y esoterista Francisco Piria donde, como ya es tradicional, visitamos los distintos “centros de poder” -integrados magistralmente a la urbanizaciòn por ese increíble personaje que fue su fundador) junto al experto local en Geobiología y Templarismo Carlos Rodríguez. Así, el cerro de la Virgen, la Fuente de Venus, el cerro el Toro, el palacio de Piria, la Iglesia Negra, el Argentino Hotel, la Comunidad del Drago, el castillo Pittamiglio fueron testigos de un verdadero recorrido iniciático, con prácticas de meditaciòn, armonizaciones energéticas y “navegaciòn espiritual” incluidas.

También nos desplazamos a la ciudad de Punta del Este, donde en su Iglesia de La Candelaria y el Templo a Cielo Abierto de la Rosa de los Vientos realizamos las prácticas de rigor.

Un grupo entusiasta, proactivo y dinámico, co-coordinado por la amiga y referente en Uruguay Giselle Erba (sin cuyo esfuerzo esto no hubiera sido posible), para compartir cuatro días plenos de aprendizaje y buena energía.

Un nuevo objetivo cumplido. ¡Gracias a Patricia Sahades, Graciela Enrico, Estela Díaz Mainero, Sara Pirez, Rosa Puglia, Jorge Guaraglia, Carlos Rodríguez!

Si querés conocer más sobre los misterios del lugar, te invitamos a acceder a los siguientes enlaces:

https://alfilodelarealidad.wordpress.com/2016/02/04/los-misterios-alquimicos-de-piriapolis/

https://alfilodelarealidad.wordpress.com/2013/08/13/el-castillo-de-un-alquimista/

https://alfilodelarealidad.wordpress.com/2011/12/13/una-correspondencia-radiestesica/

https://alfilodelarealidad.wordpress.com/2011/04/16/afr-n%c2%ba-73-los-misterios-de-piriapolis-y-la-alquimia-interior/

https://alfilodelarealidad.wordpress.com/2016/12/13/alquimia-llego-el-momento-de-experimentar/

https://alfilodelarealidad.wordpress.com/2013/08/08/montevideo-esoterico-2/

Crédito de la foto: Giselle Erba

Posted in Esoterismo, Psicología Esotérica, Revisionismo histórico | Etiquetado: , , , , | Leave a Comment »

“Objetos de culto”, ¿tecnología extraterrestre o de civilizaciones desaparecidas?. El secreto milenario de las Sociedades Iniciáticas

Posted by Gustavo Fernández en 10-01-2017

Para ahorrar ansiedades al lector, comienzo resumiendo lo que expondré en este artículo: ciertos “objetos de culto” de naturaleza inmemorial no aparecieron como tales desde su origen, sino simbolizan, representan o replican (que no es lo mismo) objetos de “uso tecnológico”, diseñados ya sea por avanzadas civilizaciones hoy desaparecidas, ya sea por legado o herencia de tecnología de eventuales visitantes extraterrestres en esa misma, innominada antigüedad. Y fueron las Órdenes y Sociedades Iniciáticas, paralelamente a las Iglesias (más allá de cultos y religiones, que tampoco es lo mismo) las que les conservaron, pero mientras las últimas olvidaron su uso primigenio –o lo limitaron a una élite- las primeras sostuvieron transversalmente entre sus miembros, cuando menos a partir de ciertos Grados, ese Conocimiento.

         Antes de avanzar, lo expuesto me obliga a sincerar una convicción personal: cierta Sabiduría no es, aún hoy, para cualquiera. Pero otra cierta Sabiduría sí lo es, y se le está negando al común de los mortales. Apliquemos este argumento a lo expuesto en el párrafo anterior. Un Hermano de grados inferiores de una Orden cualquiera puede estar leyendo en este momento estas líneas y diciéndose, sinceramente, “lo que soy yo, no tengo la menor idea sobre el origen de tales herramientas” (un Iniciado no les llamaría “objetos de culto” excepto en una charla con profanos). Y eso será así, precisamente, porque en su grado aún no ha llegado (para sus superiores) el momento que lo sepa En cambio, un Hermano de grados superiores estará leyendo esto y preguntándose dónde quedó mi sensatez al divulgarlo. Bien, mi sensatez se construye sobre esto: no es este momento histórico, con sus luces y sus sombras, el siglo XVIII, o el siglo VI A.C., también con sus luces, también con sus sombras. El advenimiento de la Era de Acuario, el despertar de las corrientes de la Nueva Era, el tan mentado “salto cuántico” de consciencia, el crecimiento de las democracias, la educación, esta Internet; todo señala que esta humanidad está más madura (no vengan a mencionarme los criminales de siempre, precisamente, porque siempre los hubo) para abrirse a nuevas Sabidurías. Así, muchas cosas que debieron estar ocultas en el pasado hoy ya no ameritan estarlo. Y las Órdenes y Sociedades Iniciáticas deben comprenderlo: si en el siglo XXI se empecinan en mantener secretos inmutablemente como hacían hace doscientos o dos mil años, les guste o no eso significa que dejaron de ser Órdenes y Sociedades Iniciáticas y degeneraron en cultos, seudo religiones, meras creencias e iglesias ersatz. Porque la Esencia de la Iniciaciòn es que el Ritual es absoluto pero el Conocimiento relativo y dinámico. Cualquier otra cosa es disfrazar de sociedad esotérica una actitud sectaria. Y una sociedad tal, hoy en día, debe tener la inteligencia de discernir qué reservarse y de qué ser legítimo y pionero vocero. La decadencia palpable de muchas logias conservadoras subyace en la insufrible pedantería de sus miembros de creerse especiales sólo por membresía. La fuerza arrolladora y transmutadora de otras alienta en el espíritu de transformación de sus miembros.

         Dicho lo cual, enfrentamos el desafío del título del artículo. Aquello que en Esoterismo se llama tanto “herramientas”  como “armas” –quizás en esas denominaciones esté implícita mi suposición- como “objetos de culto” u “objetos sagrados” por parte de las religiones, tuvieron en el origen otra razón de ser.

         Ciertas asociaciones de pensamiento pueden hasta parecer ingenuas, pero son a su vez aleccionadoras. Fue el propio Erich Von Däniken, no recuerdo en cuál de sus libros, que sugirió que este inciensario enorme (casi un

Inciensario en Museo de Cuernavaca

Inciensario en Museo de Cuernavaca

metro de altura) que yo mismo he estudiado en el Museo de Cuernavaca, México (que ocupa lo que fuera la hacienda de Hernán Cortés en la aldea de Cuauhnáhuac –luego devenido en

Toberas

Toberas

“Cuernavaca”-) era enormemente parecido a las toberas de un cohete.

Es “obvio” que las tres toberas mexicas fungen de patas del inciensario. Tan obvio, dirá alguno, como que la gran semejanza es sólo eso: semejanza, no identidad. De acuerdo, peor convengamos que es llamativo.

O como los ooparts (“out of place artifacts”: “artefactos fuera de lugar”), esos objetos que

Martillo en el Cretáceo

Martillo en el Cretáceo

Réplica de computadora

Réplica de computadora

no corresponden al contexto temporal en que fueron hallados, como el martillo hallado en una mina de carbón en Austria, en un estrato geológico de treinta millones de años de antigüedad.

Réplica de computadora

Réplica de computadora

O la “computadora” astronómica hallada en el mar, frente a la isla griega de Anthykitera (reconstrucción).

Desde la perspectiva que propongo aquí, entonces, los “objetos de culto”, entonces, serían “ooparts sacralizados”. Y en beneficio de minimizar la extensión de esta nota, voy a centrarme en uno: el pilar místico egipcio o “Djed”

 El Djed

djed2Se trata de un pilar, que, según el academicismo ortodoxo “puede” representar la estabilidad del reinado, o “quizás” la columna vertebral de Osiris. Los textos arqueológicos están repletos de esos “supuestos” lo que, al parecer, no les inhibe de presentarse como “explicaciones científicas”. Lo cierto, lo concreto, es que nada se sabe con certeza de su finalidad. Ya presente en épocas de reyes tinitas, se supone que es sobreviviente de un “culto prehistórico”, lo que sólo habla de su innominada antigüedad.

Con respecto a ésta, he estado compilando de distintos textos hasta dónde se remonta la historia “censada” de Egipto, es decir, aquella a la que hacen referencia historiadores de la antigüedad egipcia, griegos y romanos, bajo la premisa de que si se anota tan meticulosamente el número de años, es que, aunque más no fuere por transmisión oral –ya que se supone esos tiempos se sumergen en épocas en que no existía aún la escritura jeroglífica, mucho antes de las Pirámides- es que esos tiempos sí existieron y con una importancia tal en el recuerdo que valió la pena conservar esa cronología.

Así, convirtiéndolos en años gregorianos, y admitiendo que se trata de cifras que nuevos descubrimientos pueden volver a modificarlas, tenemos, en orden a los reinados (conocidos históricamente o “mitológicos”, que e suna forma perversa de llamar a la memoria de los ancestros transmitidas por las Tradiciones):

djedMenes I, llamado “El Tinita” (por ser oriundo de la conocida pero aún no hallada ciudad de Tinis) reinó hasta el 3100 AC. Antes, fue el período de los Shemshu Hor, los “Seguidores de Horus”, durante 5.813 años. Previamente hubo diez reyes de Tis durante 350 años. Fueron anticipados por treinta reyes de Menfis durante 1790 años. Se habla de “unos reyes” (?) otros 1817 años, antes de los cuales los “Héroes” gobernaron durante 1.255 años.

¿Y antes?

Los “Dioses” caminaron sobre la Tierra, y gobernaron a la incipiente raza egipcia. Y dejaron de hacerlo según esta cronología en el 14.125 AC.

Es decir, hace más de dieciséis mil años.

Cruz ankh con djed

Cruz ankh con djed

 Volviendo a nuestro tema, el Djed, entonces tiene, como mínimo, cinco mil años. Y seguramente muchos más. No es extraño entonces que se haya extraviado su sentido de uso original. Y perdido el mismo, y a sabiendas que la civilización, cultura, tecnología egipcia han involucionado, y no evolucionado con el tiempo, es esperable que lo que una vez fuera una “herramienta” terminara siendo un “objeto mágico” y, como tal, absorbido por los cultos que conservaron su continente ignorantes de su contenido.

Aún en frisos antiquísimos, como el de la “bombilla de Shakkarah”, se observa que si bien en el mismo queda reducido a ser un simple apoyo o soporte de ese tan extraño artilugio (que muestra dentro de lo que parece una cubierta transparente una “serpiente luminosa”) es precisamente ese empleo como tal el que le resta significado sacro y lo transforma en “instrumento”. Acompañamos aquí el friso original y una representación artística, quizás un tanto exagerada, aunque vaya uno a saber…

Bombilla de Sakkara

Bombilla de Sakkara

De todos modos, otros “pilares” (como el “hombre inoxidable” de Alemania, de que hay

"Hombre inoxidable" de Alemania

“Hombre inoxidable” de Alemania

registros ya a principios del siglo XVI pero ciertos estudios de restos orgánicos en su entorno hacen suponer que está allí desde el 400 AC, “casualmente”, la misma antigüedad provisoria que se le adjudica al “obelisco inoxidable” de hierro de Qoubt Minar, en Delhi, India y que, como el anterior, aunque el indio tiene unos veinte metros de altura y el “hombre de hierro” sólo 1,20 mts, ambos están enterrados prácticamente otros iguales treinta metros bajo el suelo) seguramente han tenido un empleo más allá de lo simbólico y religioso. De hecho y extrapolando, es posible que aún los mismos obeliscos egipcios fueran gigantescas “agujas de acupuntura” ubicadas ya sea sobre puntos geopatógenos, ya sobre “líneas Hartmann” (a propósito; creo que está faltando un buen relevamiento radiestésico de los Ç”sitios sagrados” o “sitios de poder”, y su relaciòn causal. Cito, como modesto antecedente, el que yo mismo he hecho, aquí, en la gruta del Padre Pío frente a la estancia “La Aurora”, en la República del Uruguay.

Reconstrucción artística

Reconstrucción artística

En consecuencia y para continuar con esta línea de aproximación, proponemos tres pasos:

"Hombre inoxidable" de Alemania

“Hombre inoxidable” de Alemania

  1. asumir el compromiso, durante los próximos meses y de acuerdo a un trabajo conjunto del Instituto Planificador de Encuentros Cercanos (IPEC) y el Centro de Armonizaciòn Integral (CAI) de Argentina, de construir réplicas de “djeds” y experimentar desde un paradigma radiónico, informando los eventuales resultados.
  2. Invitar a quienes deseen colaborar a crear un “banco de datos” virtual de “objetos de poder”, “objetos sagrados” o “herramientas mágicas”, accesible libremente, para servir de fuente de futuras experimentaciones.
  3. Invitar a las Órdenes y Sociedades Iniciáticas que se sientan en libertad de compartir con profanos algo de sus Conocimientos, especialmente los relativos al significado, uso y contextos de los “objetos de poder”, de haberlos y que formen parte de su tradición, sea ésta centenaria y milenaria

Piriápolis

Obeliscos de la Rambla de Piriápolis

Obeliscos de la Rambla de Piriápolis

 Ya en otros espacios, me he extendido en las claves esotéricas y alquímicas de la

Columna de Qoubt Minar

Columna de Qoubt Minar

ciudad de Piriápolis, otra vez, en la República del Uruguay. Allí, su fundador, el millonario, alquimista y miembro prominente de diversas sociedades, como la Hermandad de Heliópolis, don Francisco Piria, ordenó que las edificaciones originales, trazado del puyeblo, etc., respondieran a precisas pautas simbólicas. De ellas, hemos ya escrito, pero permítaseme aquí llamar la atención sobre los “obeliscos” que se encuentran en la Rambla, sobre el mar, sobre cuyo diseño y características siempre guardó silencio pero cuidó que puntillosamente se respetaran. Ante ellos, es imposible no ver, antes que un elemento decorativo o seudo religioso, un aparato.

Para finalizar, simplemente una referencia tangencial a otro conocidísimo “objeto

Columna de Qoubt Minar

Columna de Qoubt Minar

sagrado”: la cruz ansada, o “ankh”. Es fácil encontrar googleando mil y un comentarios sobre su valor como amuleto o talismán (que no son sinónimos), las inscripciones “mágicas” que deben acompañarle y es, de hecho, un “objeto de poder” sumamente popular entre muchas Sociedades Esotéricas, al punto de figurar entre las “armas” o “herramientas” de muchas de ellas. Bien, sobre lo que deseo

Ankh

Ankh

llamar aquí la atención, es en la forma original de empuñarla, que no es la forma en que se la luce habitualmente. En efecto, sería casi natural tomarla de la espiga o tallo. Sin embargo y como vemos en este friso, se le empuñaba desde el aro. Imposible no verle como una llave, una herramienta. Que es, justamente, lo que queremos proponer.

 

 

Ankh

Posted in Arqueología Revisionista, Contacto Extraterrestre, Revisionismo histórico | Etiquetado: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Leave a Comment »

Retiro de Aprendizaje Espiritual en Piriápolis (Uruguay)

Posted by Gustavo Fernández en 14-12-2016

lugar-sagrado-piriapolis-maldonado-uruguay-la-ciudad-iniciatica-gratis-tarot-de-maximo-1Un nuevo Viaje Grupal a la mística Piriapolis en la Republica Oriental del Uruguay ciudad creada por el millonario y alquimista Francisco Piria para conocer secretos e historias del lugar y su esotérico creador .
Nos alojaríamos en el Complejo Laderas del Cerro, con todo el poder energético del Cerro Pan de Azúcar custodiando nuestros sueños, y una vista impresionante de la ciudad y el mar.

Trabajaremos la Alquimia Espiritual, abriendo nuestros corazones y nuestras mentes a otras fronteras del conocimiento, acompañado de la meritoria guía especializada de Carlos Rodríguez, radiestesista, geobiólogo, profundo conocedor del simbolismo hermético y experto local en los aspectos místicos de este enclave. Tendremos un día para recorrer Punta del Este, donde además de las bellezas del lugar hay secretos espirituales que te conduciremos a develar. Todo, bajo la guía y coordinación de Gustavo Fernández
QUE ES LA ALQUIMIA ESPIRITUAL?

Hay dos clases de Alquimia entendida esta como la técnica de Transmutación de quién la práctica; la Espagiria o química ( la conocida de laboratorio) y la espiritual, que busca y alcanza los mismos objetivos mediante meditaciones guiadas, posturas corporales y sitios de especial energía espiritual. Es en este sentido que Piriápolis es lugar propicio para este aprendizaje

POR QUÉ PIRIÁPOLIS?

No conocida esta su característica por el gran público, Piriápolis fue concebida para optimizar la energía del lugar en base a disposiciones cabalistas de su urbanización, arquitectura, etc donde los conocimientos de Alquimia y Esoterismo de su fundador

(iniciado de prosapia ) son evidentes a cada paso para quien tiene ojo avizor para ello .
Si querés ir profundizando , esta nota lo sorprenderá https://alfilodelarealidad.wordpress.com/2016/02/04/los-místicos-alquimicos-de-piriapolis/

Y aquí, en rápidas imágenes:

https://www.youtube.com/watch?v=fMKFU4_EqfY

Para conocer dónde nos alojaremos: http://www.piriapolisportal.com.uy/es/alojamientos/complejo/laderas-del-cerro
FECHA 30 de marzo al 3 de abril de 2017

PROGRAMA:

Jueves 30: Partida en Buquebus desde Buenos Aires, combinación en Colonia o Montevideo con bus, llegando a Piriápolis a primera hora de la tarde. Resto del día libre.
Viernes 31: Desayuno. Día de Tour Místico por Piriápolis: Cerro San Antonio, Plaza de Venus, Cerro El Toro, Hotel Argentino, Hotel Piriápolis y otros puntos energéticos. Caminata de meditaciòn y experiencias radiestésicas de mediciòn de energías.
Sábado 1: Desayuno. Salida hacia Punta del Este. Experiencias en la Iglesia de La Candelaria y la Rosa de los Vientos. Paseo por la Brava y la Mansa. Paseo por Avenida Gorlero.

 

Domingo 2: Desayuno. Libre hasta la tarde. Limpiezas energéticas alquímicas en Comunidad del Drago (lugar de fuerza telúrica)

 

Lunes 3: Luego del desayuno, regreso a Buenos Aires.

 

FECHA LÍMITE DE RESERVA: 20 de febrero de 2017 (o hasta completar vacantes), con el 50 % del total.

Alojamiento: Disponemos ya de 12 plazas en el complejo Laderas del Cerro. Una vez cubiertas las mismas, los restantes serán alojados en otras comodidades según disponibilidad a esa fecha.

INCLUYE: Traslado Buenos Aires – Piriápolis – Buenos Aires (Servicio Colonia Express, ferry hasta Colonia y bus hasta Piriápolis). Cuatro noches de alojamiento con desayuno. Tour místico. Limpiezas Energéticas Alquímicas. Traslados en Piriápolis. Bus a Punta del Este y regreso. Manual con teoría y prácticas. Transfer in/out en Piriápolis.

NO INCLUYE : Comidas. Propinas.

ARANCEL : ( Base habitación doble ) : 600 dólares (en moneda local, al cambio vigente del dólar al día de pago, Referencia al 15/12/16: $ 9.500)

Amig@s de Uruguay (sumándose en Piriápolis): u$s 480

Formas de pago:

Mediante depósito en:
Banco de la Nación Argentina
Caja de Ahorro Nº 2650-3907270516 (Sr. Alberto Enrique Marzo)
Transferencia electrónica:
CBU: 01103906 – 30039072705165
CUIL: 20-21512438/0

o bien

Nuevo Banco de Entre Ríos S.A.
CBU 3860001003000029467852
(Gustavo Mario Fernández)

CUIT: 20-12154716-4

o bien

Por Western Union a:

Apellido: Fernández
Nombres: Gustavo Mario
DNI: 12.154.716
Paraná, Entre Ríos., Argentina
(notificar junto con sus datos personales, el número de depósito o transferencia).

Informes: por inbox o por mail a: gusfernandez21@yahoo.com.ar

 

Posted in Esoterismo, Revisionismo histórico, Vivir Mejor | Etiquetado: , , , , | Leave a Comment »

PIRIÁPOLIS MÍSTICO: Spa y Espiritualidad

Posted by Gustavo Fernández en 08-05-2016

Spa y EspiritualidadTe invitamos a compartir cuatro días para mimarte y tratarte bien, no sólo tu cuerpo sino tu mente y tu espíritu. Un nuevo Viaje Grupal a la mística Piriápolis, en la República del Uruguay, ciudad creada por el millonario y alquimista Francisco Piria, para conocer secretos e historias del lugar y su esotérico creador. Nos alojaremos en el exclusivo Hotel & Design de Punta del Este, donde tendrás acceso a baños sauna, finlandés, masajes, hidromasajes, es un ambiente de absoluto relax y confort, en uno de los considerados tres mejores hoteles de la ciudad. Guiará estos días Gustavo Fernández, con quien tendrás un Taller de Alquimia Espiritual (exclusivo para los participantes del grupo) y dispondrás de tiempo libre para recorrer la ciudad y sus paisajes o salir de compras.

 ¿Qué es la Alquimia Espiritual?

Hay dos clases de Alquimia, entendida ésta como la técnica de Transmutaciòn de quien la practica: la Espagiria o química (la conocida de laboratorio) y la espiritual, que busca y alcanza los mismos objetivos mediante meditaciones guiadas, posturas corporales y sitios de especial energía espiritual. Es en este sentido que Pioriápolis es lugar propicio para este aprendizaje.

 ¿Porqué Piriápolis?

No conocida ésta su característica por el gran público, Piriápolis fue concebida para optimizar la energía del lugar en base a disposiciones cabalísticas de su urbanización, arquitectura, etc., donde los conocimientos de Alquimia y Esoterismo de su fundador (iniciado de prosapia) son evidentes a cada paso para quien tiene ojo avizor para ello. Nos acompañará en la recorrida el amigo Carlos Rodríguez, geobiólogo, hermetista, radiestesista y profundo conocedor de los recovecos místicos del lugar.

Si quieres ir profundizando, esta nota lo sorprenderá: https://alfilodelarealidad.wordpress.com/2016/02/04/los-misterios-alquimicos-de-piriapolis/

 FECHA: 18 al 21 de julio de 2016

 Programa:

 Lunes 18, por la mañana: partida en buque de Buquebus desde Retiro, Buenos Aires, hacia Punta del Este. Conexiòn con bus en Colonia hasta Piriápolis. Arribo aproximadamente 18 hs. Resto de la tardenoche, libre

 Martes 19: Excursiòn a Piriápolis. Recorrida mística guiada por la ciudad, con prácticas en el terreno. Almuerzo incluido. Retorno a Punta del Este

 Miércoles 20: Día de Spa. Hidromasajes. Sauna. Baño Finlandés. Optativo: masajes personalizados (descuentos promocionales). Por la tarde: Taller de Alquimia Espiritual.

 Jueves 21: Mañana libre. A primera hora de la tarde, regreso hacia Buenos Aires.

 INCLUYE: Pasajes BsAs-PDE-Bs As. Alojamiento en Awa Hotel Boutique & Design (base habitación doble). Desayunos incluidos. Almuerzo Pîriápolis. Traslado PDE-Piriápolis-PDE. Honorarios y movilidad en tour místico en Piriápolis. Derecho a descuentos promocionales en masajes personalizados. Taller de Alquimia Espiritual.. Acceso a Baños Sauna, Finlandés, Hidromasajes.

 NO INCLUYE: Otras comidas. Propinas.

 ARANCEL (Base habitación doble): $ 11.000 (once mil pesos)

Habitaciòn single: $ 14.000

 FECHA LÍMITE DE INSCRIPCIÓN: viernes 24 de junio de 2016

 CÓMO PARTICIPAR:

 Abonando el 50 % del monto en esta cuenta

 Cuenta Banco Nación:
Caja de Ahorro
Alberto Enrique Marzo
C.AH.: 2650-3907270516
CBU: 01103906 – 30039072705165
CUIL: 20-21512438/0

Enviando número de transferencia y datos personales (nombre y apellido completo, fecha de nacimiento, teléfono de contacto, domicilio, número de documento de identidad) a: caintegral@yahoo.com.ar donde también daremos curso a toda consulta.

 Saldo al partir de Retiro.

 Saludos cordiales

El Equipo de AFR

Posted in Esoterismo, Terapias, Vivir Mejor | Etiquetado: , , , | Leave a Comment »

Los Misterios Alquímicos de Piriápolis

Posted by Gustavo Fernández en 04-02-2016

“En Piriápolis hay más fantasmas que gente.”

Yaraví Roig, “Solsticio de Verano” (Novela).

Donde el cerro se precipita sobre la mar, ora bravía, ora mansa y serena, dicen los pescadores que desde lejos se ven extrañas “luces” bailoteando. Para ellos son, simplemente, duendes. Es el cerro San Antonio, así llamado en honor al patrono de la ciudad de Piriápolis. Enterarme y tener otro sobresalto de agradable sorpresa causal (otro más) fue sólo uno. No por los duendes, no. Porque allí, de pie en uno de los enclaves energéticos más importantes (y menos conocido como tal) del planeta, mientras con inagotable excitación intelectual trataba de enfocarme en el enigma simbólico que tenía frente a mis ojos, algo asomaba en mi memoria: San Antonio, patrono aquí, patrono también de otro centro neurálgico de energías, éste más marketineado: Capilla del Monte, a la sombra el imponente Uritorco.

¿Habría una línea de fuerza telúrica corriendo bajo mis pies desde Capilla del Monte hasta Piriápolis? ¿Era casualidad que este redescubrimiento metafórico del bellísimo balneario uruguayo fuese para mí, recién llegado directamente desde el pueblo cordobés? Eran preguntas que debería archivar por ahora: las sorpresas místicas se sucedían frente a mis ojos sin darme casi respiro, como una película a alta velocidad. Ahora estaba aquí, en el querido “paisito”, la hermana República del Uruguay, hermosa tierra de gente educada y respetuosa.

Esta imagen frente a mí, por ejemplo. Astutamente mi amigo, el documentalista Jorge Guaraglia (quien nos introdujera en otros misterios de Uruguay), casi mi cicerone, me había llevado aproximándome por detrás. “Jesucristo, claro”, pensé. Espaldas anchas, muy masculinas, casi un cliché de la advocación del Jesús de la Misericordia. Pero, a medida que contorneaba la estatua el hombre se metamorfoseaba en mujer. La Virgen Stella Maris, inusitadamente embarazada, sonreía enigmáticamente al horizonte.

Tan vox populi era la pasión de don Francisco Piria por lo esotérico, que así lo satirizaba una publicación de la época

Tan vox populi era la pasión de don Francisco Piria por lo esotérico,
que así lo satirizaba una publicación de la época

El hermafrodita. Un hombre-mujer, además encinta. O… encinto. Una perfecta parábola alquímica. Ahora era el viejo Piria al que no podía apartar de mis pensamientos.

El fundador hermético

La vida de Francisco Piria tuvo grandes vacíos afectivos. Su madre enviudó cuando él tenía cinco años y frente a la imposibilidad de su manutención lo envió, junto a su hermano mayor en dos años, rumbo a Italia, a fin de que un tío jesuita se hiciera cargo de su educación.

Cualquier madre o padre no dejará de sentir una solidaria compasión ante la imagen de dos pequeños, de cinco y siete años, haciendo solos una larga travesía por mar. Lo cierto es que ésa fue la primera de una cadena de experiencias que el joven Francisco iría atravesando para templanza de su espíritu. Si dudamos de la filiación esotérica de los jesuitas, los propios relatos de un Piria adulto las despejarán. Así, fue introducido en las artes alquímicas y en el conocimiento de los Principios Fundamentales.

Vuelto a Uruguay con sólo catorce años, se lanza audazmente al mundo del comercio con éxito arrollador. Se convertirá con los años en propietario de una de las fortunas más importantes de América. Inmensas extensiones de tierras en Argentina y Uruguay, fábricas, centenares de propiedades, minas, canteras, buques, hacen de él un Midas sudamericano. De él la historia registra la paternidad edilicia de… sesenta barrios de la capital uruguaya, Montevideo.

La “rambla” de Piriápolis

La “rambla” de Piriápolis

Y es en 1897 cuando acomete la faraónica edificación de su sueño, Piriápolis. Que originalmente debería haberse llamado Heliópolis (como justo reconocimiento a la orden esotérica a la que pertenecía: “Los Caballeros de Heliópolis” o la “Hermandad de Heliópolis”[1]) hasta que la necesidad de ciertos compromisos comerciales y promocionales le llevaron a modificarlo para su propia inmortalización. La elección del lugar, en tanto, tampoco era casual. Cuando conversábamos amenamente con Carlos Rodríguez, insustituible referente hermético de la ciudad, consumado geobiólogo y sobre el cual regresaremos, él mismo nos ilustraba sobre la riqueza y complejidad de las energías telúricas del lugar, la vitalidad que la Red Hartmann alcanza en este punto y refiere la anécdota cuando un grupo de estudiosos de la Escuela Talleres de Feng Shui Clásico, Geomántica, etc. (Uruguay), de visita en el balneario, luego de explorar y evaluar la región la denominaron como “la perla del Feng Shui”.

El umbral del hombre

  Piriápolis, desde uno de los cerros

Piriápolis, desde uno de los cerros

Así denomina a Piriápolis Carlos Rodríguez (www.sierradelasanimas.com/heliopolis.htm) quien en un escrito dice:

“El lugar elegido por Piria seguramente lo cautivó por su belleza natural, con sus cerros rindiéndose ante el mar, pero sin duda no fue éste el determinante que lo llevó a construir precisamente aquí. Hay un ingrediente extra a tanta belleza, es la conjunción de fuertes puntos de energía que no pasaron inadvertidos para el fundador.”

“No es novedad que en el planeta existen ciertos lugares que desde tiempos remotos llevaron a antiguas civilizaciones a construir sus templos y monumentos religiosos en puntos que potenciaban su poder por la energía que allí se concentraba. En Piriápolis existen innumerables puntos de alta concentración energética, pero lo más sorprendente es que en cada lugar de fuerza Piria dejó un monumento, una construcción o un símbolo. ¿Por qué? O… ¿para qué?.”

“En realidad, cada monumento y construcción es un símbolo en sí mismo. Existe una conexión entre cada uno de ellos y todos representan una etapa en lo que constituye un camino iniciático. Es asombroso descubrir en sus obras la obsesión por dejar plasmados sus conocimientos de

Carlos Rodríguez (de frente) conversando con nuestro Director

Carlos Rodríguez (de frente) conversando con nuestro Director

Qabbalah y Alquimia, diseñando una catedral a cielo abierto en un paseo, senderos y luminarias en un salón plagado de simbología y colores alquímicos, una iglesia que nunca fue, un castillo entre las sierras de cuya arquitectura se desprende un sinfín de mensajes. En el trazado original de la ciudad, cada manzana fue diseñada para que sus calles formaran un Árbol de la Vida. Sus monumentos representan en su conjunto el tránsito a la Era de Acuario. Sus obras arquitectónicas son templos en sí mismas. Tal vez la más impresionante sea la del Argentino Hotel, símbolo viviente del misticismo que encarna la ciudad donde a cada paso se encuentra un misterio por descubrir, un velo por levantar”.

Un país ocultista

Que quede en claro de una vez: de lo que estoy hablando es de la ineluctable sorpresa de descubrir que Uruguay es un país ocultista, con misticismo cuidadosamente diseñado a cada paso. Esto llevará varios artículos, pero quiero obligar al lector a ponerse en mi piel para comprender qué significa hallar eso mientras se acumula vertiginosamente anécdotas, historias, lugares, reflexiones… Valga la oportunidad, entonces, para reiterar una vez más el afecto a Jorge Guaraglia; en efecto, por ser él quien con paciencia benedictina tuvo que acompañar (y soportar) todas mis sobresaltadas euforias de deslucido descubridor: un rugido intempestivo en la quietud de la iglesia de La Candelaria al tropezar con el mágico ángulo de 52º, ¿recuerdan? (ver “En busca de portales dimensionales: explorando las grietas de la geometría Sagrada”) o mi inveterada costumbre de gritar “¡Pará!”, abrir la puerta del automóvil y echar pie, todo en una, cuando algo reclamaba mi atención mientras el conductor (Jorgito, claro) trataba de frenar el vehículo antes de una catástrofe. Él, en confidencia, me señaló otras malas costumbres mías, como cierta manía compulsiva de andar arrastrándome por los suelos o trepándome a ciertos inverosímiles lugares para obtener una buena toma fotográfica. Pero vale la pena.

Los hitos

León alado, ¿metáfora de la Esfinge?. Obsérvese la cola...

León alado, ¿metáfora de la Esfinge?. Obsérvese la cola…

Argentino Hotel: desde el número de escalinatas y niveles hasta los vitrales del

Las bases octogonales de las luminarias

Las bases octogonales de las luminarias

Obsérvense las columnas octogonales

Obsérvense las columnas octogonales

interior, todo tiene una simbología numérica. Sus rampantes, zoológicas alegorías (obsérvese el aspecto de la cola del “león alado”, remitiendo al símbolo de infinito), el “bagua” octaédrico de la base de las luminarias, columnas octogonales, colores de la Gran Obra alquímica…

Argentino Hotel desde el mar

Argentino Hotel desde el mar

El impresionante vitral de su “hall” central

El impresionante vitral de su “hall” central

Escalinata y vitral

Escalinata y vitral

cruzHotel Piriápolis: frente al anterior, sus aceras están hechas a modo de azulejos y mosaicos mozárabes, pero con incrustaciones de piedras de colores. La Clave de

Acera del Hotel Piriápolis: Clave de Sol

Acera del Hotel Piriápolis: Clave de Sol

Sol, la cruz de Ocho Beatitudes, Rosas, el absoluto simbolismo hermético y rosacruz por todas partes.

 

Acera del Hotel Piriápolis: las Rosas

Acera del Hotel Piriápolis: las Rosas

La Fuente de Venus: simbología astrológica y hermética la jalonan, en lo que se aprecia en el conjunto como aquella “catedral a cielo abierto” de la que hablara Rodríguez.

La Fuente de Venus

La Fuente de Venus

Realizando un trabajo de meditaciòn grupal en movimiento alrededor de la Fuente de Venus

Realizando un trabajo de meditaciòn grupal en movimiento alrededor de la Fuente de Venus

Acceso al Cerro El Toro

Acceso al Cerro El Toro

Cerro El Toro: camino a la cumbre, las estatuas de un Toro, un Águila, un León y una Venus…, ¿no les recuerda a la visión de Juan el Evangelista?

El Castillo de Piria: Deslumbrante. Inagotable. Mágico hasta cortar la respiración. En sus sótanos inexplorados se rumora que Piria tenía su laboratorio espagírico. Desde los mosaicos del piso (con ocho pétalos), la gran chimenea hogar orlada de signos zodiacales, los antiguos óleos donde íconos católicos son heréticamente cargados de simbología

Castillo de Piria

Castillo de Piria

pagana; ¡observen este lienzo, donde un San Francisco de Asís se inclina ante un ciervo —daimon de la diosa Palas Atenea— con una luminosa cruz sobre su testa! El santo lleva un hacha a sus espaldas (dispuesto a talar un árbol, es decir, agredir a la Naturaleza) y sus dos

El cuadro de referencia

El cuadro de referencia

fieles compañeros caninos esperan entre temerosos y sorprendidos, rabo entre las patas, en lugar de atacar al animal. La simbología es clara. Lo eclesiástico y los canes, domini canes (“dominicanos”, los “Perros del Señor”) ceden ante las deidades paganas, las fuerzas vitales de la Naturaleza[2]. La excepcional acústica de ciertos, sólo ciertos rincones (atención: otro increíble, místico pero perfecta y empíricamente comprobable fenómeno de acústica casi por fuera de las

La chimenea hogar del castillo

La chimenea hogar del castillo

leyes físicas ya lo había comprobado un día antes en Punta del Este, sobre lo que volveré más adelante)… La construcción le demanda exactamente siete años, y en ese período la habita exactamente trescientos sesenta días.

El embaldosado del piso del castillo: otra vez el 8...

El embaldosado del piso del castillo: otra vez el 8…

La Virgen de los Pescadores: la Stella Maris de infusa sexualidad, ya descripta al comienzo de este trabajo.

La Virgen de los Pescadores: la Stella Maris de infusa sexualidad, ya descripta al comienzo de este trabajo.

Las leyendas

Hablamos de duendes y luces. A veces, de designios oscuros. Darwin, nada menos, en su paso por el lugar escribió: “aquél cerro que emergía del mar, durante la noche emitía sombras luminosas que se comunicaban con otras similares en los demás cerros de la cadena que bordea la costa”. Muchas veces los “duendes” han llevado sus bromas demasiado lejos, siendo muchas las historias de quienes bañándose no lejos de la orilla han sido arrastrados hasta el fondo por una fuerza superior, encontrando la muerte en apenas un metro de agua. ¿Y aquél caso del yate extranjero, vernáculo Mary Celeste, que encontrándose muy cerca de la costa fue envuelto por un banco de niebla muy espeso, regresando a la orilla sin uno solo de sus tripulantes, de los cuales jamás se volvió a tener noticias?

O el cerro en donde todos los solsticios de verano se declaran incendios “accidentales” que dejan “espontáneamente” de suceder en el equinoccio de otoño. Es el que presenta una profunda grieta en forma de “V” en su cima por donde ese día, y sólo ese día, aparece el Sol.

La iglesia inconclusa

Dejé para el final de este artículo este ítem, por acompañar una vivencia muy personal. Los atractivos esotéricos de Piriápolis no culminan aquí (para quienes gusten llegarse, frecuentemente se organizan “tours místicos” y, una vez al año, el “mes místico” del que participan todas las fuerzas vivas de la ciudad). Pero voy a referirme a lo que he experimentado.

¿Aclaración necesaria? No soy un dechado de clarividencia, no canalizo antes del desayuno y si el biólogo Alwin Lawson llegara a tener razón y las experiencias de abducción son sólo recuerdos perinatales, padeceré la orfandad de suponerme parido por un repollo, porque no jalonan mis noches experiencias trascendentes con seres incorpóreos. Sí son por mis lectores históricos conocidas unas cuantas experiencias insólitas, alguna aterradora, pero sospecho que me han ocurrido más que gracias a mi capacidad de sintonización, a pesar de ella. Es decir que no ando por la vida sintiendo presencias, visualizando energías, convocando espíritus. Algunos me señalan como demasiado pensante; yo disfruto la pedantería de dar por sentado un ecuánime maridaje de espiritualidad y racionalidad.

La extraña iglesia

La extraña iglesia

De modo que cuando Carlos y Jorge me hablaron de “la iglesia que no fue” y de las leyendas que se tejían a su alrededor, eso y decidir visitarla fue una sola cosa. Allá fuimos. Jorge, mirándome de reojo, musitó algo como “ni loco entro”. Carlos fue más expeditivo: pasó raudamente en su automóvil, saludó con la mano y se perdió en lontananza.

¿Adivinen quién entró? Acertaron. Un servidor.

La escena era digna de Brian De Palma. Nubes espesas, oscuras, cubrían el cielo. Sólo dos perrazos aparecieron de la nada y me ladraron agresivamente desde una distancia cada vez más breve para mi gusto. Miré la gótica escena (“neogótica” tendría que decir, que tal es el estilo de la pseudo iglesia con mucho de “románica” pero nada de “romántica”) y, casi por reflejo, también mi infaltable brújula. La primera gran extrañeza: la iglesia está orientada al oeste, en lugar de al este. Recordé el

La nave central

La nave central

comentario sobre la negativa de los eclesiásticos a aceptarla pese a que Piria corría con todos los gastos, y me pregunté si la razón no sería esta orientación. Pero instantáneamente me di cuenta que era una suposición tonta: los constructores debían saber desde el vamos cómo debe orientarse un templo católico. Debía haber otra razón.

Comencé a desplazarme hacia la izquierda de la construcción buscando una forma de ingresar y alejarme de los perros. Esta vez, mi zurdez me jugó una mala pasada: si hubiera ido hacia la derecha habría hallado un gran portón abierto. Pero ya aclaré que la clarividencia no es lo mío[3]. Una ventana, y allí estaba yo trepando y rogando que los mohosos ladrillos no cedieran bajo mi peso. Un salto, y ya estaba dentro. Unos pasos, y me hallaba en la desolada nave central.

Allí encontré el portón abierto y la segunda extrañeza. Los perros, instantes antes tan interesados en probar sus caninos en mis huesos, seguían ladrándome furiosos pero sin ingresar al templo, manteniéndose frente al portón abierto. Miré entonces hacia donde debería haberse hallado el altar, tomé unas fotos y fue entonces cuando sentí primero y creí entrever después esa sombra espesa deslizándose sobre el muro del fondo. Unas fuertes —aunque no incontenibles— ganas de vomitar me ganaron. Hice casi por instinto los mudras del Pequeño Sellado de protección y cuando volví a enfocar la vista en el muro la sombra ya no estaba, pero la ominosa sensación de ser observado, sí.

Ya se sabe la visceral reacción de los porteños frente al peligro: giramos sobre nuestros talones y a paso lento, como quien no quiere la cosa y disimulando, nos vamos silbando “La Puñalada” . Al salir, claro, los cancerberos me estaban esperando. Ahí quedó demostrado lo peligrosas que son mis piernas. No saben como corro.

Llegué al automóvil aún con ganas de vomitar que, sin embargo, se disiparon poco a poco. ¿Miedo? No, “opresión” sería más bien la palabra. Y fue en ese momento que Jorge, alias “quien-avisa-no-es-traidor”, me señaló un detalle sugestivo: todos los alrededores de la iglesia inconclusa están deshabitados, pese a estar en un bello lugar. Sólo una edificación fue construida en un terreno lindante: una casa mortuoria. Y aún recuerdo las palabras de mi amigo: “cuando de un lugar se va la Luz, entra la Oscuridad”.

¿Qué hay allí? No lo sé (pero pienso averiguarlo). ¿Para qué la construyó Piria? Tampoco nadie lo sabe.

Y me alejé de Piriápolis, mirando el paisaje por la ventanilla. Y recordando la primera imagen grabada en mi retina cuando, unos kilómetros antes de llegar, observando la ciudad balnearia recostada en las estribaciones entre la sierra y el mar, había expresado que “se sentía un Feng Shui perfecto”. No podía ser de otra manera.

——————————————————————————–

[1] Heliópolis es desde siempre un grupo muy discreto y universal de alquimistas. Entre sus filas han pasado la mayoría de los maestros alquimistas medievales, tanto laicos como religiosos. Durante el siglo XX han alternado en esta fraternidad figuras de la estatura de Champegne, Swaller, Dujols, Fulcanelli, Eugene Canseillet y don Francisco Piria. Este último viajaba todos los años puntualmente a las reuniones de la hermandad en el viejo continente. De la misma forma que Fulcanelli dedicó sus libros a “los hermanos de Heliópolis”, Piria dio originalmente el nombre de Heliópolis a su obra mayor, una ciudad especialmente trazada para el encauce de energías cósmico-telúricas.

[2] La interpretación de este cuadro es absolutamente personal .

[3] Y si lo fuera, el verdadero ocultista, oculto está. Suena mejor en inglés, claro (“The real occultist, occult is”)

Posted in General | Etiquetado: , , , , , , , , | 27 Comments »

El mensaje esotérico de Pueblo Encanto

Posted by Gustavo Fernández en 11-02-2014

  Cuando en 1885 el conde español Odilio Estévez decidió iniciar en lo que luego se llamaría “Pueblo Encanto” (Capilla del Monte, Córdoba) la construcción de su residencia, seguramente tenía en mente algo más que una opulenta finca para vivir junto a su esposa e hija adoptiva seis meses al año (la otra mitad transcurría en Europa). La fastuosidad del lugar, aún para cánones modernos (y mucho más en una época en que la localidad serrana era apenas un villorio perdido en la Naturaleza), que supo contar con la primera usina eléctrica del país y la novedad asombrosa del teléfono –entrado el siglo XX– había sido también el reducto ideal de otros intereses, menos materiales y más en consonancia con el lugar. En efecto, Estévez (y suponemos un grupo selecto de cercanos conocedores) habían elegido un sitio donde desde tiempo inmemorial, pero quizás ya unos seis milenios antes de Cristo, los originarios pueblos autóctonos lo usaban para celebrar tanto rituales iniciáticos como prácticas vinculadas al impacto material de principios espirituales: el inmediato “pucará”, o centro ceremonial indígena, casi al pie del imponente Cerro Macho o Uritorco, donde convergen líneas de energías telúricas que comienzan a ser desbrozadas por los geobiólogos, potenciaba el pragmatismo de hombres con iniciativa no sólo económica sino también tras la búsqueda de las fuentes de Sabiduría.
En su “castillo”, que hoy en día el visitante puede recorrer bajo la guía de expertos conocedores, encontramos a cada paso las huellas de una funcionalidad esotérica; esto es, desde los espacios aptos para prácticas mistéricas hasta la presencia omnipresente del simbolismo alegórico, que con su develación racional sugieren al visitante ocasional o huésped permanente la conexión de nuestro Ser con el Todo.
Porque en esta maravilla arquitectónica –quizás hasta hoy injustamente fuera de los grandes circuitos turísticos– la admiración ante el portento de su construcción (Estévez supo traer treinta familias de Europa para su erección, quince de las cuales continuaron tras su finalización a su servicio permanente, importando la totalidad de los materiales –excepto rocas y arena– así como el mobiliario del Viejo Continente) no cede ante la profundidad de las enseñanzas que como en una ciclópea biblioteca tridimensional nos susurran sus paredes a cada paso. De manera tal que los invitamos a un fugaz repaso por algunas de estas enseñanzas.
Comencemos por el propio acceso, una magnífica escalinata de 7 gradas, divididas por un descanso en dos grupos, uno de 3 peldaños, otro de 4. En la Numerología mística, el 7 es el número de la Perfección Divina, pero, como se trata de una escalera, indica que el hombre también puede ascender a ella, si primero sube 3 (la Trinidad, es decir, el esfuerzo intelectual por ascender intelectual y moralmente hacia lo Alto) y sólo cuando se encuentra a sí mismo en su condición divina (el descanso) podrá actuar sensata y humanamente sobre el Mundo Material (el 4) creando su propia realidad, expandiéndose en el mundo cotidiano de forma armónica, es decir, sin vulnerar, sin expoliar, sin explotar seres y recursos. Alcanzada esta 1etapa, puede continuar su Camino (ascenso) por cualquiera de las dos escalinatas de 11 gradas (el 11 es un Número Maestro (son tres: 11, 22 y 33) siendo en este caso el del Maestro que deja huellas en el Mundo Cotidiano, el que enseña, el que emprende, el que crea el marco idóneo para que otros prosperen). Pero estas escalinatas de 11 escalones se abren a izquierda y derecha y en uso del natural Albedrío, es el hombre quien elije: o el Sendero2 de la Mano Derecha, el de ayuda a los demás, el del servicio, el de la solidaridad; o el Sendero de la Mano Izquierda, el del fructificar en el egoísmo.

3    El desarrollo de esta escalinata enmarca una fuente de mosaicos y azulejos azules y blancos (colores que son símbolos de la claridad intelectual y la pureza de intenciones) con un León del cual supo brotar agua (expresión de los valores esenciales que nos dan vida). Este León volverá a aparecer en nuestra recorrida, y no es un signo menor: esotéricamente, es Mitra, el Cristo Solar antecesor del Cristo Jesús o, mejor aún, la imagen arquetípica cósmica que el Rabí expresaría en su paso4 por este mundo.

En el centro de su patio con reminiscencias andaluzas, un “yantra”, típico mandala hindú donde un círculo se inscribe en un cuadrado, recuerda que el hombre (el cuadrado, es decir, el número 4) lleva un dios dentro de él (el círculo, imagen de Dios, al 5que admirablemente definiera René Descartes como “Dios es un círculo cuyo centro está en todas partes y su circunferencia, en ninguna”). Y en los arcos que soportan los peristilos, el Sello de Salomón (conocido también como la estrella de David) donde el triángulo descedente es Dios que corre al encuentro del ser humano que lo busca (el triángulo ascendente).

6  Si observamos el castillo desde su parte trasera, veremos que nuevamente está presente la escalinata de 11 peldaños (recordemos, un Número7 Maestro)…

… así como en el patio cubierto (hoy, cerrado con puertas y ventanas vidriadas por quien tuvo la visión de recuperarlo, su anterior propietario, el poeta y productor radial y televisivo Sebastián Alejandro Lusianzoff) el típico estilo “mudéjar” o arábigo de no representar –por considerar idolátricas– imágenes humanas o animales se convierte en una estilización conviviente con simbología fuertemente cristiana (la Flor de 8Lis, símbolo que en los últimos dos mil años representa a la Virgen María pero que, en puridad y de acuerdo a sus más remotos antecedentes, es el emblema de la Gran Diosa, la manifestación femenina de un Dios que por su propia condición no puede ser un “él”, masculino, sino un hermafrodita que encierre la dualidad masculino y femenino, es decir, la expresión de la polaridad de opuestos complementarios) enseñándonos también que la Verdad no puede ser propiedad de una específica ideología espiritual.9

Quizás pasaríamos rápidamente por este hall si no nos obligara a detenernos la supranatural belleza de los azulejos horneados al cobre que rutilan en el 010lugar con una luminosidad exótica, antes de ingresar al salón principal…

… que merece una atención particular. En primer lugar, su planta, en forma de “L”. Esto no es casual. La “L” representa los 2/3 de un triángulo rectángulo, aquél que Pitágoras codificara en su famoso teorema,011 base de la Escuela Pitagórica que buscaba las correspondencias geométricas de la naturaleza con la Divinidad, es decir, la Geometría Sagrada. El triángulo rectángulo es la representación gráfica de la “sección áurea”, o “número de oro” (1,618) que los conocedores llaman la Divina Proporción, la Cifra de Dios en el Universo. Este salón tiene varias características 012sugestivas: dos leñeros u hogares, uno, con el escudo de armas de la familia (donde otra vez conviven en armonía los símbolos cristianos y musulmanes), “profano”, es decir, para su uso funcional. Por supuesto, en todo el lugar llama la atención el piso, hecho de baldosones alternativamente blancos y negros, la masónica sugerencia de que caminando por la vida el hombre da un paso en la Luz y otro en la Oscuridad.013

Desde el techo, pende una bella lámpara ornamentada con un águila bicéfala, una de cuyas cabezas mira al Pasado, y la otra al Futuro.

013    Para pasar, entonces, a lo que con propiedad podríamos llamar el Gran Oriente, un espacio, ahora sí, no “profano” sino “sagrado”. Por ello hay otro hogar, innecesario en un salón de esas dimensiones para calefaccionarlo porque bastaría con el primero, y sin duda con otra función: la de ser empleado en las “tenidas” o reuniones de Logia. Aquí vuelve a aparece el León mitraico, en un leñero hecho con la combinación de los minerales energéticamente más característicos de la014 región: cuarzo, feldespato y mica. Es difícil no detenerse frente a la imagen, deslizar con suavidad las manos por su relieve y no percibir una sutil energía que parece emanar del mismo. Pero a la mente analítica llama entonces la atención las dos columnas que 015ornamentan al hogar a cada lado; en efecto, simbolizan las dos columnas que dan entrada al templo masónico, las que el arquitecto Hiram supo erigir a la entrada del Templo de Salomón y darles nombres propios: Joachim y Bohaz.

Guardas plenas de simbolismo alquímico orlan las paredes. La estrella de cinco puntas o pentáculo, el trisquelion, sugieren connotaciones que exceden lo estilístico.

016 Dos ámbitos parecen desprovistos de connotaciones esotéricas: el primero de ellos, un 017pequeño vestíbulo de distribución con bellas escaleras torneadas que conducen, hacia el subsuelo, a una sala de recreación y, hacia arriba, a la capilla personal de la señora Rosario de Firmat, esposa del conde y devota católica. La convivencia de ambas vertientes espiritualistas es una prueba más del eclecticismo del conde, característica particular de los masones y general de los esoteristas.

La otra sala tiene connotaciones más cercanas en el tiempo. A la tenue y mágica luz del atardecer, estando de pie en lo que fuera el escritorio privado del poeta Lusianzoff, 018observando sus fotografías con celebridades, sus escritos, repasando sus poemas, la presencia del bardo aún nos conmina a sintonizarnos más

El poeta Sebastián Alejandro Lusianzoff

El poeta Sebastián Alejandro Lusianzoff

emocionalmente que historiográficamente con el poder imanente al lugar.

La galería de la condesa. Desde ella, se admira el parque privado donde reposaba en las tardes cordobesas.

La galería de la condesa. Desde ella, se admira el parque
privado donde reposaba en las tardes cordobesas.

La fuente a la entrada del castillo, desde la galería de la condesa. Supo estar rodeada por numerosas representaciones de batracios que arrojaban agua. Lamentablemente, por haber sido sus cabezas de oro, fueron expoliadas en tiempos recientes.

La fuente a la entrada del castillo, desde la galería de la condesa.
Supo estar rodeada por numerosas representaciones de batracios
que arrojaban agua. Lamentablemente, por haber sido sus
cabezas de oro, fueron expoliadas en tiempos recientes.

La sala de recuerdos atesora objetos muy cálidos para los memoriosos. De la amistad entre el poeta y aquella gloria del cine nacional que fuera don 023Enrique Muiño persiste por ejemplo el poncho que el actor usara en la inolvidable película “La Guerra Gaucha”. A la derecha: en el patio andaluz, los detallistas y delicados mosaicos del piso están plenos de alegorías.

Estévez –decíamos– no eligió este lugar por sus bellezas naturales sino conciente de las propiedades específicas del sitio. Quien conoce en profundiad los códigos secretos que en muchas edificaciones sudamericanas han cifrado alquimistas y esoteristas, no puede dejar de percibir un “eco” de otro castillo, pero esta vez de 024Francisco Piria, acaudalado empresario uruguayo, alquimista y también esoterista, miembro de la Orden de Heliópolis que en 1932 acometió la fundación de una bellísima ciudad: Piriápolis. En su castillo, donde Piria residía sólo una breve temporada por año, 025también se llevaban a cabo prácticas místicas. Y la correspondencia energética entre ambos lugares –recordemos aquella “línea ley”, o línea energética que vincula Capilla del Monte con Piriápolis– aún con las décadas de diferencia entre una y otra erección, nos sugiere una relación, quizás no de individuos, pero sí de hermandades.

En efecto, Piriápolis, ciudad profundamente mística, donde la simbología alegórica también está reproducida en sus 026grandes edificios fundacionales, en sus aceras y plazas públicas, estudiosos de todo el mundo convergen para celebrar sus rituales y prácticas aprovechando esas peculiaridades espirituales del lugar, a sabiendas de que están aprovechando también la resonancia con otros puntos energéticos del planeta donde Capilla del Monte es uno de los principales. Pero, claro, eso lo sabían los indígenas comechingones miles de años atrás, y por ello se anticiparon en milenios erigiendo su propia “catedral mistérica”: el Pucará de Pueblo Encanto. Allí, “anclaban” al Universo para su reorganización espiritual y psíquica. Pero eso, es otra historia.

Posted in Arqueología Revisionista, Esoterismo, General, Revisionismo histórico | Etiquetado: , , , , , , , | 10 Comments »

EL ARCANO MISTERIO DE UN CURA MILLONARIO

Posted by Gustavo Fernández en 02-06-2012

RECOMENDACIÓN IMPORTANTE: Hay un orden de lectura de trabajos previos que sugerimos para un mejor aprovechamiento de este artículo. A saber:

“Templarios y Gnósticos de Palestina a la Patagonia: la pista francesa”

“El idioma de los ángeles”

“El Grial de la Búsqueda”

“Venas del Dragón: ¿Camino de los ángeles”

“La extraña tumba de un asesino de Cátaros: la marca de la Diosa”

De resultas de mi viaje traigo, sobre el enigma de Rennes le Chateau, tres posibles hipótesis: (a) la ya “clásica” de la pretendida paternidad de Jesús, fruto de su uniòn con María Magdalena; (b) un tesoro, material, Templario (o visigótico), o (c) un Santo Grial oculto en la regiòn, que es mucho más de lo que habíamos supuesto. Y lo que creo que suma: algunas observaciones (¿será mucho llamarles “descubrimientos”?) originales…

 

Que José Luis Giménez es un muy buen escritor es un hecho que cualquiera puede comprobar[1]. Pero lo que es igualmente cierto –y no conocido seguramente por sus muchos lectores- es que es igualmente bueno tras el volante de su Honda Civic. Que lo digamos nosotros, que ese domingo 29 de abril cruzamos el Languedoc en una y otra direcciòn, acumulando curvas en el camino como polvo bajo nuestros pies a una velocidad sobre la que elijo echar un piadoso manto de olvido.

Ah, que fecha especial. Mi cumpleaños número cincuenta y cuatro, y festejándolo así: del castillo de Quéribus (último bastiòn cátaro) al castillo de Puivert, de éste a Rennes, donde la imagen idílica de almorzar con mi mujer Mariela, José Luis y Maricarmen bajo el sol, calle de por medio con la iglesia del cura Suaniére mientras un buen vino rouge acariciaba el paladar ( y algo más, una deliciosa mesa de Paté de canard, cassolette, tartas y helados, cafés.…)  y sin tiempo para remoloneos, agotar la investigación en el lugar y seguir rumbo a Montségur, para brindar por un momento en silencio mis respetos a los cuatrocientos “perfectos” quemados allí por sus creencias, y culminar la jornada en Carcasonne…. Maratónico raid que además de encandilarnos con la belleza de los paisajes y las historias, me permitiò actualizar mi información –hasta entonces, a la distancia- y arriesgar algunas nuevas aproximaciones. Con, si se me permite, el humilde aporte de algunas observaciones que creo originales.

Castillo de Quéribus

Castillo de Quéribus

En el castillo de Quéribus

En el castillo de Quéribus

El castillo de Puivert

El castillo de Puivert

Otra vista del castillo de Puivert desde la "torre de homenaje"

Otra vista del castillo de Puivert desde la “torre de homenaje”

En Montségur, donde la estela recuerda la inmolaciòn de los cuatrocientos "perfectos" cátaros

En Montségur, donde la estela recuerda la inmolaciòn de los cuatrocientos “perfectos” cátaros

Caminando con José Luis, a la entrada de Rennes le Chateau

Caminando con José Luis, a la entrada de Rennes le Chateau

Disfrutando mi cumpleaños. Cruzando la calle, la iglesia de Sauniére

Disfrutando mi cumpleaños. Cruzando la calle, la iglesia de Sauniére

Apretada y necesariamente incompleta crónica

Callejuela de Rennes

Callejuela de Rennes

Rennes le Chnateau es un pequeñísimo pueblo en el sudeste de Franca, en tierras de lo que antiguamente se conocía como Occitania, patria de cátaros (sobre los que escribì en una nota anterior) magos y caballeros templarios. No ha crecido prácticamente nada en los últimos doscientos años, y se levanta sobre las ruinas de Rhadés, la antigua capital de los visigodos, allá a principios de nuestra Era.

Cualquier búsqueda en Google dará información más abundante que la que elijo ocupar en este espacio sobre el “enigma de Rennes”. Empero, y para ahorrarle a algunos perezosos la búsqueda –que siempre resultará aleccionadora- vaya aquì una síntesis que no hace justicia a la riqueza de matices y vericuetos de la historia.

A fines del siglo XIX se destina a la parroquia a un ignoto cura llamado Bérenguer Sauniére. Durante un par de años

El "pilar del escándalo"

El “pilar del escándalo”

dirige la menguada parroquia, viviendo en condiciones casi insalubres, al punto que tiene que salir a pescar y cazar para obtener el diario sustento. Pero un día sorpresivamente todo cambia: gracias al donativo de algunos fieles decide hacer algunas refacciones en la deteriorada iglesia (consagrada desde tiempo inmemorial a María Magdalena; como se verá, éste no es un dato menor) y al voltear un antiguo pilar en el altar, descubre un vetusto envoltorio con dos pergaminos en su interior. (En realidad, la historia del pilar tiene sus propios vericuetos, sobre los que regresaré).

Durante algunas semanas prácticamente se encierra en solitario dedicado a su interpretación. Pronto realiza un par de viajes a París y allí comienza la leyenda: porque, casi como si de la nada. Sauniére comienza a hacer, durante los siguientes quince años, demostraciones exacerbadas de dinero: reconstruye la iglesia, se hace erigir también un palacete a sus espaldas para vivir, cómodos jardines, una enigmática torre (que llama “torre Magdala”) unida por una galería a un invernadero en donde cultiva flores exóticas. Importa licores de todo el mundo y ofrece fastuosas comidas a amigos llegados de toda América. Lleva a vivir consigo a su jovencísima ama de llaves, Marie Denarnaud y a la familia de esta, y a pesar de los comentarios de todo el pueblo primero y la comarca después, que llegan a oídos del obispo en Carcasonne, nada detiene esta vida de lujos. El propio obispo se reúne dos veces con Sauniére y, extrañamente, no sólo no interfiere en su vida, ostentosa y licenciosa, sino que avala su actuar con informes favorables al Vaticano, donde los ingresos del sacerdote se justifican como “donativos anónimos de almas caritativas”.

Todo sigue así hasta 1914, en que el comienzo de la Primera Guerra Mundial impide a Sauniére seguir efectuando sus viajes al exterior (que parecían estar relacionados de alguna manera vital con su fortuna) y comienzan los problemas financieros: atrasos en los pagos –de obras que se siguen realizando- y deudas impositivas que le son reclamadas por grandes extensiones de tierra que ha comprado. Muere en 1917 dejando como única heredera a Marie, quien pese a ser propietaria por esa razón de bienes inmensos no se deshace de ninguno de ellos a pesar de los aprietes económicos que con los años llegaron, asegurándoles a sus allegados que antes de morir revelaría un secreto que les daría dinero y poder. Pero un inesperado ACV la imposibilita totalmente y fallece, a su vez, en 1953.

 El ninja catalán

En este viaje tuve suerte, mucha suerte. Como siempre reniego de la palabra “suerte”, estoy tentado de buscar otras explicaciones, como algún duende solidario acompañándonos todo el viaje y abriendo puertas allí donde a otros se les cerraban. De este punto en particular no diré más aqui (pero no porque tema hacerlo, sino porque le dedicaré un podcast). Sólo permítaseme comentar que, poco antes de irnos de Rennes, se me ocurre acercrme a una de las “siempre cerradas” puertas de la galería cubierta que corre bajo la vereda que en arco de semicírculo va desde la torre Magdala al invernadero…. y cede fácilmente bajo mi mano.

Entro sigilosamente, conciente que cuando cualquier responsable del lugar me vea, me echará con cajas destempladas. Les hago un gesto a Mariela, Maricarmen y José Luis que entren detrás mío. Es un depósito polvoriento de muebles, estanterías y allí, al final, un hogar y a un costado, una escalera en caracol que asciende… ¡sí, aquí estoy, donde las excavaciones de hace años descubieron la piedra cúbica a la que me he referido en “Templarios y Gnósticos, de Palestina a la Patagonia: la pista francesa”!. La alegría de estar pisando esa tierra removida supera con creces el riesgo de ser descubiertos y expulsados. La tensiòn crece en el ambiente, las chicas caminan evitando cuidadosamente las tablas flojas del suelo para evitar todo ruido, respiramos casi sofocados, hasta por temor a que la misma nos delate, hablamos con susurros mínimos, el corazón expectante y a la defensiva que alguien irrumpa colérico… ¡y he aquì que el buenazo de José Luis, tan delicado como un bisonte en una cristalería, atravies la sala pisoteando estrepitosamente la tablas flojas del piso,  que salen disparadas, se elevan casi hasta el cielorraso y caen en ruido infernal!. Y como si no bastare, no una, sino dos veces hace José Luis el mismo recorrido con el mismo escandaloso efecto. Convencido que en segundos seríamos descubiertos y poco menos que entregados a los gendarmes, sólo se me ocurre decirle:

¿Recuerdas a Kwai Chang Caine? (el protagonista de la serie Kung Fu, que en todas las presentaciones de la misma mostraba cómo caminar sobre papel de arroz sin dejar ninguna marca como prueba de autocontrol) – Si a vos te hacen la prueba del papel de arroz rompés hasta las baldosas del piso…

La galería de la anécdota

La galería de la anécdota

¿Cómo no creer, ciegamente, que estábamos protegidos de manera celestial?. NADIE pareciò escuchar nada…

El extraño tesoro

 ¿Qué hizo millonario a Sauniére?. Todos los investigadores están de acuerdo que una de estas tres opciones:

a) Descubrió documentos que probaban que María Magdalena había sido mujer de Jesús. Recientemente este tema fue puesto de moda por la novela “El Código Da Vinci” pero, en contra de lo que se cree popularmente, la idea es antigua, habiendo muchos historiadores reunido sobre ello una gran variedad de evidencias. Recordemos que es casi una certeza histórica –y lo comprobé durante mi viaje a la regiòn- que luego de la Crucifixiòn María Magdalena, acompañada de José de Arimatea y Santiago el Menor habrían huido a través del Mediterráneo hasta arribar a costas francesas. Allí, ella habría tenido una hija (Sara, cuya tumba aún es lugar de peregrinaciones). María Magdalena habría predicado el cristianismo en la regiòn hasta su muerte (recordemos que no sólo la iglesia de Rennes le Chateau, que a su vez está cerca de Narbonne, donde se dice que vivió aquella) sino muchas otras iglesias de Francia están dedicadas a ella precisamente por esa historia. José de Arimatea habría seguido viajando hasta la actual Inglaterra –donde la abadía de Glastonbury señalaría su iglesia primitiva y el lugar donde murió) y Santiago hasta el norte de la actual España, donde la Catedral de Santiago de Compostela guardaría sus restos. Esos hipotéticos documentos tendrían tanto peligro para la institución ecleciástica establecida que Sauniére habría extorsionado a la misma, cobrando su “cuota” en cuentas fantasmas en bancos extranjeros para desviar la atención del dinero y así pasar la operación desapercibida.

b) El tesoro de los Templarios: cuando los Caballeros Templarios regresaron de Tierra Santa trajeron consigo el tesoro del Templo judío, según las crónicas, magnífico en artefactos de oro, piedras preciosas, plata… Los Templarios habrían designado a los Cátaros cuidadores de ese tesoro tras la disolución de la Orden, y estos lo habrían ocultado en esa regiòn cuando comenzaron las persecuciones. Opciòn alternativa a los Templarios: los propios Visigodos, guerreros germánicos que luego de saquear Roma se desplazaron hasta el sur de Francis y norte de la actual España fundando por un par de siglos su reino allí, y sepultando sus tesoros (su rito mortuorio solía incluir, por ejemplo en las exequias de reyes y otros gobernantes, sepultar también grandes riquezas) y siendo Rhadés (es decir, la actual Rennes) provisoria “capital” por algunas décadas, bien es posible que hayan sepultado algo en las cercanías. Recordemos que todo el SO de Francia es rico en cavernas naturales.

 c) El Santo Grial: casi todos los investigadores acordamos ya que el Grial no es la “copa” donde se habría recogido la sangre de Jesús, sino un eufemismo para referirse a otra cosa: una de las hipótesis, una descendencia de Jesús con María Magdalena (así, la “copa” sería simbólicamente el vientre de quien lleva “la sangre de Jesús”). Otra hipótesis dice que es un conjunto de conocimientos, de enseñanzas que predican cómo debe ser verdaderamente practicado el Cristianismo y muy distinto del que católicos y protestantes difundieron después, más cercano a la vida de los Cátaros que al Vaticano. Así, el dinero de Sauniére sería la paga de su silencio.

 d) La hipótesis más improbable. La que es casi imposible de digerir. Pero sin embargo… la dejaré para el final

Las claves y señales

 La investigación obliga a seguir extrañas “señales” y pistas que se presentan tanto en la iglesia como en sus alrededores. Su descripciòn completa exigiría un libro entero. Citemos, entonces, las que quiero sumar y que ustedes no encontrarán en otros textos sobre el tema (creo):

San Antonio de Padua

San Antonio de Padua

 La estatua de San Antonio de Padua es la más importante de la iglesia  (cuando debería ser una de Jesús o de la propia María Magdalena, a la que está consagrado el lugar): el santo, como sabemos, es patrono de los objetos “perdidos”. Pero la relaciòn va más allá. Y me provoca un escalofrío.

1) La cuestiòn es ésta: una de las visitas más conspicuas que recibía Sauniére era un noble de la casa de los Habsburgo, Juan. Algunos historiadores, incluso, han llegado a comentar que tal vez el “secreto” que descubriò Sauniére tendría que ver con esta casa real –gobernaron Austria, España, Alemania) y Juan de Habsburgo era “comisionado” para asegurarse la obtención de toda la documentación, objetos físicos o lo que fuere. Pero lo que casi todos los investigadores europeos ignorantes que Juan de Habsburgo estuvo a principios del siglo XX en la mitológica localidad de Capilla del Monte (a los pies del no menos mítico cerro Uritorco) en Córdoba, Argentina, y se alojò en el Hotel “Edén”, de la cercana localidad de La Falda, con toda su propia historia, tal como he descripto en mi trabajo “Nazis a la caza del Grial”. Pero el tema no termina así: coincidentemente, San Antonio de Padua es también el patrono de Capilla del Monte. Y, como si no bastare, también de Piriápolis, en la vecina Uruguay, esotérica ciudad trazada y construida por otro millonario, el esoterista y alquimista Francisco Piria que en la misma época, incluso, hacía sus negocios en la cercana Barcelona. ¿Exagero si intuyo una relaciòn explícita entre Rennes –Juan de Habsburgo – Capilla del Monte, donde el santo sirve de guiño críptico para “los que tienen ojos para ver…”?.

"María Magdalena"

“María Magdalena”

2) A la entrada, dice, no “Marie Madeleine” como debería (recordemos que estamos en Francia) sino “María Magdalena” en castellano, y la imagen lleva en sus manos una cruz que señala en direcciòn a España. Allí encontraríamos, después, otros misterios asociados a esta historia. Y, sobre todo, la frase enigmática, en latín: “Terribilis est locus iste” (“Terrible es este lugar”), frase extraña para una iglesia (aunque sobre esta frase, volveré próximamente pues hay un concepto que se les está escapando a muchos investigadores).. Con mi brújula, tomé la direcciòn en que “señala” la santa: SSO. Y José Luis me dice, con una gran sonrisa, que en esa direcciòn se encuentra el Monasterio de Santes Creus, Aiguamurcia, Tarragona; y en cuyo interior se encuentra el retablo de María Magdalena embarazada, así como otros detalles consecuentes (y que por otra parte también podemos leer en los libros de José Luis, “El Legado de María Magdalena” y “El Triunfo de María Magdalena – Jaque mate a la Inquisición”).

3) Ésta no es una observación mía, pero es por demás interesante: En el Vía Crucis reproducido en el interior de la iglesia, la estaciòn correspondiente a la bajada del cuerpo de Jesús de la cruz y su depósito en la tumba tiene una particularidad: es de noche y con luna llena, lo cual, claramente, no nos está hablando de la introducción de un cuerpo en aquella sino del retiro, en las sombras de la noche, del mismo. (¿quiere decir que Sauniére sabía que los discípulos habrían hurtado el cuerpo para justificar la “resurrección” después?).

Acceso a la iglesia. A la derecha, entrada a la galería y gruta.

Acceso a la iglesia. A la derecha, entrada a la galería y gruta.

4) Si uno cruza el jardín que se encuentra –visto de frente- a la derecha de la iglesia, llega, luego de superar la entrada al cementerio –que permanece cerrada- a una gruta artificial que el cura hizo construir. En realidad es una “doble gruta”, un portón da acceso desde la calle a una galería y después de un espacio al aire libre, se llega a la gruta en sí. Lo extraño es que esa galería, en vez de nacer perpendicular a la calle (y por ende, en diagonal a la iglesia cercana) fue construida en perfecto paralelo a ésta, al igual que la gruta, con lo cual incluso se desperdicia mucho espacio que, si la galería hubiera sido la proyecciòn normal del portón de acceso, se hubiera aprovechado. Pero no. Allí están, galería y gruta, paralelas perfectamente a la iglesia, como un “misterio de diseño” que aún no hemos develado.

María Magdalena, al pie del altar.

María Magdalena, al pie del altar.

5) María Magdalena, como dije, no tiene una imagen preponderante en el interior de la iglesia. Sin embargo, fuera del hecho que a ella esté dedicada la misma, hay dos detalles impresionantes: en su representación al pie del altar, se encuentra junto a una calavera (calavera sola o calavera y tibias cruzadas (como vemos en el frontispicio del cementerio de Rennes, en lugar de una piadosa cruz), este símbolo tiene implicaciones iniciáticas : ver mi nota “Templarios y Gnósticos de Palestina a la Patagonia: la pista francesa” ) pero aparece sugestivamente embarazada. Y en esta otra representaciòn, con la sempiterna calavera a sus pies, lleva en las manos un jarroncito o grial; clara expresión que Sauniére sabía que, fuera lo que fuera el Grial, María Magdalena lo había traído

Entrada al cementerio

Entrada al cementerio

María Magdalena, con el vaso en la mano

María Magdalena, con el vaso en la mano

consigo.

Digamos de paso que la devociòn a María Magdalena está extendidísima en toda Francia, así como la profusiòn de “vírgenes negras”, prueba palpable que desde tiempos inmemoriales existìa la convicción de su presencia y tarea en esas tierras, al punto que la iglesia a ella dedicada en París es tal vez una de las más maravillosas, con un aspecto distintivo de todas las demás en su frontispicio claramente helenizado.

Iglesia de Marie Madeleine, en París

Iglesia de Marie Madeleine, en París

5) Los reyes brujos: Aquí debemos hacer un alto y extrapolar. Recordemos que los visigodos, en su estadía en Francia, dieron origen (según unos) o se mezclaron sanguínea y culturalmente (según otros) con el linaje de los reyes merovingios, primeros reyes en la Francia de entonces, que serían tardíamente reemplazados por los carolingios. Los merovingios fueron llamados así por Meroveo, su primer rey, y dieron castas históricas como las de Clodoveo, Dagoberto, etc. Pese a ser cristianos tenían una fuerte impronta pagana en general y celta en particular: Dagoberto II se educó en el monasterio irlandés de Slane (siglo VII) que era donde se concentraba el saber de entonces, pero también viajó en su juventud por el norte de España y todo el sur de Francia. Eso le hizo aprender la estrecha relaciòn que existía entre la iglesia irlandesa y la iglesia egipcia, y esta relaciòn no es tan extraña como puede parecer (por lo menos, hasta que Roma, escandalizada por los “componentes paganos” que se estaban filtrando entre los irlandeses y galos, enviò misiones evangelizadoras). Esta relaciòn llevó de Egipto a Europa el cristianismo nazareo, que luego cristalizaría como el Catarismo.[2], al mixturarse con las enseñanzas de Arrio.

 El tema no es menor; esta relaciòn establece un puente entre celtas y egipcios, y explica porqué, por ejemplo, hubo tantos “cultos a Isis” en Francia y España pre-históricas, devenidas luego en las “vírgenes negras” como la Moreneta en Barcelona. En efecto, no se trata de extrañas representaciones de María y Jesús sino de la adaptación a la creencia cristiana, en su color (negro, que simboliza África pero también el nigredo alquìmico), postura mayestática y simbolismo, de Isis con su hijo Horus.

 Esa relaciòn explica, por caso, nombres de lugares en Irlanda como Desertmartin, Desert Oeufrus, cuando no hay “desiertos” en la isla. Que en el siglo XI circulara en Irlanda copias manuscritas del libro “Salthair Na Rann”, una traducción del libro “De Adán y Eva” del cristianismo copto del siglo V, que no se encontró en ningún otro país. Que haya ilustraciones egipcias en monasterios irlandeses, que se repitan las mismas misas y plegarias apócrifas en los cristianos del Medioevo en Irlanda y Egipto, que en Waterford se hayan hallado cálices de cristal claramente egipcios, lo mismo que la campana del siglo V de St Patrick, y que el barco desenterrado en Sutton Hoo sea claramente egipcio.

 Con un esfuerzo pequeño de creatividad, podemos enfocarnos ahora en lo siguiente: los reyes merovingios –que entonces tendrían una fuerte influencia celta pero también egipcia- eran conocidos como “los reyes brujos”, porque se les atribuía facultades extrasensoriales. Eran, en verdad, “reyes – sacerdotes”, al estilo de los faraones egipcios o los “patesis” mesopotámicos. Como cultores de un conocimiento pagano, a la vista de monjes y cristianos ortodoxos lógicamente tenían que aparecer como brujos. Ellos fueron los iniciadores de la tradición que dijo –hasta épocas muy recientes- que el rey tenía “don sanador” (todavía en el siglo XIX se creía eso, y la costumbre que un monarca apadrine al séptimo hijo varón de una familia es un atavismo de sus capacidades sobrenaturales para ponerle a salvo de la maldición de ser “hombre lobo”. Se caracterizaban por llevar afeitad la cabeza hasta la mitad, pero el resto del pelo, por detrás, muy largo. Y, al fallecer, su cráneo era horadado para que sirviera al heredero en el trono de instrumento de comunicación con su antecesor en el Más Allá.

Ahora, en la Catedral de Murcia, hallé esta imagen.La concha en su pecho lo identificaría como un peregrino que hace el camino a Santiago de Compostela. Pero fíjense en su cabello: es claramente merovingio. Y la particularidad es que en esta catedral mi amigo Sergio Chorro me llamó la atención sobre una extraña serie de espirales que se repiten… y aquì, necesariamente, han de recordar mi artículo “El Grial de la búsqueda” para comprender cómo articula esta pieza en el rompecabezas… A fin de cuentas, el rey Segisberto IV instaló su corte en Rhadés (Rennes le Chateau) en el 681…

 

 Volviendo a Juan de Habsburgo:

          Por pereza, cito a mi colega Luis Burgos, quien en “La Trama Secreta de las Profundidades”, escribe: “El 25 de Noviembre de 1852, nació Jean Nepomuceme Salvator de Habsburgo, hijo de Leopoldo II, príncipe imperial de Austria, príncipe real de Bohemia y hungría y gran duque de Toscania y de la princesa Margarita de las Dos Sicilias. Desde joven le apasionaron las artes, y en su inevitable camino de la herencia real tuvo dos opciones por delante: reinar algún día en un sitio de Europa o cumplir con la tradición y vaticinio de Carlos V. Pero rápidamente sus tiempos se acortaron, ya que al morir misteriosamente su primo, el archiduque Rodolfo, hijo de Francisco José, rey desde 1848, se lo acusó de conjurar en la muerte, por lo que en Febrero de 1889 hace su testamento y renuncia a la herencia, pasándose a llamar de ahora en mas JEAN ORTH. Tal es asì, que el 26 de Marzo de 1890 se embarca en Chatam, puerto cercano a londres, en el “Santa Margarita”. Su destino ?. Era obvio, las pampas argentinas…por lo que el 19 de Abril arriba al puerto de la Ensenada, en la provincia de Buenos Aires (mi lugar de nacimiento). Con 38 años a cuestas, el archiduque pasó los siguientes tres meses organizando su próxima partida y reclutando algún ensenadense de confianza. Al escribir éstas líneas, un mágico pensamiento recorre mi mente: se habrá cruzado con él, mi abuela Aurelia, que por entonces tenía tan sólo 6 años y correteaba por ésas calles ?. O habrán sido acaso vecinos por un tiempo ?…

 Así las cosas, el 10 de Julio emprendió viaje hacia la…TIERRA DEL FUEGO, región que de ahora en mas reiteraré varias veces. Qué buscaba Jean Orth ?. Lo inquietante es que a partir de allí, se “pierde todo rastro y nunca mas se supo de él”. Hasta su muerte parece extraìda de una película de terror, ya que se le enterró en tres sepulturas distintas !. A saber:

 a) A principios del siglo XX, contando con unos 50 años, habrìa fallecido en Noruega con el nombre de Hans Kohler, a orillas del lago Traum, donde había construído un Museo en “su” Castillo de Orth…

 b) La segunda muerte habría acontecido en el invierno de 1910, a los 58 años, en la estancia “Cañadón Largo” de la provincia de Santa Cruz, bajo el nombre de Fred Otten, según consta en crònicas de Jean Liniers, bisnieto del conocido virrey Santiago de Liniers…

 c) Por último, su tercer deceso se habría producido en 1923, en Buenos Aires, a la edad de 71 años, siendo enterrado en el cementerio británico con el nombre de Juan Guameri. Lo curioso es que desde 1914 a 1946 no figuró ningún ingreso de féretro con ésa identidad…

 Muertes mas, muertes menos, éste archiduque gustoso de ponerse pseudónimos, desapareció en Argentina, y aquí mismo habría tomado contacto con enigmáticos personajes que lo condujeron a lugares secretos e inexpugnables de la Patagonia y la cordillera andina. El propio JULIO VERNE llegò a merodear literariamente los pasos de Orth, a sabiendas que sus movimientos siempre resultaron misteriosos.

 A Luis se le escapa –bueno, nadie tiene todas las piezas en su puño- el paso de Juan por Capilla del Monte, que hemos chequeado personalmente en Córdoba. El hecho que sus pasos se pierdan en la Patagonia, no es menor: ¿entienden ustedes ahora porqué el primer artículo de esta serie se titulaba, ya saben, “Templarios y Gnósticos de Palestina a la Patagonia…. Etc”?

 Un enigma dentro de otro misterio

 Durante décadas, los “buscadores de tesoros” han cavado a diestra y siniestra en la regiòn, tras el hipotético hallazgo de algo que no hubiera sido descubierto en su momento por Sauniére. Estudiando ahora el material recolectado, me pregunté que pasaría si aplicaba ciertas nociones de Geometría Sagrada (ya que siempre está vinculada a lugares de poder) a Rennes. Y recordé esa extraña “anomalía arquitectónica” en la galería y gruta del jardín. ¿Recuerdan?. El hecho que no se construyera perpendicular al acceso, sino en paralelo a la iglesia. E hice esta prueba:

Tracemos una línea que una la Torre Magdala con el Invernadero, al final de la vereda. Luego, desde la entrada a la galería que conduce a la gruta, una nueva línea que pase por la puerta de la iglesia (en realidad, por la ubicación de Asmodeo), y las prolongamos, se unirán en un punto en los bosques que rodean al pueblo, como se indica en la ilustración, tras formar un perfecto triángulo isósceles. Si esto es “casual” y hay o no algo allí, es lo que dejo a otros investigadores en el terreno.

Triangulaciòn sobre Rennes

Triangulaciòn sobre Rennes

El demonio Asmodeo

          Estoy seguro que además de pistas para conocer la naturaleza de su secreto, Sauniére tuvo la amabilidad de dejar, cifrados en simbolismos, parte del conocimiento que adquirió. Esto se ve claramente en la sorprendente, icónica pero nunca bien explicada imagen del demonio Asmodeo bajo la pila de agua bendita.

A la izquierda, Asmodeo, a la derecha, el autor (aclaramos por las dudas)

A la izquierda, Asmodeo, a la derecha, el autor (aclaramos por las dudas)

Los ángeles y el signo

Los ángeles y el signo

       Inmediatamente sobre ésta podemos observar esa imagen religiosa de cuatro ángeles con la frase “Par ce signe tu le vaincras”. ¿De qué signo habla?. Obviamente, del signo de la cruz: nótese que el ángel de la parte superior lleva sus dedos a la frente; el de abajo, al centro de su pecho, el de la derecha, a su hombro izquierdo y el de la izquierda, a su hombro derecho. De todos modos, el feligrés o visitante, tras mojar sus dedos en el agua de la pila, obviamente hace sobre sí mismo ese signo. Pero la frase en sí es interesante. A primera vista, es la traducción al francés de “In hoc signo Vinces”, la frase que junto con la cruz vio Constantino en su momento, antes de la batalla que abriría las puertas grandes al Cristianismo en Europa. Pero hay un error ex profeso: la traducción debería ser “par ce signe le vaincras”. El “tu” permite traducirlo como “por este signo TÚ le vencerás”. ¿Qué tiene de importante esta sutil diferencia?. Que pone el poder de derrotar al Mal, a la negatividad, en fin, a la entropía, más que en el signo, en quien lo haga, cada uno de nosotros mismos.  ¿Conocen la Ley de Atracción?. De eso se trata: nos hace “dioses” individuales, pues somos nosotros quienes tendremos el poder. Casi blasfemo para una ortodoxia donde el poder está el los ritos y en los intermediarios con dios…

          Luego, el demonio mismo, inclinado, agobiado por el peso de la pila y el agua bendita. No se trata como algunos simplistas han dicho- de una muestra de “satanismo” o perversión religiosa: es una imagen simbólicamente impactante del poder de quien entiende el esoterismo cristiano.

         Pero fíjense en esa mano a la izquierda. Índice y pulgar forman un círculo. Hay dos posibilidades: u originalmente llevo algo allí (una pica, quizás) o es un signo también críptico. Nunca lo sabremos: aunque sospecho lo primero. ¿La razón?. Traten ustedes de formar un círculo así de perfecto con sus pulgares e índices en réplica a la imagen: no lo conseguirán. Y como al artista no podría escapársele esta limitaciòn de la articulación de la mano humana, es obvio entonces que ha sido funcional a alguna herramienta.

La argentinidad al palo

          Como si no alcanzaran los misterios sin resolver, las preguntas con “multiple choice” que hasta aquì se desparramaban a nuestro paso, al husmear en las habitaciones del pequeño “museo de sitio” un encuentro me dejó perplejo: una maqueta del lugar, primorosamente hecha por un artista local hace unos treinta años. Allí, un poco “kitsch”, tenemos a las construcciones del lugar dentro de una especie de cápsula plástica y todo el conjunto reposando…. Sobre un tablero circular de aspecto ajedrecístico. De uno u otro lado, piezas d ese ajedrez, pero piezas asaz extrañas. Cilíndricas, cúbicas, con símbolos esotéricos y astroógicos… era lógico que no haya llamado la atención en particular de ningún otro investigador que haya escrito o hablado sobre el lugar, lo cual simplemente demostraba, ntonces, que yo era el primer investigador argentino: porque ese extraño tablero no era otro que el panajedrez de Xul Solar…

 

La maqueta de referencia

La maqueta de referencia

Otra vista de la maqueta

Otra vista de la maqueta

Otra vista de la maqueta

Otra vista de la maqueta

panajedrez

panajedrez

         No es nada muy especial: sólo había que ser argentino para reconocerlo, porque Xul Solar ni siquiera es muy conocido entre nuestros compatriotas. Pero, ¿quién era él?

          Uno de sus mejores amigos, nada menos que Jorge Luis Borges, escribiò: “Hombre versado en todas las disciplinas, curioso de todos los arcanos, padre de escrituras, de lenguajes, de utopías, de mitologías, huésped de infiernos y de cielos, autor panajedrecista y astrólogo perfecto en la indulgente ironía y en la nerosa amistad, Xul Solar es uno de los acontecimientos más singulares de nuestra época. Hay mentes que profesan la probidad, otras, la indiscriminada abundancia; la invención caudalosa de Xul Solar no excluye el honesto rigor. Sus pinturas son documentos del mundo ultraterreno, del mundo metafísico en que los dioses toman las formas de la imaginación que los sueña. La apasionada arquitectura, los colores felices, los muchos pormenores circunstanciales, los laberintos, los homúnculos y los ángeles inolvidablemente definen este arte delicado y monumental. El gusto de nuestro tiempo vacila entre el mero agrado lineal, la transcripción emotiva y el realismo con brocha gorda; Xul Solar renueva, a su modo ambicioso que quiere ser modesto, la mística pintura de los que no ven con los ojos físicos en el ámbito sagrado de Blake, de Swedenborg, de yoguis y de bardos.”

Una de sus obras: "Desarrollo del I Ching"

Una de sus obras: “Desarrollo del I Ching”

Tarot de Xul Solar

Tarot de Xul Solar

         Oscar Alejandro Schulz Solari nació en Buenos Aires, en 1887. Murió en su casa del Delta del Tigre, sobre el rió Luján, en 1963, era hijo de inmigrantes ítalo-alemanes, en 1912 abandonó su hogar y se embarcó en un barco mercante visitando Italia, Inglaterra, Alemania y Francia. En 1920 expuso en la Galería de Arte de Milán junto al escultor italiano Arturo Martini. En 1924 regresó a Argentina, se asoció al grupo ” Martín Fierro ” en cuya revista aparecían sus trabajos . En 1925 expuso en el Salón de los Independientes de Buenos Aires, y en los años 1926 y 1926 en los Amigos del Arte junto a Pettoruti en la primera ocasión y junto a Antonio Berni en la segunda. En una época tan temprana como 1925, formuló un sistema pictórico de escritura ” Neocriollo ” , que se basaba en el español, portugués y otras lenguas, reflejando sus estudios de filosofía, astrología, idiomas y notación musical. La obra de este místico y visionario evolucionó a lo largo de toda su vida. Así mientras que sus primeras pinturas sobre todo acuarelas y témperas, son una muestra de fantasía y de humor, a partir de los años treinta su pintura se vuelve más esotérica, representando paisajes imaginarios y ciudades futuristas, frecuentemente realizadas de forma monocroma. Pasando los años sesenta retorna al uso del color, pero reduciendo sus imágenes a signos y formas.

En 1977 se celebró, en el Musée d’Art Moderne de la Ville de París, Una exposición antológica de su obra bajo el título de Xul Solar, 1887 – 1963. Las matemáticas no fueron ajenas a sus intereses. Xul utilizaba un sistema basado en el zodiaco de carácter duodecimal. No es extraño que quisiera analizar la estructura astrológica de sus amigos y ocasionales visitantes. Era la forma de conocerlos realmente.

Xul Solar vivió siempre austeramente con humildad. Se definía a sí mismo como : ” recreador – no inventor – campeón mundial de un panajedrez y otros serios juegos, padre de una panlengua que quiere ser perfecta y padrino de otra lengua vulgar sin vulgo, autor de grafías plastiútiles, exegeta de doce ( más una total ) religiones y filosofías.”

         Por si el dato suma: Xul era primo de Benjamín Solari Parravicini, el “Nostradamus argentino”. Parece que el gen profético estaba en esos tiempos particularmente activo en la familia.

          Bien, entonces aquí teníamos también su panajedrez. Cierto, no contemporáneo a la época de Sauniére pero la pregunta flotaba: ¿qué llevó, qué quiso decirnos el desconocido artista que fabricó esa maqueta con ese “signo”?. ¿Porqué montarla sobre el pananjedrez?. Hay varias lecturas posibles: una, repasar la obra pictórica de este artista en busca de claves que “resuenen” con Rennes (no me consta que Xul haya pasado por el lugar, aunque ya había visitado Francia en 1912 –es decir, en vida de Sauniére-). Otra: sugerirnos su parentesco, y revisar las psicografias de Parravicini en la misma búsqueda. La tercera, la que me parece más factible: el panajedrez es, simbólicamente, un juego en múltiples dimensiones (de hecho, para jugarlo aceptablemente bien, es necesario que el jugador piense en varios frentes simultáneamente) por lo que cabe la posibilidad que el maquetista insinuara que Rennes (o la iglesia y su entorno) fuera un “vórtice” de “n” dimensiones…

 

¿Y si…?

 Dije que había otra hipótesis para explicar el arcano misterio del cura millonario. Pero por su complejidad (y la necesidad de sustentarlo con algunos argumentos de sus defensores que cuando menos le eviten la categoría de “delirio”) le dedicaremos otra próxima nota completa. Porque recuerden: aún no contamos la “otra historia” del pilar visigótico y la otra interetaciòn de la frase del frontispicio, además de algunos simbolismos ue parecen haberse escapado a la aguda observaciòn de muchos. Historias de cementerios, de lápidas alteradas…

         Esto ha sido apenas un superficial y rápido repaso por los misterios del lugar. Nos alejamos, y mientras a nuestras espaldas Rennes comenzaba a teñirse de ocres y dorados por el fuerte sol de la tarde, no se necesitaba un gran esfuerzo de imaginación para intuir al fantasma de Sauniére, reclinado sobre la baranda de la torre Magdala, sonriendo irónicamente.


[1] Por ejemplo, con su trabajo: “El triunfo de María Magdalena: jaque mate a la Inquisición”, disponible en ediciòn gráfica y electrónica, informes www.jlgimenez.es

[2] En efecto, cuando se habla de Jesús de Nazareth, se comete un error histórico: Nazareth, el pueblo, no existiò hasta el siglo I…DC, es decir, no existía en épocas de Jesús aún. Esto es una mala traducción de “Jesús el Nazareo” que remite NO a Nazareth sino a la secta de los Nazareos, una facciòn religiosa del Judaísmo integrada por un número importante de fariseos.

Desde el interior de la iglesia

Desde el interior de la iglesia

"Villa Betania", el palacete de Sauniére

“Villa Betania”, el palacete de Sauniére

El valle de Rennes, desde la vereda que comunica la torre y el invernadero

El valle de Rennes, desde la vereda que comunica la torre y el invernadero

Frente a la torre Magdala

Frente a la torre Magdala

Capilla privada de Sauniére

Capilla privada de Sauniére

Algunas de estas fotografíws se deben a la amabilidad de nuestro amigo Sergio Chorro. Otras, a la cámara de José Luis Giménez. Las menos atractivas, seguramente, serán las del autor.

 

Muchas más fotos de Rennes le Chateau, en nuestra cuenta en Flickr!

Posted in Arqueología Revisionista, Esoterismo, Política y Esoterismo | Etiquetado: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 35 Comments »

Podcast AFR Nº 73: Los Misterios de Piriápolis y la Alquimia interior

Posted by Quique Marzo en 16-04-2011

En el podcast de esta semana, los siguientes temas:

  • Los inicios de Francisco Piria.
  • ¿Por qué elige Piria a esta ciudad?
  • El Hotel Argentino.
  • La Iglesia Abandonada.
  • El Castillo de Piria.
  • La Alquimia Operativa y la Alquimia Especulativa.
  • Las investigaciones de Marconi, Edison y Tesla… silenciadas.
  • La iglesia La Candelaria.
  • La iglesia neotemplaria de Capilla del Monte (Córdoba, Argentina).
  • Los 52 grados de desviación, ¿una medida esotérica?
  • El efecto sonoro de La Rosa de los Vientos.

Y mucho más, en la voz de Gustavo Fernández.

Para escuchar, descargar y suscribirse al feed, pase por nuestro canal en iVoox. (Clic en la imagen)

Escuche o descargue el podcast desde nuestro sitio en iVoox, o suscríbase al feed para enterarse al instante de la publicación de nuevos episodios (le recomendamos Google Reader).

Posted in Esoterismo, Podcast | Etiquetado: , , , , , , | 9 Comments »

 
A %d blogueros les gusta esto: