EXISTEN PIRÁMIDES EN ARGENTINA

Las ásperas sogas ya mordían las carnes de mis muñecas y tobillos cuando traté de apoyar mejor mi espalda sobre la húmeda y extrañamente rojiza piedra. Acalambrado, sudoroso y con miedo, luché inútilmente una vez más, tratando de escapar de los nudos que me mantenían maniatado, antes de que el sol del amanecer asomara por entre... Leer más →

Anuncios

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑