AL FILO DE LA REALIDAD .com.ar

Ovnis, Civilizaciones Desaparecidas, Parapsicología y Esoterismo.

Para estar actualizado con “Al Filo de la Realidad”…

Posted by Gustavo Fernández en 04-03-2014

Puedes suscribirte a este blog (haciendo click en el ícono RSS (ícono naranja) que encuentras en la columna de la derecha, o suscribiéndote gratuitamente en nuestra lista de informaciòn, yendo a:

http://www.egrupos.net/grupo/afr/alta

De esta manera, te llegarán las notificaciones de actualizaciones en este blog. Y si lo haces en la lista, con el beneficio agregado que también recibirás informaciòn sobre nuestros otros espacios, “Movimiento Chamánico” e “Instituto Planificador de Encuentros Cercanos”, además de noticias sobre nuestras actividades.

Posted in General | Leave a Comment »

Cronograma de actividades CONGRESO ARGENTINO DE INVESTIGACIÓN OVNI Y CONTACTOS EXTRATERRESTRES

Posted by Gustavo Fernández en 19-04-2015

Toda la info, en nuestro blog hermano, haciendo click aquí

Posted in General | Leave a Comment »

La Orden Hermética y Pitagórica

Posted by Gustavo Fernández en 15-04-2015

OHP1La Respetable Orden Hermética y Pitagórica es “hija” del Martinismo, del que se desprende en 1956. Sus miembros en todo el mundo no son tan numerosos como en otras Órdenes, pero (y seguramente por ello) profundamente comprometidos. ¿Con qué?. En primer lugar, con su lema: “Ad lucem per voluntatem” (“A la Luz por la Voluntad”). Luego, con el Triple Compromiso, finalmente, con el Aprendizaje de sus enseñanzas (de naturaleza, precisamente, Hermética y Pitagórica) y ser ejemplo en la vida de ellas. Es netamente Probacionista e Iniciática; Probacionista porque somete regularmente a prueba a sus miembros, e Iniciática porque sostiene la importancia de mantener vivo el “linaje espiritual” por transmisiòn directa.

Son sus grados:
Aspirante de Noveno Grado
Hermano Menor de Octavo Grado
Adepto de Séptimo Grado
Iniciado de Sexto Grado
Guardián de Quinto Grado
Senescal de Cuarto Grado
Hermano Mayor de Tercer Grado
Monitor de Segundo Grado
Maestro de Primer Grado

En términos profanos, su ámbito de trabajo es el estudio hermético, esto es, del sentido “interno” y simbólico de la Naturaleza, la Geometría Sagrada, la Numerología Pitagórica y la Alquimia Espiritual, sus aplicaciones en tanto Magia Ritual, a sabiendas que la Magia es al Esoterismo lo que la Técnica es a la Ciencia. En consecuencia, se enfoca con igual tesón en el estudio filosófico y naturalista como en la práctica empírica de esos conocimientos, conducentes, todos a una mejor calidad de vida propia enriqueciendo a la vez de sus semejantes.
Se busca, en todo momento, cultivar la Fuerza Trinitaria latente en todo ser humano: Voluntad, Acciòn, Transmutaciòn. Y demanda de los estudiantes, un triple compromiso:
– Compromiso Intelectual (estudiando)
– Compromiso Espiritual (viviendo lo aprendido)
– Compromiso Material (simbólicamente mediante el pago de una cuota anual y una tarea concreta de tipo social)

Es interesante –y desde cierto lugar, quizás tristemente divertido, si se nos permite el oxímoron- observar, (y esto es aplicable a todas las Órdenes Iniciáticas) que el compromiso material se simboliza con un módico aporte monetario (mensual, anual, etc., según cada grupo) algo que “desalienta” a muchos supuestos buscadores de la Verdad. El argumento previsible –el Conocimiento no se compra ni se vende- es correcto. Tan correcto como que toda Logia tiene gastos operativos (local, material de trabajo, franqueos) y social (donativos y compromiso con actividades sociales) que deben ser solventados solidariamente entre sus miembros, pues es muy fácil hablar de “compromiso” mientras el mismo trate de no rozar siquiera sus bolsillos.

¿Cómo se ingresa a la misma?

Una Orden Iniciática que haga “conscripción de socios”, que invite expresa e individualmente a persona alguna a sumarse será una organización profana, no probacionista. Por ello se dice que “el Adepto debe llamar tres veces”, una metáfora para expresar la sincera intenciòn de implicarse en el crecimiento que todo trabajo Interior significa. Hecha esta aclaraciòn, la R.:O.:H.:P.: tiene dos niveles de trabajo: Presencial y A Distancia, el primero para quienes puedan y deseen allegarse a la Logia, el segundo para quienes, por cuestiones geográficas, les sea literalmente imposible. En el Presencial, el estudiante recibe material de Formaciòn (por email, redes sociales, etc.) y asiste a las Tenidas (Ceremonias “de Paso” o Iniciaciòn, Cenas de Fraternidad, trabajos de campo, etc.) mientras que en el nivel A distancia se recibe, en principio, solamente la información de trabajo personal (es obvio pero en ocasiones, no redundante aclararlo una vez más: no puede haber “iniciaciones a distancia” o “por Internet”). En esta programática, el estudiante a Distancia accede hasta el nivel de Adepto de Séptimo Grado (recibiendo desde el principio su Diploma de Fraternidad) a partir del cual debe recibir las iniciaciones en el plano material, directo, personalizado. Esto se vehiculiza de dos maneras: o miembros acreditados de la Orden se desplazan y realizan las ceremonias correspondientes –idealmente grupales- en la localidad de marras (o el Adepto se moviliza hasta las Logias- o por los acuerdos preexistentes en varios países de habla hispana se acerca a otras Órdenes con las que se tiene firmadas Cartas de Reciprocidad y que brindan la Iniciaciòn acorde a las directivas emanadas desde la Logia nº 1 de la R.:O.:H.:P.:
¿Cuál es, entonces, el objetivo último?. Simplemente, facilitar herramientas personales para el Crecimiento Individual (ya hemos aprendido que el sistema no puede modificarse desde lo general a lo particular, si no existe cuando menos, una “masa crítica” individual que catalice el cambio) entendiendo además que, como entes holísticos que somos, “mejorar” en un campo de nuestras vidas es inadmisible y sólo circunstancial si esa “mejora” no se derrama en todos los aspectos de la misma.

Consultas personales: ordenhermetica@gmail.com

Posted in Esoterismo, General, Psicología Esotérica, Vivir Mejor | Etiquetado: , , , , | Leave a Comment »

ESTANCIA LA AURORA: 25 AÑOS DESPUÉS, OVNIs Y EL MILAGRO DEL PADRE PÍO

Posted by Gustavo Fernández en 12-04-2015

auroraQuien avisa no es traidor: no es ésta una investigación en profundidad y extensión (cuando menos, no como gusto concebirlas), sino simplemente un conjunto de observaciones y apuntes tomados sobre el terreno y la marcha, pero siempre algo es mejor que nada.
Había conocido La Aurora en el año 1990. Época de efervescencia “platillista”, de hippies trasnochados invadiendo el predio, buses repletos de personas con problemas de salud fletados desde distintas ciudades de Argentina, de “mantrams” resonando en las noches. Si bien el disparador original ocurriò bastantes años antes, el 4 de febrero de 1976, cuando en ese establecimiento agropecuario propiedad de la familia Tonna, ubicado en lindes del departamento Paysandú con Salto, en la República del Uruguay, una extraña luz descendiò del cielo alrededor de las 22 horas, con movimientos pendulares, siendo observado por los propietarios y algunos peones. Cayó sobre un ombú, desgarrándolo y dejando un gran y profundo hueco en su centro, mató a algunos animales y desapareciò. Y a partir de allí, las apariciones comenzaron a multiplicarse. Por casi quince años tuvieron un pico ascendente; era cuestiòn de tiempo que la noticia corriera entre los lugareños, en la prensa local, la nacional y, finalmente, trascendiera al ámbito internacional. Y al igual –casualmente, también en los ’80- que su correspondiente cordobesa de Capilla del Monte con su cerro Uritorco, se transformó en la “meca” de investigadores

A la izquierda, la gruta. A la derecha, la estancia, en esta vista de Google Earth

A la izquierda, la gruta. A la derecha, la estancia, en esta vista de Google Earth

y entusiastas en los OVNI. Incluso, concitò –no una, sino dos veces- la visita, a título personal, del ex astronauta Neil Armstrong (algo que algunas voces en Uruguay se empeñaron en desmentir pero que nosotros hemos probado fehacientemente).
Fueron tiempos nostálgicos y extraños, donde la cordialidad de don Ángel Tonna sirvió de puerta a más de un inadaptado que sin reparar en límites por su curiosidad, cortó alambrados, pisoteó sembradíos y alteró el ritmo biológico de los animales de granja. Los OVNI continuaron apareciendo y fueron muchos (no yo en esa ocasiòn) quienes los observaron, pero aún no era época de cámaras fotográficas digitales ni “camcorders” y por ello escasean las evidencias gráficas. Tuve –antes y después de aquél primer viaje- la oportunidad de entrevistar a muchos testigos y quedarme con la ácida sensación que el fuerte tinte “salvacionista” de relatos y protagonistas enturbiaba la realidad de la historia. Claro que uno –un servidor- también era otro. Más racionalista y, seguramente, intransigente. Y como mucha menos experiencia.

Fue por esos años que comenzó la asociación “Aurora-Padre Pío”. Si la serie de TV “Los Invasores” comenzaba con un relator en off diciendo “Todo comenzó una noche, con un merendero abandonado, con un

Gruta del padre Pío

Gruta del padre Pío

hombre tan solitario que no podía continuar el viaje. Comenzó con la llegada de una nave de otra galaxia…”, podríamos decir aquí que “Todo comenzó con la aparición del padre Pío a unos acampantes en una noche solitaria, con un grupo de desahuciados que no podían contener su emociòn. Comenzó con una sencilla cruz en el lugar de la aparición…”
Porque así fue. Y, realidad o sugestiòn, comenzaron a multiplicarse los testimonios de aparición de ese fraile capuchino, milagroso y estigmatizado, que relataba casi de manera displicente sobre sus habituales “encuentros demoníacos”, cuya única relaciòn con el lugar era que un cura de Salto agonizó y murió en Italia siendo asistido en sus últimos momentos por el sacerdote hoy tan famoso. Desmitifiquemos: el padre Pío jamás visitó Uruguay. Claro que hay otra arista, quizás no menos importante: la propia familia Tonna –concretamente, don Ángel y su esposa- era discreta devota de la figura del padre Pío. De modo que pasaron algunos años y se levantó, sobre campos que la propia familia liberó gratuitamente al acceso público (algo que molestó mucho a la iglesia católica local, que pretendía comprar el terreno) pero del otro lado del camino que lleva al establecimiento, una gruta con rocas del lugar, dedicada al monje. Hoy, un centro de devota peregrinación que fue lo que visitamos hace pocas semanas junto a un grupo de personas, nucleadas por las amigas Giselle Erba y Lilian Cuenca, del Instituto Akasha, de Montevideo. En todos estos años, me fueron llegando relatos más o menos indirectos sobre nuevas apariciones, curaciones milagrosas pero –esto es interesante- en forma inversamente proporcional a las apariciones OVNI: esto es, mientras se incrementaban las manifestaciones religiosas, decrecían las manifestaciones fenomenológicas. Ah, también y por supuesto, apareciò la afirmación de la presencia de una “ciudad intraterrestre” (al estilo de su sucedánea “Erks” cordobesa)

¿Era casual?.

Tenía algunas sospechas. Hace rato que sostengo que el fenómeno OVNI (por lo menos, como se entendía, digamos, en la década de los ’60) está mutando, transformándose en otra cosa. La apariencia “mecanicista” del mismo fenómeno ha virado hacia un aspecto, si se quiere, más “espiritualista”. Esto no afecta sólo al universo de interesados e investigadores; se remite a la propia descripción del fenómeno y las “entidades” observadas (o contactadas) en asociación con aquél. ¿Es que existe una “moda interplanetaria” que abandona la escafandra plateada por la túnica alba?. No lo creo. Sí, que es la forma en que la inteligencia detrás del fenómeno elige para presentarse y así, condicionar creencias y conductas. Me he extendido sobre el punto (y mis hipótesis) en otros lugares, de forma que no seré redundante aquí. Baste decir que la información que me iba llegando de La Aurora y sus aledaños parecían alinearse con esa teoría, de modo que no desaprovecharía la ocasiòn de hacer, cuando menos, un relevamiento “de visu” un cuarto de siglo (uf, qué fuerte que suena así) después.

Algunos inevitablemente prejuzgan, y concluyen que todo esto es un “buen negocio”. Lamento decepcionarlos: no he visto negocio alguno aquí. A la estancia (aclaremos antes que oscurezca) no se permite el ingreso, y Tulio Tonna, su actual responsable, parece empeñado en quitarle entidad “espiritual” al lugar. “La Aurora” ha devenido,

El bizarro cartel "de la NASA"

El bizarro cartel “de la NASA”

nuevamente, en simple establecimiento agropecuario, y nuestros intentos de ingresar y conversar con el personal fueron respondidos de forma descortés y grosera. El viejo cartel de “dirigirse a la NASA” fue retirado (aclaremos: algo puesto no por ese organismo que, de todas formas, tiene nulo interés en el tema, sino por los dueños del lugar, también ignorantes que la cuestiòn UFO no se redirecciona a la NASA sino… a la NSA (National Security Agency) que no es lo mismo, obviamente). El único “negocio” –ni me atrevería llamarlo así- son dos puestos de artesanos a la entrada de la gruta, atendido por gente muy amable pero con nulo conocimiento de los hechos. El mismo acceso, ya dije, es gratuito, y no hay alojamientos, restaurantes ni áreas de aseo en las proximidades. Si se desea alojamiento, hay que dirigirse a la propia ciudad de Salto, a unos 5 km. Y los grupos o particulares que visitan el lugar, generalmente lo hacen “de paso”.
Sí se constata no sólo la profunda devociòn de quienes asisten sino también (como ya expliqué párrafos arriba) el número creciente de visitantes. Esporádicamente se realiza alguna misa en el lugar, pero la Iglesia tampoco parece estar muy interesada en estimular el culto, por las asociaciones “extraterrestres” (como investigador con muchos kilómetros en estos temas, no puede dejar de llamarme la atención que en tanto algunos cultos “populares” y “paganos” como el correntino “Gauchito Gil” sí son cooptados por la iglesia, no solamente llevando allí su culto sino tratando de absorberlo, la sola menciòn de “ovni” les hace alejarse como de una celebración satánica).

De manera que allí fui, en una agradable tarde de domingo, con algunas ideas en mente. Queriendo relevar algo que, claro, no entraba en mi cosmovisón de veinticinco años atrás. En que en todo ese tiempo cuando menos, extendí mis

Junto al grupo y varillas en manol, buscando líneas Hartmann

Junto al grupo y varillas en mano, buscando líneas Hartmann

horizontes intelectuales. Y en esta ocasiòn llevaba en mi bolso algo que no tenía tantos años atrás: equipos e instrumental radiestésico. Péndulos y varillas para medir las energías del lugar.

Ya he citado otros trabajos míos al respecto, como descubrir que en algunas “canchas de juego de pelota” en el México prehispánico, ciertas particularidades del lugar modifican el recorrido de las “líneas Hartmann” (líneas de “energía telúrica”, que como estrecha cuadrícula se disponen sobre toda la superficie de la Tierra formando una “malla” o “red” energética, algo así como los meridianos que la Acupuntura señala en el organismo humano). En esa misma línea de trabajo enfoqué este relevamiento.
Y los resultados fueron sorprendentes.

Los alrededores inmediatos de la propia estancia carecen de interés (siempre, desde el punto de vista radiestésico). El hallazgo fue recorriendo el sendero que desde el camino lleva a la gruta del Padreo Pío. Allí, se van detectando, a una distancia aproximada de tres y medio a cuatro metros y paralelas entre sí, las consabidas líneas Hartmann. Hasta aquì, nada extraño. O sí. Como observaron varias de lasa damas que me acompañaban, las varillas radiestésicas, cuando se desviaban indicando la direcciòn de flujo de la línea de energía telúrica, siempre apuntaban a un poste de madera, de los regularmente dispuestos a la vera del camino, con carteles y pensamientos espirituales del propio Pío de Pietralcina (me veo obligado a detenerme y aclarar, en presunciòn de lectores que poco saben de mí mismo: no soy católico, ni adscribo a ninguna otra corriente cristiana). Parecería que alguien, previamente, había conocido el decurso de estas líneas y (¿azarosamente?. No lo creo) había dispuestos esos postes con las reflexiones precisamente sobre ellas (son las líneas amarillas rectas y paralelas de la captura de Google Earth del paraje).

Comportamiento de las líneas Hartmann sobre el terreno y perfil del aparente cráter meteorítico

Comportamiento de las líneas Hartmann sobre el terreno y perfil del aparente cráter meteorítico

Pero la sorpresa llegó cuando nos aproximábamos a la propia gruta. Allí, las líneas de energía telúrica se curvaban ostensiblemente para confluir en la misma gruta. En lo personal sé que algunos colegas supondrán que esta “deformaciòn” podría ser producto o bien de la masa volcánica rocosa (luego volveré sobre ella) como de la abundancia de cuarzos de la regiòn. No estaría yo convencido: es demasiado intenso. Lo que creo, es que alguien “ancló” con técnicas espirituales un “sitio de poder” en la misma gruta. No es la primera vez, en la Historia y la Geografía, que esto es hecho, y todo estudioso responsable de Hermetismo podría hacer una larga lista.

Y aquí llego a la primera de mis conclusiones: la sucesiòn de apariciones OVNI de los 70 y 80, sirvió de “atractor” de masas humanas (tal como el Uritorco, después de todo) fuerte, emocional y espiritualmente motivadas, cuya energía fue “captada” por el lugar, sirviendo de iniciador, de disparador, de “anclaje”, precisamente, que después se potenciaría con una construcciòn “ad hoc”. Los OVNI atrajeron al lugar una continuidad temporal de energía humana luego continuada a través de la construcciòn conciente de un “sitio de poder”.  ¿Para qué?. Eso es pura especulaciòn, allá cada uno con la suya.
No es casual la elecciòn del lugar para la gruta. En el campo uruguayo, levemente ondulado, aparece un marcado barranco de afloramiento pétreo y allí se levantó el mismo. Observado desde el cielo –fíjense en la línea verde del diagrama- llamada poderosamente la atención la forma curva de ese afloramiento: ¿un impacto meteorítico?.
No tengo evidencia de ciudad intraterrena alguna. Tampoco, de apariciones milagrosas-aunque las declaraciones de los testigos me resultan confiables-. Pero sí me constan las apariciones OVNI de los 80 y, ahora, esta particularidad “geoenergética”. El nombre de los constructores nos es conocido, Guillermo Beckes y María de las Mercedes Schoenemman, escultores argentinos, con la colaboración de don Tonna, su esposa y, ellos mismos admitieron, “algunos voluntarios anónimos” que se acercaron al lugar. Hasta donde he investigado, ni los Tonna ni los escultores tenían la menor formación “iniciática”, excepto su profunda fe católica. Y pienso en esos espontáneos “colaboradores”, inhallables y que, tal vez, fueron los “cerebros” detrás de la edificación…

La desviación de las “líneas Hartmann” es un hecho verificable. La “mutaciòn” del fenómeno OVNI a fenómeno “religioso” es un hecho social. Será entonces tiempo de comenzar a montar guardias, diurnas y nocturnas, en el lugar, realizar prolijas encuestas entre los asistentes, profundizar tanto en la investigación geológica como radiestésica, y quizás estemos a las puertas, si no de un “portal dimensional” cuando menos de algunas ideas para responder la pregunta crucial:
“¿Qué quiere realmente la inteligencia detrás de los OVNI de aquí y de nosotros?”.

Posted in Contacto Extraterrestre, Esoterismo, Investigación OVNI, Parapsicología | Etiquetado: , , , , , , | 12 Comments »

PROPONIENDO UNA NUEVA VÍA DE CONTACTO

Posted by Gustavo Fernández en 11-04-2015

En nuestro blog hermano del Instituto Planificador de Encuentros Cercanos, haciendo click aquí

Posted in General | Leave a Comment »

Podcast AFR Nº 146: Lucifer, el eterno Prometeo

Posted by Quique Marzo en 02-04-2015

Escuchá AFR, con Gustavo Fernández

Para ir a iVoox, clic en la imagen.

Ya estamos de regreso con un podcast larga duración… y estos temas:

  • Algunos comentarios preliminares sobre el accidente aéreo de Germanwings. “Reflexiones hacia una demonología laica”. ¿Existen distintas “jerarquías” espirituales maléficas, ya que existen las benéficas? Especulando sobre una manipulación psicotrónica sobre el piloto.
  • Hablemos de Lucifer. Veamos a Dios desde otro punto de vista. Jehová es un mentiroso, un dios menor, un meme. Pero hubo un rebelde. La historia de Hércules. Prometeo. Las Iglesias nos mantienen dominados. La historia bíblica de la Serpiente, Adán y Eva. La confusión entre Lucifer, Satanás y Diablo. Aleister Crowley y su “Haz lo que quieras”. Los opuestos complementarios. La divinidad. Los fundamentalistas cristianos. La Primera Ley de Fernández. ¿Bondad o cobardía?

 

 Para escuchar en línea, dejar comentarios o DESCARGAR el audio en formato mp3, diríjase a NUESTRO SITIO EN IVOOX (también estamos en iTunes).

¡No olviden recomendarnos en las redes sociales!

Posted in Audio, Esoterismo, General, Parapsicología, Revisionismo histórico | Etiquetado: , , , , , , , , , , , , , | 2 Comments »

¡Saludamos a nuevo franquiciante del Centro de Armonizaciòn Integral!

Posted by Gustavo Fernández en 25-03-2015

Estimados amigos:

ofranchising¡Saludamos a nuevo franquiciante del Centro De Armonización Integral ! Desde ahora, los amigos de Amerasia Natura (España) suman a sus actividades la venta de cursos a distancia de nuestro Centro, como ya lo hacían los amigos de Mystery Planet . De ambos pueden conocer sus propuestas en: http://mysteryplanet.com.ar/ y http://www.amerasianatura.com/shop/index.php Y SUMARSE TAMBIÉN tanto en forma exclusiva o como anexa quien le interese distribuir los cursos A Distancia con el aval del Centro de Armonizaciòn Integral, Al Filo de la Realidad ” y su Director, Gustavo Fernández . Escribinos a: caintegral@yahoo.com.ar para enterarte de las condiciones.

Posted in General | Leave a Comment »

TERROR EN LA MONTAÑA DE LA MUERTE

Posted by Gustavo Fernández en 24-03-2015

“A mi parecer, no hay nada más misericordioso en el mundo que la incapacidad del cerebro humano de correlacionar todos sus contenidos. Vivimos en una plácida isla de ignorancia en medio de mares negros e infinitos, pero no fue concebido que debiéramos llegar muy lejos.”

(Howard Phillip Lovecraft)

Entre los centenares de casos extraños, enigmáticos, que he investigado y conocido a través de los años, pocos tienen el misterio, el terror y las incógnitas del llamado “caso Dyatlov”, ocurrido en Siberia, en 1959.
picture04Un grupo de nueve personas –ocho estudiantes de Geología y su profesor- deciden atravesar el Paso Dyatlov, al pie de la montaña llamada Otorten, (en los Urales) territorio de la etnia “mansi” (el paso sería llamado así precisamente luego de ese desastre, en recuerdo del apellido de su líder). En dialecto mansi (la etnia originaria de la región), precisamente, esa montaña, mal traducida en los mapas como “Montaña de la muerte” tiene un nombre mucho más sugestivo y espeluznante. “Otorten” significa, precisamente en mansi, “no vayas allí”.

index_Dyatloff_IgorY seguramente el grupo tendría que haber hecho caso de este consejo quizás centenario, pues desde siempre en la regiòn abundaban las leyendas de desapariciones misteriosas, extrañas luces y no menos extraños humanoides. Pero el aguerrido y juvenil grupo (fogueado en muchas otras expediciones montañesas) no iba a hacer caso, en esa Rusia comunista de pensamiento pragmático y materialista, de monsergas de ancianas.
El grupo estaba integrado por Igor Dyatlov, líder del grupo, 23 años, Zinaida Kolmogorova, 22 años, Liudmila dubinina-y-tiboDubinina, 21 años, Aleksandr Kolevatov, 25 años. Rustem Slobodin 23 años. Yuri Krivonischenko 24 años.Yuri Doroshenko 21 años, Nicolas Thibeaux-Brignollel, 24 años, y Alexander Zolotarev, 37 años. Yuri Yudin fue el único sobreviviente: sintiéndose afiebrado, decidiò quedarse en el campamento-base del pueblo, el 1 de febrero de ese año, en que el resto de sus camaradas emprendiò la que sería su última travesía.
Durante una semana no se tuvo noticias del grupo de jóvenes, hasta que las autoridades locales, preocupadas por su demora, exigidas tanto por Yuri como por las familias que desde lejanas ciudades llamaban en busca de noticias, salió en direcciòn de sus pasos. Y lo que hallaron aún hoy estremece.

9e721581578eLos nueve habían muerto, de una manera que se supone horripilante. Algunos, con todos sus huesos destrozados, como si hubieran caído de gran altura –pero fueron hallados en un claro del bosque, en terreno completamente llano- Otros, tenían enormes tajos en sus cuerpos. Otros más, horriblemente, parecían haber sido parcialmente devorados o cuando menos arrancadas sus carnes. Otro más, le había saido extraída la lengua. Una de las mujeres tenía el cuello roto con la cabeza girada en ciento ochenta grados, y la otra, en lo que parece ser el epítome de la extrañeza, presentaba terribles quemaduras, sólo compatibles con una violenta exposiciòn a radiación. Incidentalmente, tres de los hombres también presentaban huellas menores de radiaciòn superior a la media normal.
¿Qué había ocurrido?.
6a719aa1fa841fef183905e2cd146803Huelga aclarar aquì que aún hoy el caso permanece insoluble para investigadores civiles y militares, pese a haberse destinado ingentes esfuerzos y recursos para explicarlo. Quedó claro, sí, que el grupo viviò horas de terror antes de su trágico final. En la carpa donde se cobijaban aparecían profusos cortes a cuchillo. Unos, horizontales y cortos, del lado que miraba hacia el bosque: posiblemente hechos con sigilo y aprensiòn para observar y vigilar algo que les perturbaba en esa direcciòn. Pero otros eran en todas direcciones, enormes, hechos evidentemente en un estado de paroxismo. Hechos para huir, para escapar frenéticamente de algo que se acercaba. Todos los cuerpos excepto uno estaban descalzos, lo que probaba que en el terror habían escapado de la carpa sin tomarse siquiera tiempo para calzarse.

Claramente distinguibles los cuidadosos cortes horizontales (para observación) y los frenéticos verticales (para huida)

Claramente distinguibles los cuidadosos cortes horizontales (para observación) y los frenéticos verticales (para huida)

Las simples cámaras fotográficas de entonces tenían algunas sorpresas. Las primeras fotos muestran un grupo divertido y relajado, acostumbrado a compartir vivencias al aire libre y paseos. A medida que se avanza en los carretes, las fotos son más esporádicas y más “funcionales”: perspectivas del bosque, de la montaña. Y recientes estudios han hallado que la anteúltima foto muestra lo que parece un enorme ser bípedo, humanoide, emergiendo del bosque. Cualquier duda que pudiera tenerse respecto a lo que muestra la imagen se desvanece cuando se lee que en su libreta de notas, con trazo tembloroso y como frase final, uno de los estudiantes escribiò: “El hombre de las nieves existe”.

La última foto, desenfocada, tomada de noche a lo que parecen ser extrañas luces en el cielo, arroja más preguntas que respuestas. Fue pocos minutos antes del trágico desenlace.

¿Qué ocurrió?

Muchos investigadores estamos de acuerdo que la muerte de este grupo de personas se debiò al ataque demencial de tentun “alma”, palabra que en “mongol” significa “hombre salvaje” y es como se conoce al “yeti” o “abominable hombre de las nieves” en Rusia. No debe extrañar al lector su dilatada geografía: antropoides gigantescos, mitad humanos, mitad primates, han sido reportados no solamente en Asia sino en Estados Unidos (“sasquatch”), Australia (“Yowuie”) y Argentina y Bolivia (“Ukamar Zupai”). Ciertos estudiosos creen que se trata del “eslabón perdido”, o supervivientes de alguna especie homínida que no logró desarrollarse y extenderse en el globo. Otros –entre quienes me incluyo- tenemos fundadas razones para suponer que se trata más bien de una entidad extraterrestre o proveniente de una dimensiòn o mundo paralelo, por fantástica que esta posibilidad parezca.
Las extrañas luces que aparecen en el cielo en la última fotografía (y que en algún momento fueron interpretadas como “OVNIs”) resultan ser coincidentes, según las investigaciones, con un experimento balístico que precisamente en esas fechas llevó a cabo la ex URSS: el primer lanzamiento de un misil de varias etapas, que debía caer y desintegrarse, precisamente, en la noche del 4 de febrero de 1959 en el monte Otorten.
Hubo una falta de coordinación de las autoridades. Mientras los militares creían que en la regiòn no había nadie, las autoridades civiles del pueblo no sabían del experimento militar y por eso no pusieron reparos a la expedición de los dyatloff_group_poxod_arhiv_alerseya_koskina_51estudiantes. Pero no fue la caída del cohete lo que los mató.
Se sabe hace tiempo que aquellas extrañas criaturas –a las que genéricamente llamaremos aquí “yetis”- tienden a ser retraídas y rehuir el contacto humano. Pero algo ocurre cuando se sienten acorraladas y amenazadas: sobran los testimonios que demuestran que experimentan un cambio aterrador en sus conductas, volviéndose demencialmente furiosas y asesinas y, concretamente en Rusia, hay varios asesinatos de leñadores o viandantes que han tenido lamentables encuentros con estas criaturas. En esa línea de pensamiento, entonces, es muy posible suponer que el yeti y los jóvenes coexistían en esa regiòn del bosque, quizás el primero acechando y vigilando, sin atacar, al segundo (como demostraría la foto donde se le ve a la distancia). Pero cayó el misil, y el críptido (el yeti) enloqueciò.

Ahora bien, ¿porqué afirmar que se trata de entidades “no terrestres” en lugar de, simplemente, postular que es una especie animal desconocida?. En este caso particular, precisamente por el tipo de heridas atípicas descubiertas en los

La zona del campamento, en la actualidad y en verano.

La zona del campamento, en la actualidad y en verano.

cadáveres. ¿Qué animal, simple animal, por desconocido que sea, es capaz de provocar “quemaduras asimilables a radiaciones desconocidas”?. Esta sola prueba documental evidencia el origen no terrícola de la criatura. ¿Qué otra alternativa cabría?. Otra vez recordando a Lovecraft, entonces, uno tendría que pensar en extraños entes procedentes de otro lejano confín del Tiempo, del Espacio o de una Dimensión Paralela, que al materializarse, manifestarse en nuestro espacio y momento tridimensional adquirió características de horror que sólo el genio de Providence pudo haber entrevisto en sus pesadillas.

Monte Otorten. “No vayas allí”. Si tan sólo, detrás de las sonrisas, hubieran hecho caso…

Posted in Investigación OVNI, Ovnilogía, Ovnilogía Esotérica, Ovnis y militares, Parapsicología | Etiquetado: , , , , , | 2 Comments »

Podcast AFR Nº 145: El despertar de la Conciencia y las Sociedades Iniciáticas

Posted by Quique Marzo en 13-03-2015

Escuchá AFR, con Gustavo Fernández

Para ir a iVoox, clic en la imagen.

Los colegas de “CSI Juan” le realizaron una entrevista a Gustavo Fernández y aquí se la traemos, con estos temas:

  • ACARMAS: Academia Argentina de Masonería, Ciencias Iniciáticas y Primordiales.
  • Florentino Ameguino. La especialización científica. Los avances de la Ovnilogía. Física Cuántica. ¿Luchar por convencer a los panrefutadores militantes o continuar en el camino, esperando que los interesados se acerquen por su propio interés? El mono cien. Está desapareciendo la autocensura. ¿Qué nos espera en el corto plazo, como reacción de los grupos de poder a ese despertar de conciencia de la gente? El cine bastardea la verdad.
  • La Masonería, otras Órdenes Iniciáticas y las dos formas de aprehender la Realidad. Educar al ego. ¿Cómo son los masones? ¿Son una secta? ¿Es una ONG, un club social? La manipulación. El anonimato en la ayuda espiritual.
  • ¿Cómo ayudar al despertar de las conciencias? ¿Somos verdaderamente libres o esclavos? ¿Esta es la vida que queremos? Hay gente que está despertando.
  • Sobre Al Filo de la Realidad, un espacio de reflexión.
  • Comentarios finales, respuestas a los podescuchas, advertencia sobre el tema de nuestro próximo podcast y ¡saludos a los amigos de México!

 Para escuchar en línea, dejar comentarios o DESCARGAR el audio en formato mp3, diríjase a NUESTRO SITIO EN IVOOX (también estamos en iTunes).

¡No olviden recomendarnos en las redes sociales!

Posted in Audio, Entrevistas a Gustavo Fernández, Esoterismo, General | Etiquetado: , , , , , , , , , | Leave a Comment »

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 977 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: