Anticipo: investigación en Isla de Pascua

Viñeta de principios del siglo XIX, que muestra una idílica (y poco creíble) convivencia entre blancos recién arribados y nativos
Viñeta de principios del siglo XIX, que muestra una idílica (y poco creíble) convivencia entre blancos recién arribados y nativos

Realizaré un relevamiento radiestésico en nuestra visita a Isla de Pascua (durante febrero próximo), buscando confirmar la teoría del francés André de Bélizal, quien en 1936 postuló que los “moais” acumulaban y proyectaban ondas del espectro “verde negativo” (interpretado legendariamente como el “mana” o fuerza protectora) sobre los intrusos, del que a su vez se protegían con los “keiti” o tablillas con escritura “rongo-rongo” como amuletos. Si eso es posible, entonces el derribamiento y desplazamiento de los moais no fue una “venganza religiosa” entre clanes, sino el sabotaje de algunos “quintacolumnistas” que así quitaron a la isla de su “campana protectora” -que de hecho funcionó durante milenios- permitiendo sucesivas oleadas de invasiones. Es interesante destacar un hecho que recién ahora es significativo para mí: los “keiti” (mal llamados “rongo-rongo” ya que éste era el modo de escritura -120 pictografías combinables de un millar de formas distintas, cada una con significado propio pero también “poder” específico -como las runas-) eran de dos tamaños: pequeños y grandes. Los primeros se llevaban sobre la cabeza, entre la habitual abundante cabellera de los isleños. Los segundos se colocaban en el interior de las viviendas, siempre rodeados de abundantes cabellos de mujer (no olvidemos aquí que desde épocas ancestrales en todas las culturas se considera a la cabellera abundante “antena” con energías cósmicas o planos sutiles de la espiritualidad).

Esto es entonces un anticipo, quizás más conducente a estimular la imaginaciòn de mis lectores. Los resultados, al regreso de ese viaje.

Anuncios

4 comentarios sobre “Anticipo: investigación en Isla de Pascua

Agrega el tuyo

  1. “…desde épocas ancestrales en todas las culturas se considera a la cabellera abundante “antena” con energías cósmicas o planos sutiles de la espiritualidad..”

    Como sabrás, la cultura “rastafari” también comparte esa idea.

    Entonces podríamos decir que tener una cabellera larga genera un tipo de conexión especial?..

    Que facilita el abordaje o aprendizaje de estos temas?

    Genera una afinidad particular?

    Es algo que me llamo la atención después de ver alguno documentales sobre la cultura rastafari ya que hacen hincapié en esto de la necesidad de tener una cabellera larga, los llamados “dreadlocks”, que, según ellos ellos; facilita la conexión con Dios.

    Saludos’

    Me gusta

  2. Pregunto esto porque por ahí vos tenes una idea mas acertada y clara.

    Me paso que me puse a investigar en internet sobre esto, por curiosidad, pero nunca explican con un argumento y/o fundamento serio.

    Y ya lo se, lo se… jejeje.. Internet no siempre es una buena fuente de información, es por eso que se me ocurrió preguntarte a vos, ya que tocaste ese tema..

    😉

    Me gusta

  3. Y esto ultimo…

    Cito desde wikipedia:
    –La trenzas rastas están apoyadas según el movimiento rastafari por el siguiente verso del libro de Levíticos: “No mostrarán calvicie sobre sus cabezas, ni se afeitarán el extremo de sus barbas, ni se harán cortes en su carne”–

    Los dreadlocks han llegado a simbolizar a la melena del León de Judá y la rebelión contra Babilonia.

    Se refiere a los dreadlocks, pero básicamente a la cabellera larga.

    ¿Que opinas?

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑