AL FILO DE LA REALIDAD .com.ar

Ovnis, Civilizaciones Desaparecidas, Parapsicología y Esoterismo.

Archive for the ‘vida después de la muerte’ Category

¿SOMOS MARIONETAS ESPIRITUALES?. Explorando la Consciencia fuera de lo humano

Posted by Gustavo Fernández en 28-03-2017

Éste es quizás uno de mis artículos más “reflexionados”. Pero con frío escepticismo le profetizo pocas lecturas y algunos “me gusta” de cortesía porque, claro, buscar videos en Youtube es más entretenido. Pero no sería consecuente conmigo mismo si, pese a ello, no lo pusiera por escrito, y seguramente también en un podcast. En Youtube, es un trabajito editorial que no me place pero allá alguno de ustedes si se les despierta creatividad sobre estos conceptos. En cuanto al artículo en sí, es denso, acepto. Pero puede disparar algunas ideas al lector.

Es grotesco pero desagradablemente cierto que si a una gallina se le ubica, cerca pero inmóvil, una comadreja disecada, después de cierta reacciòn de sorpresa el plumífero queda absolutamente indiferente frente a su natural depredador. Pero si se toma una bolsa cubierta de piel y se le fijan dos botones brillantes donde en un animal deberían ir los ojos (una verdadera caricatura de comadreja) pero mediante un cable s ele imprime un sentido de movimiento, la gallina se desespera por huir. El estímulo – señal, codificado genéticamente tiene valores primitivos y esenciales, donde no importa tanto el aspecto sino otras variables como, precisamente, el sentido de movimiento, a pesar que no se parece casi en nada al agresor. Con los correspondientes estímulos – señales se ha demostrado que esto también es válido para toda la escala animal, incluido el ser humano. Cuando se descubre cuáles son los estímulos específicos todos se dejan manipular de manera previsible con los estímulos fabricados, en última instancia, gracias a ellos mismos. La reacciòn se produce no sólo de manera previsible, sino infalible. Los seres biológicos son totalmente incapaces de escapar al efecto desencadenante de tales estímulos.

La composición del estímulo clave desencadenante en base del menor número de características válidas para todos los enemigos de la gallina que entran en consideración, es la única solución imaginable del aparentemente casi utópico problema que consiste en almacenar genéticamente una imagen que refleje todos los enemigos que puede llegar a encontrar algún día porque efectivamente existen en el mundo real. Lo que ha realizado aquí l evolución es nada menos que una “generalización y abstracción”, una generalización que prescinde sistemáticamente de la diferencia de detalles individuales. Así pues a la gallina como organismo biológico, el conocimiento congénito sobre el mundo le proporciona una información óptima, exacta, útil. Y como su existencia se limita a la esfera biológica, para ella el caso queda así solucionado de manera satisfactoria.

Algo distinto se presenta el asunto para nosotros. Con respecto a la facultad cognoscitiva de la gallina, nosotros nos encontramos en una esfera superior, casi podríamos llamarla una “metaesfera”. Examinada desde ese “plano metafísico” para la gallina, la situación descrita en su totalidad gracias al sistema cerrado que provee el programa de comportamiento congénito con patrón desencadenante incorporado, por una parte, y la constelación de señales objetivas como estímulo desencadenante por otro adquiere una cualidad muy distinta. Extrapolando, nada impide suponer que la constelación de percepciones espirituales de la humanidad (revelaciones sobrenaturales, mensajes cósmicos, voces angelicales, ovnis, manifestaciones fantasmales y cuanto etcétera pudieran ustedes imaginar) pueden ser reducibles a estímulos – señales básicos, y de ellos el OVNI puede ser el estímulo clave desencadenante. Esto explicaría varias cosas: por un lado, el amplio espectro de intereses que paulatinamente van adquiriendo los aficionados a estas temáticas, desde una curiosidad monotemática hasta una inquietud universalista. Y por otro lado, las “modas” cíclicas que lo “sobrenatural” presenta en distintos momentos de la historia humana. Y finalmente, los sustratos comunes tanto a los fenómenos ufológicos como los paranormales.

Pero pueden inferirse dos conclusiones aún más importantes: una, que entonces el hecho que en laboratorios se pueda recrear (de manera bastante pobre, debemos admitir) “sensaciones de presencias espirituales” mediante el expeditivo método de someter al sujeto de la experiencia a estímulos físicos (con lo que se busca una reducciòn al absurdo de toda fenomenología paranormal a la categoría de alteraciones sinestésicas) sólo nos estaría diciendo que es posible recrear estímulos clave, y no que éstos no existan (como el hecho que pueda generarse un “agresor fantasma” en el cerebro de la gallina no quita que las comadrejas hagan de las suyas en el mundo real). Además, sólo indicarían las áreas corticales que entran en el proceso, pero no el origen del proceso en sí. Y en segundo lugar, que así como la gallina tiene una percepción del enemigo superior a la de una garrapata (para poder poner sus huevos en mamíferos, ésta necesita identificarlos de los reptiles y para ello sólo necesita un estímulo: ser sensible al ácido butírico, infaltable en todo sudor) siendo mde todas formas que a sus fines –y a su grado evolutivo- la percepción del mundo que tiene la garrapata es correcta (pero inferior a la de la gallina), antológicamente advertimos que la concepción del mundo de la gallina también es correcta, pero limitada. Por consiguiente, y viéndose que la evoluciòn ni con mucho ha cesado, nuestra percepción del mundo, siendo correcta, también comparte con aquellas su “limitidad”. Y los propios experimentos etológicos van más allá: como la gallina reconoce a sus pollitos por el piar y no por el aspecto, se ha colocado la famosa comadreja disecada dentro del nido de una gallina, eso sí, con un minúsculo altavoz que reproducía un piar de polluelos, observándose como aquella trataba de protegerla y cubrirla, mientras que si se le cubrían los oídos, atacaba a picotazos a sus propios pollitos circunstancialmente alejados del nido. Extrapolando, de aquí a manipular a la especie humana –aún en contra de las escalas de valores que consideramos lógicas o éticas- con una manipulación de las ideas, hay un solo paso.

Llegados aquí, deberíamos preguntarnos que si después de todo desde los propios argumentos de la ciencia pueden elaborarse estas especulaciones, cuál es el porqué de la generalizada resistencia de los científicos a lo espiritual.  Las ciencias d ela naturaleza son las ciencias de la estructura y cambio d elos sistemas materiales así como del reparto espacial de diversas formas de energía (según Helmutt Von Ditfurth). En su trabajo el científico se limita a la posición del monismo materialista. Esta limitaciòn forma parte de la definición de la disciplina a la que se ha consagrado. La investigación científica de sistemas vivos nos es otra cosa que el intento de ver adónde se llega cuando uno se esfuerza por explicar la estructura y el comportamiento de estos sistemas sólo gracias a sus particularidades materiales. Esto es legítimo y, en lo que respecta a las posibilidades de investigación práctica, el único método fructífero. Sólo que no debe perderse de vista que se trata una vez más no de una afirmación sobre la realidad, sino sobre una autolimitación metodológica; y muchos científicos lo han olvidado hace tiempo. El resultado es una enfermedad ideológica profesional que, como demuestra la experiencia, puede conducir a la grotesca convicción de que, en realidad, no existen fenómenos espirituales.

El propio Konrad Lorenz escribiò: “El proceso filogénico que conduce al origen de estructuras apropiadas para la conservación de la especie se parece tanto al aprendizaje del individuo que no tiene porqué extrañarnos demasiado que a menudio el resultado final de ambos sea casi igual. El genoma, el sistema de cromosomas, contiene nun tesoro de información de una riqueza francamente incomprensible. Este tesoro se ha ido formando mediante un proceso que a lo que más se parece es al aprendizaje gracias al ensayo y error”.

Si consideramos la cronología genética de la relaciòn que existe entre ellos y las actividades que tienen lugar de manera consciente en nuestra cabeza y que caracterizamos con las mismas palabras, se nos cae la venda de los ojos. Entonces vemos con que con nuestra acostumbrada manera de considerar la situación nos volvemos a encontrar aferrados al prejuicio antropocéntrico que en toda ocasión quiere convencernos que nosotros mismos son el punto de partida de toda la cadena causal. Pero como también en otros campos tenemos la tendencia a basar nuestros juicios en nuestras propias experiencias como si fueran un patrón, la naturaleza nos parece condenada a la falta de ingenio, ya que no somos capaces de descubrir en ella ningún cerebro pensante. En una conclusión precipitada identificamos la indiscutible carencia de cerebro de la naturaleza con la no existencia de inteligencia,  fantasía, capacidad y todas las demás potencias creativas que en nosotros van unidas a la existencia de un sistema central  nervioso. Como durante demasiado tiempo hemos hecho del propio caso el fundamento de nuestros juicios estamos convencidos que es nuestro cerebro quien con todas esas capacidades y posibilidades lo concluye y resume y por consiguiente, sin nuestro cerebro no existirían. Un parte no menor de nuestro asombro e incomprensión de los “misterios de la naturaleza” tiene sus raíces aquí. Que una parte no poco importante de nuestra admiración por la naturaleza se debe a un enigma demasiado palpable: el asombro por lo que ha podido llevar a cabo esta naturaleza que tiene que arreglárselas sin cerebro y que con ello a nuestros ojos carece de todas las facultades creativas que para nosotros comporta el hecho de tener un cerebro. Como si la creatividad y la capacidad de aprender no hubieran aparecido en este mundo hasta nuestra llegada, cosa que naturalmente plantea la cuestiòn de cómo ha podido conseguir llegar hasta este punto la naturaleza en todos los eones previos.

Es que la Vida tiene consciencia. Aprendizaje e inteligencia, la búsqueda de la soluciòn a los problemas y lasa decisiones tomadas ante el fondo de una escala de valores que representa el resultado de procesos de aprendizajes anteriores, todo esto existe también fuera de la esfera del cerebro. Todo esto son realizaciones que, sin estar localizadas en un lugar concreto (un cerebro o una computadora) pueden existir de verdad y actuar de verdad a nivel supraindividual. Esta afirmación no tiene nada de metafísico. Solamente contradice nuestra habitual manera de pensar. Sin embargo, nos describe más que hechos que existen de verdad en el mundo. Las funciones que acostumbramos denominar “psíquicas” son anteriores a todos los cerebros. No son productos cerebrales; al contrario, como todo lo demás, también los cerebros pudieron ser producidos al final por la evoluciòn sólo porque desde el principio esta fue dirigida por las funciones de las que he escrito. Nuestro cerebro no es la fuente de estos logros, es su resultado. Lo único que hizo es integrar esos logros en un individuo.

En consecuencia: sabiéndose qué sencillo es crear “estímulos de respuesta condicionada” en la “metaesfera” de la percepción humana conociendo el paradigma de la que es metafísica para los humanos, es inevitable pensar con qué facilidad, desde humanos con este conocimiento (que, si devenido de estas conclusiones es accesible para mí, lo es para cualquiera) y mucho más para las inevitables entidades que existen en ese Más Allá. Que confiaremos como “fraternas”, “solidarias” y “protectoras” sólo desde la relativa, daltónica y superficial mirada de las expectativas y necesidades humanas. Ya que, en puridad, ¿por qué debería ser “buena” una entidad espiritual, si no fuera como excluyente idealización de las angustias humanas?.

Estamos orillando aquí un tema “políticamente incorrecto” (en términos del “discurso espiritual”): ¿mayor evoluciòn equivale a mayor bondad?.

Imagino aquí largos posts y comentarios de lectores y lectoras en total desacuerdo con este cuestionamiento. Permítanme sólo argumentar que un argumento no es fundamento, y que un discurso bizantino de retórica no es evidencia. Más aún, cuando los hechos espirituales, si para argumentarlos necesitan ser extensamente intelectualizados.

Por eso, sospecho que no hay entidades “buenas” o “malas”. En todo caso, “aliados” o “enemigos”. Es decir, entidades con intereses afines y otras no.

“Aliados”. Qué curioso que sea tan propio de Castaneda el término que mejor me resuena…

Posted in Contacto Extraterrestre, Esoterismo, Ovnilogía Esotérica, Parapsicología, Psicología Esotérica, vida después de la muerte | Etiquetado: , , , , , , , | 9 Comments »

“El Viaje Chamánico”, en nuestro blog hermano

Posted by Gustavo Fernández en 20-11-2016

Si te interesa, ve por este link:

https://movimientochamanico.wordpress.com/2016/11/20/el-viaje-chamanico/

 

Posted in Arqueología Revisionista, Esoterismo, Investigación OVNI, Ovnilogía Esotérica, Psicología Esotérica, Revisionismo histórico, Terapias, vida después de la muerte | Leave a Comment »

Podcast AFR Nº 157: Entrevista sobre médiums y fantasmas

Posted by Quique Marzo en 30-10-2015

Escuchá AFR, con Gustavo Fernández

Para ir a iVoox, clic en la imagen.

En este episodio de Al Filo de la Realidad…

  • Comentarios preliminares de Gustavo Fernández sobre los sucesos inusuales en la emisora, sobre Uri Geller y Eusapia Paladino. Trucos y realidades.
  • La supervivencia de la “energía psíquica” a la muerte. Nuestra mente puede atraer o repeler estos fenómenos. Los experimentos del Apolo XIV. Un estado de evolución del espíritu. La manipulación a través de la ignorancia, el temor y el ridículo. Paquetes de memoria eróticos y tanáticos. ¿Qué es un médium?
  • Virginia Rizzi entrevista a Gustavo Fernández, para su programa “Sin Estrés” de Radio Estudio Cooperativa 91.7, de Mendoza, Argentina.
  • Respondiendo a los podescuchas. Los Illuminati y otros temas.

 

Para escuchar en línea, dejar comentarios o DESCARGAR el audio en formato mp3, diríjase a NUESTRO SITIO EN IVOOX (también estamos en iTunes).

Pueden descargar el podcast de “Al Filo de la Realidad” directamente a sus teléfonos móviles suscribiéndose (gratis) desde la app de iVoox (para iOS y Android).

¡No olviden recomendarnos!

Posted in Entrevistas a Gustavo Fernández, Los Illuminati, Parapsicología, Podcast, vida después de la muerte | Etiquetado: , , , , , , , , , | 1 Comment »

Entrevista sobre psicofonías y otros temas

Posted by Gustavo Fernández en 05-11-2014

Estimados amigos:

En ocasiòn de nuestra visita a la bellísima ciudad de Córdoba (España) para dictar la conferencia pautada por nuestro amigo Ángel Serrano y la gente de Córdoba Legendaria, tuvimos el placer de ser entrevistados por el investigador local Jorge Liébana, en una amena charla que en principio iba a girar alrededor de las Psicofonías pero que ameritó extenderse a otros campos. Si les interesa, está disponible aquí:

http://www.psicofonias.com/2014/11/los-podcasts-de-psicofoniascom-programa.html

Saludos cordiales.

El Equipo de AFR

Posted in Contacto Extraterrestre, Ovnilogía Esotérica, Parapsicología, vida después de la muerte | Etiquetado: , , , , | Leave a Comment »

Primer Congreso Ecuménico Internacional sobre Exorcismos en Argentina

Posted by Gustavo Fernández en 15-04-2014

Los días sábado 12 y domingo 13 de abril de 2014 se llevó a cabo, en el Santuario Milagros de Jesús en la ciudad de Del Viso, partido de Pilar, provincia de Buenos Aires, el Primer Congreso Ecuménico Internacional sobre Exorcismos de Argentina,

De izquierda a derecha: Madre Karina (de la Iglesia Luterana), Chamán Paulino Martínez -México-, señor Tello Fuentes (Director de la Secretaría de Relaciones con la Comunidad del partido de Pilar, provincia de Buenos Aires, Obispo Manuel Acuña y Gustavo Fernández

De izquierda a derecha: Madre Karina (de la Iglesia Luterana), Chamán Paulino Martínez -México-, señor Tello Fuentes (Director de la Secretaría de Relaciones con la Comunidad del partido de Pilar, provincia de Buenos Aires, Obispo Manuel Acuña y Gustavo Fernández

organizado por el Centro Antropològico de Rosario, Santa Fe), la Escuela de Exorcistas “Evagrio Póntico” de Buenos Aires y la Iglesia Carismática Luterana Independiente de Argentina.
En la oportunidad participaron como expositores el Presidente de este Congreso, Obispo Manuel Acuña, nuestro Director, Gustavo Fernández, el Dr Paulino Martínez, de México, Hombre – Medicina Huichol, el doctor Hernán Quiveo, psiquiatra del personal profesional del Hospital Neuropsiquiátrico “Braulio Moyano” de la ciudad de Buenos Aires, Moseñor Vladyka Teófano, de la Iglesia Biolerrusa y el doctor Pablo Berretini, Jefe de Agudos del Hospital Moyano.

En una descripciòn quizás meramente formal, debe destacarse la excelente organizaciòn y atenciòn, tanto de los disertantes como de los asistentes, por parte de los organizadores, pálido relato que no refleja el entusiasmo, la proactividad y el calor humano puestos de manifiesto desde los mínimos detalles individuales hasta la máxima logística del evento. En dos ágiles e intensisimos días, los expositores rotaron brindando sus perspectivas personales sobre etiología, gnoseología y prosopopesis de una acción inteligente y perturbadora sobre la especie humana.

Porque el gran desafío de este Congreso (y paso a hablar en primera persona) fue enfrentar lo “políticamente incorrecto” que significa, de cara a una sociedad que se cree “progre” y con cierto veleiodoso escepticismo, habla rde “inteligencias maléficas” operando en el

De izquierda a derecha: Paulino Martínez, Obispo Acuña y Gustavo Fernández

De izquierda a derecha: Paulino Martínez, Obispo Acuña y Gustavo Fernández

sutil plano de lo espiritual. Tal como esbozé en mi trabajo sobre “demonología laica” , sospecho que la mayor parte de mis colegas en estas lides no se atreven a hablar de esto porque se supone que ene stos tiempos liberales y modernos “no se cree” en Satanás -o como quieran llamarle- pese a que esos mismos colegas, por otra parte, no tienen problema en aceptar la existencia de un pletórico universo de entidades espirituales negativas o involucionadas. Sería gracioso si no fuera trágico: se admiten entidades espirituales negativas, peor al parece, rehenes de la lógica de algún extraño comunismo metafísico, no se acepta la posibilidad de “distinciones jerárquicas” entre las mismas. Y de haberlas, parece que aquellas están sometidas a la autoridad de un Consejo Asesor, antes que un Jefe individualizable…

No puedo dejar de recordar -ahora sí, divertidamente- cuando un tiempo atrás lancñé un desafío en mi Facebook personal. Decía así:

“UNA PREGUNTA QUE VA A TRAER “COLA”. Y miro a quienes se sepan intelectuales, cultos, bien formados en ciencias físicas, sociales, humanas. Entiendo que la mayoría de mis lectores aceptan la existencia de un Dios/diosa, así como una “jerarquìa” de ángeles, arcángeles, querubines, principados, potestados, serafines, haioth-hakodesh, etc. Entiendo también que una gran mayoría admite la existencia de “entidades negativas” (no discutamos ahora si seres del bajo astral, paquetes de memoria thanáticos, espíritus de las sombras,

Acceso al Templo del Santuario, sede del Congreso

Acceso al Templo del Santuario, sede del Congreso

etc.). La pregunta es: ¿porqué a tantos les resulta entonces no creíble la idea de Satanás?. Si admito una jerarquìa de entidades “benéficas” que llega a Dios, ¿porqué, cuando pensamos en la jerarquìa “negativa” se interrumpe la “secuencia” antes de llegar tan Arriba (o Abajo)?. Y voy por más: a mí mismo me resulta “poco resonante” la idea de Satanás. Pero me pregunto, a mí mismo, porqué, si acepto los ejempolos dados, mi pensamiento racional, que no niega dirigirse a Dios, sí se niega a dirigir la mirada al Otro. Y me pregunto: ¿lo niega mi racionalidad por ser un tipo cosmopolita, pretendidamente formado intelectualmente, librepensador, nada conservador ni retrógrado?. ¿O lo niega porque también soy víctima de una “manipulaciòn” -suponga cada uno surgida desde donde quiera- que, pese a no resolver la contradicciòn planteada, me obliga a impedirme aceptar su existencia? (por aquello de “el mejor truco del diablo…)”

Comparto algunas respuestas:

– “”Mi” conclusión es que estas entidades mencionadas son un efecto colectivo del “bien” y del “mal”, son nuestra creación, es nuestro poder individual y colectivo el que “materializa” ambos costados, que creo no son tan extremos como los solemos ver. Dios y Satanás (y todos sus secuaces) tienen tanto poder como nuestras mentes (por llamarlas así) son capaces de imaginar. De modo que la fe (fuerza creadora) es la que determina si gana Dios o el Diablo. Si se quiere, da para escribir mucho al respecto, pero es muy simple de entender: si creemos en Dios, dios existe y es todo poderoso, si creemos en el diablo, lo mismo. Si creemos en ambos y todo un equipo profesional del más allá, todos prticiparán del juego”

Desde mis estudios, aquello llamado Satanas viene de Satan, palabra en arameo que representa el modo de funcionamiento del sistema universal cuando se hacen actos no alineados con “la verdad” (es decir, el desenvolvimiento en armonia a las leyes del universo). Inmediatamente que se hace una acción “no equilibrada”, es decir, con una intención no en armonia con el universo, por ley de equilibro o como quiera llamarse, el universo tiene a generar un movimiento contrario equilibrador.
Si por ejemplo se opera de manera egoísta, se genera una acción en el universo que es acompañada por una reacción equilibradora. Esta reacción definitivamente no nos va a gustar (por cuanto el efecto producido va a ser necesariamente contrario a la intención de la acción que lo genero), y por ello es que se lo que hace el Satan lo vemos como negativo o similar.
Este sistema de equilibro esta representado por la palabra Satan.
No me parece entonces que exista un ser, autónomo y libre llamado Satan que pueda hacer lo que quiera y vaya generandole caos a la gente por el mundo, y todo el efecto que tiene en nuestras vidas el Satan es siempre consecuencia de algún acto negativo de nuestro, en alguna existencia que tengamos..

Desde el mismo punto de vista, Dios Si existe, es o sería, la manifestación de todas las intensiones y/o pensamientos alineados con lo considerado bueno o positivo. Satanás, es exacto lo contrario. No hay que temer a Satanás mientrás no le asignemos poder. Mientras no tenga nuestra atención, por decirlo de alguna forma. Por eso no temo hablar del tema. No sé si me explico. Con Dios es lo mismo, si le asignamos poder infinito, eso será. Vemos muchas películas, leemos muchas fábulas, nos formamos una idea acerca de algo y ese algo de pronto cobra dimensiones en nuestras mentes, pero solo eso. Así que es cuestión de autocontrol, al menos en principio.

– “Tal vez sea porque si alguno de los atributos que se le adjudican a Dios son: el de ser Omnisciente (capacidad de saberlo todo), ser Omnipotente (poder sin límites, infinito), ser Omnipresente (existe en todos lados), en la concepción dual del universo su opuesto Satán sería: Ignorante; Débil, Finito, Limitado o Minúsculo e Imaginario!!

Hubo muchos más.
Pero cito éstos porque reflejan el esfuerzo casi espagírico, con arte de birlibirloque, para evadir simplemente admitir en una “personalidad” maléfica, espiritual y dominante sobre otras jerárquizas. Casi, casi, evadiendo una esotérica “navaja de Occam”, estos esfuerzos bien intencionados de gente atenta parecen más encaminadas a hacer malabarismos de palabras y conceptos con tal de evitar llegar a la conclusiòn sugerida: hay entidades espirituales negativas en el Universo. Y son de distinto rango de poder jerárquico. Nada evita que una de ellas, llámenbla como deseen, esté a la cabeza de los demás. Aún más: tengo la sensaciòn que si en estos espacios propusiéramos demostrar la existencia de Arimán, Kali, Seth como, insisto, entidades reales, la idea atraparía o entusiasmaría a varios de mis lectores. Pero si escribiera que vamos a demostrar la existencia de Satanás, imagino los comentarios: que me he vuelto afín al pensamiento eclecíastico conservador y retrógrado, que me he encolumnado con los fanáticos de la iglesia, que…

Porque cuando hablamos públicamente de “exorcismos”, la sensaciòn popular remite a fanáticos neopentecostales gritando en asambleas multitudinarias, celosos custodios de un dogma anquilosado. Pregunto: ¿no “exorciza” el parapsicólogo que armoniza una vivienda?. ¿No “exorciza” el chamán que enfrenta un espíritu oscuro?. ¿No “exorciza” el metafísico que ahuyenta entidades del bajo astral?. ¿En qué pensamos cuando (tantos) estamos convencidos que los Illuminati responde a jerarquías espirituales superiores -y seguramente no muy simpáticas-?… En fin, sé que no resulta un tratamiento simpático y, como dije, es “políticamente incorrecto”. Pero ya estoy grandecito (y un poco maduro) para caer en la tontería de escribir “lo que va a gustar” y no ser coherente con mi pensamiento.

Como siempre, se trata de no caer en extremos fanáticos. Pero se me ocurre que toda esta “liviandad” intelectual contemporánea, donde es agradable creer en Dios/Diosa pero visto con desagrado siquiera suponer la existencia de un Opuesto, termina siendo funcional, precisamente, a los intereses de éste.

Todo lo cual nos remite a otor punto de este Congreso, que, como tal, tuvo su momento deliberativo. Porque como siempre señalo, durante años hemops asistido a “congresos” (de Espiritualidad, Parapsicología, Sabidurías Ancestrales, Ufología…) llamados así pero que carecían de la naturaleza esencial de los mismos: mesas de trabajo y conclusiones. Y el gran resultado de este Congreso, entonces, es la constituciòn de la que se diera en llamar Parlamento Internacional Ecuménico para la Salud Espiritual. Rescatemos algunos considerandos del Acta Fundacional un concepto fundamental: todos los actores intervinientes, con amplio espíritu ecuménico (que incluyen todas las confesiones y laicisismos), iglesias, institutos de aprendizaje, particulares, etc., comparten  la decisiòn sobre la necesidad de articular un organismo de consensúe y sume estrategias para atender la Salud Espiritual de la poblaciòn, ya que a nadie se le escapará que considerado el ser humano como un todo holístico, no puede haber “salud” sin atender la Espiritualidad. Y que ésto no se limite a la mera form,ulaciòn moral o de cohrenciòn, sino que aborde proactivamente la “sanaciòn espiritual”,  el abordaje “terapéutico” cuando agentes agresores de todo tipo vulneren la misma. Y sobre este Parlamento, actualizaremos novedades.

Incidentalmente, permítaseme destacar la amplia acogida y atenciòn que recibiò mi exposiciòn -y Taller subsiguiente- sobre Autodefensa Psíquica, por tratarse, precisamente, de la disciplina que desde la Parapsicología y el Esoterismo provee de estrategias probadas y evaluadas en el diagnóstico, prevenciòn y abordaje de tales perturbaciones.

Posted in Esoterismo, Los Illuminati, Parapsicología, Política y Esoterismo, Psicología Esotérica, vida después de la muerte | Etiquetado: , , , , , , | 2 Comments »

Documental: ALERTA GLOBAL PSICOFÓNICA: CONTACTO CON EL MÁS ALLÁ

Posted by Gustavo Fernández en 05-03-2014

 En nuestro canal en Youtube ( http://www.youtube.com/user/alfilodelarealidad?feature=mhee ) , hemos subido los tres capítulos del documental “Alerta Global Psicofónica: Contacto con el Más Allá”, que realizamos en producciòn conjunta con “Misterios en la Web”.

psicoAsí, no solamente enriquecemos el archivo de material en video de “Al Filo de la Realidad”, sino multiplicamos su acceso. Lo invitamos a disfrutar y compartir.

Posted in Contacto Extraterrestre, Parapsicología, vida después de la muerte, Videos | Etiquetado: , , , , , , , , , , , , | Leave a Comment »

“Anecdotario: Un espíritu sufriente” (Actualizaciòn en el Canal de Youtube de “Al Filo de la Realidad”)

Posted by Gustavo Fernández en 31-08-2013

Una “psicofonía” espontánea, un hijo muerto en trágicas circunstancias, un padre autoritario y dictatorial…
Saludos cordiales.

El Equipo de AFR

Posted in Parapsicología, vida después de la muerte | Etiquetado: , , | 1 Comment »

“El fantasma de la Guarnición” (Videopodcast nº 2)

Posted by Gustavo Fernández en 19-08-2013

videopodc2

Durante el cumplimiento del servicio militar obligatorio del protagonista, una ya entonces legendaria historia de apariciones fantasmales y su relato en primera persona.

Saludos cordiales.

El Equipo de AFR

Posted in Parapsicología, vida después de la muerte | Etiquetado: , , , , | Leave a Comment »

 
A %d blogueros les gusta esto: