AL FILO DE LA REALIDAD .com.ar

Ovnis, Civilizaciones Desaparecidas, Parapsicología y Esoterismo.

NO DEJES DE VISITAR NUESTROS DISTINTOS BLOGS

Posted by Gustavo Fernández en 17-01-2017

Somos un grupo de buscadores con un enorme campo de inquietudes, de las cuales, las que te han traído a este espacio en particular son sólo algunas de todas ellas. Para ello, hemos abierto distintos blogs, todos bajo la coordinaciòn de nuestro Director, Gustavo Fernández. Te invitamos a conocerlos y compartirlos.

“Al Filo de la Realidad”

Ufología, Parapsicología, civilizaciones Desaparecidas, Esoterismo, Conspiraciones, Criptozoología, Terapias Holísticas

https://alfilodelarealidad.wordpress.com/

Instituto Planificador de Encuentros Cercanos (IPEC)

Organización que busca interacciòn consciente con la inteligencia que se mueve tras lo que llamamos “fenómeno OVNI”. Investigaciones y reflexiones. Espacio de difusión del Proyecto “Club del OVNI”

https://institutoplanificador.wordpress.com/

“Movimiento Chamánico”

Órgano informativo de la Agrupaciòn Difusora de Sabiduría Ancestral “Casa del Cóndor”, de Argentina

https://movimientochamanico.wordpress.com/

“Pensemos, que es Gratis”

Blog personal de Gustavo Fernández

https://pensemosqueesgratis.wordpress.com/

Y como siempre, nuestros podcasts de audio en

http://www.ivoox.com/escuchar-centro-armonizacion-integral_nq_2273_1.html

Y nuestro canal en Youtube:

https://www.youtube.com/user/alfilodelarealidad

Posted in General | Etiquetado: , | Leave a Comment »

¿SOMOS MARIONETAS ESPIRITUALES?. Explorando la Consciencia fuera de lo humano

Posted by Gustavo Fernández en 28-03-2017

Éste es quizás uno de mis artículos más “reflexionados”. Pero con frío escepticismo le profetizo pocas lecturas y algunos “me gusta” de cortesía porque, claro, buscar videos en Youtube es más entretenido. Pero no sería consecuente conmigo mismo si, pese a ello, no lo pusiera por escrito, y seguramente también en un podcast. En Youtube, es un trabajito editorial que no me place pero allá alguno de ustedes si se les despierta creatividad sobre estos conceptos. En cuanto al artículo en sí, es denso, acepto. Pero puede disparar algunas ideas al lector.

Es grotesco pero desagradablemente cierto que si a una gallina se le ubica, cerca pero inmóvil, una comadreja disecada, después de cierta reacciòn de sorpresa el plumífero queda absolutamente indiferente frente a su natural depredador. Pero si se toma una bolsa cubierta de piel y se le fijan dos botones brillantes donde en un animal deberían ir los ojos (una verdadera caricatura de comadreja) pero mediante un cable s ele imprime un sentido de movimiento, la gallina se desespera por huir. El estímulo – señal, codificado genéticamente tiene valores primitivos y esenciales, donde no importa tanto el aspecto sino otras variables como, precisamente, el sentido de movimiento, a pesar que no se parece casi en nada al agresor. Con los correspondientes estímulos – señales se ha demostrado que esto también es válido para toda la escala animal, incluido el ser humano. Cuando se descubre cuáles son los estímulos específicos todos se dejan manipular de manera previsible con los estímulos fabricados, en última instancia, gracias a ellos mismos. La reacciòn se produce no sólo de manera previsible, sino infalible. Los seres biológicos son totalmente incapaces de escapar al efecto desencadenante de tales estímulos.

La composición del estímulo clave desencadenante en base del menor número de características válidas para todos los enemigos de la gallina que entran en consideración, es la única solución imaginable del aparentemente casi utópico problema que consiste en almacenar genéticamente una imagen que refleje todos los enemigos que puede llegar a encontrar algún día porque efectivamente existen en el mundo real. Lo que ha realizado aquí l evolución es nada menos que una “generalización y abstracción”, una generalización que prescinde sistemáticamente de la diferencia de detalles individuales. Así pues a la gallina como organismo biológico, el conocimiento congénito sobre el mundo le proporciona una información óptima, exacta, útil. Y como su existencia se limita a la esfera biológica, para ella el caso queda así solucionado de manera satisfactoria.

Algo distinto se presenta el asunto para nosotros. Con respecto a la facultad cognoscitiva de la gallina, nosotros nos encontramos en una esfera superior, casi podríamos llamarla una “metaesfera”. Examinada desde ese “plano metafísico” para la gallina, la situación descrita en su totalidad gracias al sistema cerrado que provee el programa de comportamiento congénito con patrón desencadenante incorporado, por una parte, y la constelación de señales objetivas como estímulo desencadenante por otro adquiere una cualidad muy distinta. Extrapolando, nada impide suponer que la constelación de percepciones espirituales de la humanidad (revelaciones sobrenaturales, mensajes cósmicos, voces angelicales, ovnis, manifestaciones fantasmales y cuanto etcétera pudieran ustedes imaginar) pueden ser reducibles a estímulos – señales básicos, y de ellos el OVNI puede ser el estímulo clave desencadenante. Esto explicaría varias cosas: por un lado, el amplio espectro de intereses que paulatinamente van adquiriendo los aficionados a estas temáticas, desde una curiosidad monotemática hasta una inquietud universalista. Y por otro lado, las “modas” cíclicas que lo “sobrenatural” presenta en distintos momentos de la historia humana. Y finalmente, los sustratos comunes tanto a los fenómenos ufológicos como los paranormales.

Pero pueden inferirse dos conclusiones aún más importantes: una, que entonces el hecho que en laboratorios se pueda recrear (de manera bastante pobre, debemos admitir) “sensaciones de presencias espirituales” mediante el expeditivo método de someter al sujeto de la experiencia a estímulos físicos (con lo que se busca una reducciòn al absurdo de toda fenomenología paranormal a la categoría de alteraciones sinestésicas) sólo nos estaría diciendo que es posible recrear estímulos clave, y no que éstos no existan (como el hecho que pueda generarse un “agresor fantasma” en el cerebro de la gallina no quita que las comadrejas hagan de las suyas en el mundo real). Además, sólo indicarían las áreas corticales que entran en el proceso, pero no el origen del proceso en sí. Y en segundo lugar, que así como la gallina tiene una percepción del enemigo superior a la de una garrapata (para poder poner sus huevos en mamíferos, ésta necesita identificarlos de los reptiles y para ello sólo necesita un estímulo: ser sensible al ácido butírico, infaltable en todo sudor) siendo mde todas formas que a sus fines –y a su grado evolutivo- la percepción del mundo que tiene la garrapata es correcta (pero inferior a la de la gallina), antológicamente advertimos que la concepción del mundo de la gallina también es correcta, pero limitada. Por consiguiente, y viéndose que la evoluciòn ni con mucho ha cesado, nuestra percepción del mundo, siendo correcta, también comparte con aquellas su “limitidad”. Y los propios experimentos etológicos van más allá: como la gallina reconoce a sus pollitos por el piar y no por el aspecto, se ha colocado la famosa comadreja disecada dentro del nido de una gallina, eso sí, con un minúsculo altavoz que reproducía un piar de polluelos, observándose como aquella trataba de protegerla y cubrirla, mientras que si se le cubrían los oídos, atacaba a picotazos a sus propios pollitos circunstancialmente alejados del nido. Extrapolando, de aquí a manipular a la especie humana –aún en contra de las escalas de valores que consideramos lógicas o éticas- con una manipulación de las ideas, hay un solo paso.

Llegados aquí, deberíamos preguntarnos que si después de todo desde los propios argumentos de la ciencia pueden elaborarse estas especulaciones, cuál es el porqué de la generalizada resistencia de los científicos a lo espiritual.  Las ciencias d ela naturaleza son las ciencias de la estructura y cambio d elos sistemas materiales así como del reparto espacial de diversas formas de energía (según Helmutt Von Ditfurth). En su trabajo el científico se limita a la posición del monismo materialista. Esta limitaciòn forma parte de la definición de la disciplina a la que se ha consagrado. La investigación científica de sistemas vivos nos es otra cosa que el intento de ver adónde se llega cuando uno se esfuerza por explicar la estructura y el comportamiento de estos sistemas sólo gracias a sus particularidades materiales. Esto es legítimo y, en lo que respecta a las posibilidades de investigación práctica, el único método fructífero. Sólo que no debe perderse de vista que se trata una vez más no de una afirmación sobre la realidad, sino sobre una autolimitación metodológica; y muchos científicos lo han olvidado hace tiempo. El resultado es una enfermedad ideológica profesional que, como demuestra la experiencia, puede conducir a la grotesca convicción de que, en realidad, no existen fenómenos espirituales.

El propio Konrad Lorenz escribiò: “El proceso filogénico que conduce al origen de estructuras apropiadas para la conservación de la especie se parece tanto al aprendizaje del individuo que no tiene porqué extrañarnos demasiado que a menudio el resultado final de ambos sea casi igual. El genoma, el sistema de cromosomas, contiene nun tesoro de información de una riqueza francamente incomprensible. Este tesoro se ha ido formando mediante un proceso que a lo que más se parece es al aprendizaje gracias al ensayo y error”.

Si consideramos la cronología genética de la relaciòn que existe entre ellos y las actividades que tienen lugar de manera consciente en nuestra cabeza y que caracterizamos con las mismas palabras, se nos cae la venda de los ojos. Entonces vemos con que con nuestra acostumbrada manera de considerar la situación nos volvemos a encontrar aferrados al prejuicio antropocéntrico que en toda ocasión quiere convencernos que nosotros mismos son el punto de partida de toda la cadena causal. Pero como también en otros campos tenemos la tendencia a basar nuestros juicios en nuestras propias experiencias como si fueran un patrón, la naturaleza nos parece condenada a la falta de ingenio, ya que no somos capaces de descubrir en ella ningún cerebro pensante. En una conclusión precipitada identificamos la indiscutible carencia de cerebro de la naturaleza con la no existencia de inteligencia,  fantasía, capacidad y todas las demás potencias creativas que en nosotros van unidas a la existencia de un sistema central  nervioso. Como durante demasiado tiempo hemos hecho del propio caso el fundamento de nuestros juicios estamos convencidos que es nuestro cerebro quien con todas esas capacidades y posibilidades lo concluye y resume y por consiguiente, sin nuestro cerebro no existirían. Un parte no menor de nuestro asombro e incomprensión de los “misterios de la naturaleza” tiene sus raíces aquí. Que una parte no poco importante de nuestra admiración por la naturaleza se debe a un enigma demasiado palpable: el asombro por lo que ha podido llevar a cabo esta naturaleza que tiene que arreglárselas sin cerebro y que con ello a nuestros ojos carece de todas las facultades creativas que para nosotros comporta el hecho de tener un cerebro. Como si la creatividad y la capacidad de aprender no hubieran aparecido en este mundo hasta nuestra llegada, cosa que naturalmente plantea la cuestiòn de cómo ha podido conseguir llegar hasta este punto la naturaleza en todos los eones previos.

Es que la Vida tiene consciencia. Aprendizaje e inteligencia, la búsqueda de la soluciòn a los problemas y lasa decisiones tomadas ante el fondo de una escala de valores que representa el resultado de procesos de aprendizajes anteriores, todo esto existe también fuera de la esfera del cerebro. Todo esto son realizaciones que, sin estar localizadas en un lugar concreto (un cerebro o una computadora) pueden existir de verdad y actuar de verdad a nivel supraindividual. Esta afirmación no tiene nada de metafísico. Solamente contradice nuestra habitual manera de pensar. Sin embargo, nos describe más que hechos que existen de verdad en el mundo. Las funciones que acostumbramos denominar “psíquicas” son anteriores a todos los cerebros. No son productos cerebrales; al contrario, como todo lo demás, también los cerebros pudieron ser producidos al final por la evoluciòn sólo porque desde el principio esta fue dirigida por las funciones de las que he escrito. Nuestro cerebro no es la fuente de estos logros, es su resultado. Lo único que hizo es integrar esos logros en un individuo.

En consecuencia: sabiéndose qué sencillo es crear “estímulos de respuesta condicionada” en la “metaesfera” de la percepción humana conociendo el paradigma de la que es metafísica para los humanos, es inevitable pensar con qué facilidad, desde humanos con este conocimiento (que, si devenido de estas conclusiones es accesible para mí, lo es para cualquiera) y mucho más para las inevitables entidades que existen en ese Más Allá. Que confiaremos como “fraternas”, “solidarias” y “protectoras” sólo desde la relativa, daltónica y superficial mirada de las expectativas y necesidades humanas. Ya que, en puridad, ¿por qué debería ser “buena” una entidad espiritual, si no fuera como excluyente idealización de las angustias humanas?.

Estamos orillando aquí un tema “políticamente incorrecto” (en términos del “discurso espiritual”): ¿mayor evoluciòn equivale a mayor bondad?.

Imagino aquí largos posts y comentarios de lectores y lectoras en total desacuerdo con este cuestionamiento. Permítanme sólo argumentar que un argumento no es fundamento, y que un discurso bizantino de retórica no es evidencia. Más aún, cuando los hechos espirituales, si para argumentarlos necesitan ser extensamente intelectualizados.

Por eso, sospecho que no hay entidades “buenas” o “malas”. En todo caso, “aliados” o “enemigos”. Es decir, entidades con intereses afines y otras no.

“Aliados”. Qué curioso que sea tan propio de Castaneda el término que mejor me resuena…

Posted in Contacto Extraterrestre, Esoterismo, Ovnilogía Esotérica, Parapsicología, Psicología Esotérica, vida después de la muerte | Etiquetado: , , , , , , , | 4 Comments »

Podcast AFR Nº 183: Kar, el héroe olvidado de la Atlántida

Posted by Quique Marzo en 25-03-2017

Escuchá AFR, con Gustavo Fernández

Para ir a iVoox, clic en la imagen.

En este episodio de Al Filo de la Realidad:

  • Pensando en retomar la publicación de videos en YouTube. Actividades de Gustavo Fernández fuera de Argentina.
  • Introducción y antecedentes de los atlantes.
  • La Fuente Magna tiene signos cuneiformes (pertenecientes al horizonte cultural de Sumeria) en Bolivia. Los Tupíes. Los Guaraníes. La Cueva de los Tayos.
  • Los tres lugares que no pueden dejar de visitar.

 

Para escuchar en línea, dejar comentarios o DESCARGAR el audio en formato mp3, diríjase a NUESTRO SITIO EN IVOOX

Más opciones (email, RSS, iTunes) en: http://www.ivoox.com/s_p2_3844_1.html

También puede descargar el podcast “Al Filo de la Realidad” directamente a su teléfono móvil suscribiéndose (gratis) desde la app de iVoox –para iOS y Android– (consígala a pie de página en: www.ivoox.com).

¡No olvide recomendarnos en las Redes Sociales!

Posted in Arqueología Revisionista, Podcast, Revisionismo histórico | Etiquetado: , , , , , , | Leave a Comment »

Entidades espirituales o psíquicas, o “elementales” en la Caverna de las Brujas

Posted by Gustavo Fernández en 24-03-2017

Cuando en enero de 1983 pernocté –junto a los amigos e investigadores Alejandro Chionetti y Marcelo Bernasconi– varias noches en la Caverna de las Brujas (y no es gratuito que desde siempre los lugareños han conocido a este laberinto calcáreo que se extiende más de veinte kilómetros en un macizo rocoso próximo al pueblo de Bardas Blancas, en la provincia argentina de Mendoza, con ese nombre) nos sucedieron algunos hechos desconcertantes.

Recuerdo, por ejemplo, un sueño personal. Debido a la baja temperatura ambiental –con calores de 35º en el exterior, la interna nunca ascendía por encima de los 10º- durante la seudo noche señalada por nuestros relojes dormíamos dentro de nuestros sacos de dormir, unos próximos a otros para mantener algo más del calor que la permanente humedad impedía generar con fuego (tiempos aquellos en que, obviamente, no había aún la supervisiòn, vigilancia y control de guardaparques nacionales que hoy monitorean la presencia de turistas).

En determinado momento, sueño que rodaba por el interior de la caverna, siguiendo la pendiente natural de la misma en direcciòn a la salida mientras que en el mismo sueño creía percibir una nebulosa silueta humanoide de pie a la entrada de uno de los túneles laterales, señalándome con una mano la salida en forma imperativa. Soñaba yo que rodaba y rodaba, como si buscara salir de la caverna, cuando varias manos me sacudieron violentamente, obligándome a despertar.

Ocurriò que otro de los presentes, entre sueños, creyó percibir movimiento. A tientas buscó su linterna y, al encenderla, descubriò que yo ya no estaba a su lado. Frenéticamente barriò el amplio recinto subterráneo con la luz para descubrir que, dentro de mi saco y completamente dormido, en realidad yo rodaba hacia arriba de la pendiente, rotando hacia un lado… donde a no más de dos metros de mí se abría una grieta de peligrosa profundidad. Mi compañero despertó al otro de un grito y ambos se arrojaron sobre mi cuerpo deteniendo lo que sin duda hubiera sido una caída fatal.

Pero los sucesos extraños no terminaron allí. Comentábamos horas después esos extraños hechos y entonces tomamos consciencia grupal de algo infuso que nos había individualmente molestado todo el día previo: en cierta secciòn de los túneles –casualmente, donde en mi sueño creí percibir la figura humanoide- sentíamos la ansiedad de cierta presiòn psíquica, la inconfundible sensación de ser observados y vigilados y con cierta malsana intencionalidad que parecía ordenarnos que nos alejáramos, como si no fuésemos bienvenidos allí.

Al día siguiente esa sensación de opresiòn se reiteró pero, como respuesta a nuestras presunciones de sugestiòn o psicosis colectiva, esas sensaciones sólo se hacían presentes en determinado sector de los túneles, como si un pensamiento parasitario, maligno y denso se hubiera anclado allí. Las alucinaciones no son tan selectivas. Pero de alguna manera teníamos que terminar con las dudas.

Entonces, ideé el siguiente experimento: en la más absoluta oscuridad, con las linternas eléctricas apagadas, me desplacé hasta que la sensación de opresiòn mental alcanzó su punto máximo. A tientas, marqué entonces con un trozo de carbón el suelo y la pared, tras lo cual retorné junto a los otros. Otro compañero repitió lo mismo y así el tercero. La intenciòn era obvia: si se trataba de ilusiones, los trazos no coincidirían; ya dije que las alucinaciones no son selectivas y en la profunda negrura de la noche eterna de la cueva ninguno de nosotros podría adivinar donde los demás hicieron sus marcas. Finalmente, nos dirigimos en conjunto en busca de los trazos, y las luces revelaron lo que sospechábamos: todas las marcas estaban hechas en un a franja cuya anchura no era mayor a unas decenas de centímetros. Había allí, si cabe decirlo así, una verdadera “pared psíquica”.

La respuesta de los folklorólogos es simple: los “elementales” de la Caverna de las Brujas, que desde tiempo inmemorial ocupan las galerías subterráneas y sus alrededores, estaban molestos con nuestra presencia.

Recordemos que en esa época en la muy próxima Pampa de Palunco y el área de Las Vizcacheras fueron denunciadas las observaciones de “arañas gigantes” (no de unos treinta o cuarenta centímetros, como la expresión haría suponer, sino de… ¡dos metros de diámetro!) en campos petrolíferos de la empresa estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF) no solamente por obreros –rápidamente desprestigiados por directivos de la empresa por la presunciòn de alcohólicos- sino también por técnicos, ingenieros y pilotos de aviones de la compañía.

Semanas después uno de ellos comentó a Chionetti, en la penumbra de un tugurio con pretensiones de bar a un lado de la ruta, que a propósito mintió en su informe el verdadero tamaño de una de estas arañas que observó correr desde unos doscientos metros de distancia, a la que atribuyó en su declaraciòn unos tres metros de diámetro ya que, sin duda, el apodo de delirante que se ganó entre sus superiores se habría visto acentuado si hubiera manifestado los diez metros que en realidad le atribuyó. Y no muy lejos de una zona tan “forteana”, los turistas aún hoy visitan el Pozo de las Ánimas, una enorme hoya volcánica llena de agua donde los huarpes (etnia indígena local) creían que las almas de los difuntos tenían su entrada al submundo, por lo común que era observar –quedan relatos escritos aún del siglo XIX- sobre su vertical evolucionar esferas luminosas sin orden ni concierto y de gran tamaño que terminaban precipitándose al fondo del “cenote”. ¿Colosal base submarina de OVNIs, quizás?.

¿Qué ocurriò con tales fenómenos en la regiòn?. Las “arañas” dejaron sorpresivamente de observarse. No es extraño: nunca creí que fueran realmente “físicas” (cuando menos, en un sentido biológico) y así como el “ukamar zupai” de Salta (el “yeti” argentino”, el propio “sasquatch”, el monstruo del lago Ness y tantos otros, son posiblemente más bien entidades de dimensiones paralelas que se manifiestan episódicamente. Y en cuanto a la Caverna de las Brujas, me pregunto si el aumento exponencial de visitas meramente turísticas al lugar, más la “parquizaciòn” del mismo –en tiempos de nuestra visita, estaba en estado plenamente silvestre- habrá terminado espantando a las entidades. Aunque, por cierto, me han llegado varios relatos de visitantes aterrorizados  por lo que han visto allí, jurando no regresar jamás…

Posted in General | Etiquetado: , , , , , , , | Leave a Comment »

(Audiolibro) Chamanes de las Estrellas – Capítulo 3 (2ª parte): El OVNI como estímulo-señal

Posted by Quique Marzo en 17-03-2017

ebook y audiolibro Chamanes de las Estrellas

Para descargar el Audiolibro, clic sobre la imagen.

Audiolibro: Chamanes de las Estrellas. Hacia una lectura esotérica y espiritual del Fenómeno OVNI

Autor y lectura: Gustavo Fernández

Capítulo 3 (2ª parte): El OVNI como estímulo-señal

 

 

Para conseguir los capítulos:

Suscríbase a los avisos por email: http://www.egrupos.net/grupo/afr/alta

Visite: http://www.alfilodelarealidad.com.ar

Más opciones (email, iVoox, iTunes, RSS) en: http://www.ivoox.com/s_p2_257205_1.html

También puede descargar el audiolibro directamente a su teléfono móvil suscribiéndose (gratis) desde la app de iVoox –para iOS y Android– (consígala a pie de página en: www.ivoox.com).

¡No olvide recomendarnos en las Redes Sociales!

Posted in Audiolibro, Contacto Extraterrestre, Esoterismo, Ovnilogía Esotérica | Etiquetado: , , , , | Leave a Comment »

LA EVOLUCIÓN TIENDE A CONVERTIRNOS EN ENERGÍA

Posted by Gustavo Fernández en 15-03-2017

La fase biológica de la evolución es sólo un estado pasajero de la historia, como lo ha sido, por ejemplo, la excluyente evoluciòn química. Tengo la hipótesis que la evoluciòn biológica puede alcanzar su fin cuando sus productos (por ejemplo, nosotros) hayamos proporcionado a las estructuras cibernéticas la complejidad suficiente que las capacite para seguir desarrollándose independientemente, sin ayuda de técnicos orgánicos, “vivos”. Y cuando esas supercomputadoras cuenten -ya están en ello- con sistemas de transmisiòn y almacenaje de la informaciòn no electrónicos sino, por ejemplo, ópticos, se estará a un paso de obtener soportes meramente energéticos para la informaciòn. Y cuando la informaciòn pueda transmitirse y almacenarse en “receptáculos energéticos”, los contenedores materiales (máquinas y cuerpos) serán superfluos. Entonces, una “masa de energía” podrá a la vez ser vehículo y proceso de aprendizaje, inteligencia, ensayo, error, almacenamiento; en síntesis, entes pensantes. De aquí a la concepciòn de “entidades espirituales” hay un sólo paso que quizás nuestras anteojeras materialistas, la manipulaciòn paradigmática del pelotón de tuercas y tornillos nos impide ver en OVNIs, ángeles, espíritus, fantasmas…

Posted in General | Etiquetado: , , , | Leave a Comment »

EL PROFETA INCOMPRENDIDO

Posted by Gustavo Fernández en 12-03-2017

El autor en la exposiciòn de Xul Solar

Uno de sus mejores amigos, nada menos que Jorge Luis Borges, escribiò: “Hombre versado en todas las disciplinas, curioso de todos los arcanos, padre de escrituras, de lenguajes, de utopías, de mitologías, huésped de infiernos y de cielos, autor panajedrecista y astrólogo perfecto en la indulgente ironía y en la generosa amistad, Xul Solar es uno de los acontecimientos más singulares de nuestra época. Hay mentes que profesan la probidad, otras, la indiscriminada abundancia; la invención caudalosa de Xul Solar no excluye el honesto rigor. Sus pinturas son documentos del mundo ultraterreno, del mundo metafísico en que los

Vista de la exposiciòn

dioses toman las formas de la imaginación que los sueña. La apasionada arquitectura, los colores felices, los muchos pormenores circunstanciales, los laberintos, los homúnculos y los ángeles

Bellísima “Los Siete Rishis”

inolvidablemente definen este arte delicado y monumental. El gusto de nuestro tiempo vacila entre el mero agrado lineal, la transcripción emotiva y el realismo con brocha gorda; Xul Solar renueva, a su modo ambicioso que quiere ser modesto, la mística pintura de los que no ven con los ojos físicos en el ámbito sagrado de Blake, de Swedenborg, de yoguis y de bardos.”

Oscar Alejandro Schulz Solari nació en Buenos Aires, en 1887. Murió en su casa del Delta del Tigre, sobre el rió Luján, en 1963, era hijo de inmigrantes ítalo-alemanes, en 1912 abandonó su hogar y se embarcó en un barco mercante visitando Italia, Inglaterra, Alemania y Francia. En 1920 expuso en la Galería de Arte de Milán junto al escultor italiano Arturo Martini. En 1924 regresó a Argentina, se asoció al grupo ” Martín Fierro ” en cuya revista aparecían sus trabajos . En 1925 expuso en el Salón de los

Horóscopo de Jorge Luis Borges

Independientes de Buenos Aires, y en los años 1926 y 1928 en los Amigos del Arte junto a Pettoruti en la primera ocasión y junto a Antonio Berni en la segunda. En una época tan temprana como 1925, formuló un sistema pictórico de escritura, el “ Neocriollo”, que se basaba en el español, portugués y otras lenguas, reflejando sus estudios de filosofía, astrología, idiomas y notación musical. La obra de este místico y visionario evolucionó a lo largo de toda su vida. Así mientras que sus primeras pinturas sobre todo acuarelas y témperas, son una muestra de fantasía y de humor, a partir de los años treinta su

Una de sus obras pictóricas

pintura se vuelve más esotérica, representando paisajes imaginarios y ciudades futuristas, frecuentemente realizadas de forma monocroma. Pasando los años sesenta retorna al uso del color, pero reduciendo sus imágenes a signos y formas.

En 1977 se celebró, en el Musée d’Art Moderne de la Ville de París, la primera exposición antológica de su obra bajo el título de Xul Solar, 1887 – 1963. Las matemáticas no fueron ajenas a sus intereses. Xul utilizaba un sistema basado en el zodiaco de carácter duodecimal. No es extraño que quisiera analizar la estructura astrológica de sus amigos y ocasionales visitantes. Era la forma de conocerlos realmente.

Una de sus cartas de Tarot.

Xul Solar vivió siempre austeramente, con humildad. Se definía a sí mismo como : ” recreador – no inventor – campeón mundial de un panajedrez y otros serios juegos, padre de una panlengua que quiere ser perfecta y padrino de otra lengua vulgar sin vulgo, autor de grafías plastiútiles, exegeta de doce ( más una total ) religiones y filosofías.”

         Por si el dato suma: Xul era primo de Benjamín Solari Parravicini, el “Nostradamus argentino”. Parece que el gen profético estaba en esos tiempos particularmente activo en la familia. Miembro esoterista de la Orden Martinista, y de un “grupo esotérico de Montevideo” cuya filiación no se ha podido determinar.

Después de admirar, con la lejanía que imponen los libros, las revistas, los documentales de Internet y los blogs su monumental obra, pude asistir –satisfacciones del espíritu- a la casi totalidad de su obra expuesta temporariamente en el Museo Nacional de Bellas Artes, en Buenos Aires. Sus témperas, acuarelas, sus diseños urbanos (porque planificó “ciudades flotantes” y palacios para el arte y la cultura), sus títeres “para adultos”, sus idiomas increíbles,

El Dulcinote

su Tarot (por primera vez, cada carta, dibujada y pintada por la mano del propio artista, ahí, apenas distante un cristal… Para ver el juego completo, click aquí) Su Dulcinote, el instrumento afinado de acuerdo a los signos zodiacales para tocar en escala dodecafónica los “horóscopos” (es decir, para convertir en valores musicales las aspectaciones astrológicas de una Carta Natal). Y, por lo menos para mí, el epítome del genio: su Panajedrez. El increíble “juego” donde, a través de 64 piezas de madera, con sus diferencias, signos astrológicos, letras de su “panlengua” y colores, permite, mientras se juega, fijar un horóscopo, componer un poema en “neocriollo”, componer música. Donde no swe gana por “comer” piezas ajenas o conquistar territorio, sino por la elaboración de la composición (astrológica, musical o literaria) más elaborada. Como una versátil computadora interactiva, pero de madera.

El Panajedrez

Esa mañana en el museo será en mi recuerdo de las más imborrables. Por la magia, misterio, complejidad, universalismo y belleza conjuntas de sus trabajos. Pero también por mis propias reminiscencias. Porque, en quizás petulante suposición, entre todos quienes caminaban como yo, extasiados entre sus trabajos, seguramente era yo el único que tenía algo que preguntarme: ¿qué otros mensajes crípticos podría encerrar este Panajedrez, que un artista anónimo había reproducido como base de una maqueta de la también enigmática Renes Le Chateau, mínimo pueblito perdido en el sureste francés?.

Rennes Le Chateau, donde a fines del siglo XIX un cura oscuro, Bérenguer Sauniére, encontró un misterioso “tesoro”. Algunos dicen Templario. Otros, vinculado a María Magdalena. Que sea como sea, le permitió hacerse millonario de la noche a la mañana. Nunca lo reveló pero dejó en su iglesia, su cementerio y su villa crípticas señales que aún llevan a buscadores de misterios de todo el mundo (sí, yo también) a recorrer sus callejuelas.

 

La maqueta de referencia

La iglesia de Rennes Le Chateau tiene un museo. En ese museo, una réplica de la misma y sus alrededores. Y como base de la iglesia, de la maqueta de la iglesia… el panajedrez de Xul Solar. (la historia completa de ese lugar, haciendo click aquí)

Bien, entonces aquí teníamos también su panajedrez. Cierto, no contemporáneo a la época de Sauniére pero la pregunta flotaba: ¿qué llevó, qué quiso decirnos el desconocido artista que fabricó esa maqueta con ese “signo”?. ¿Porqué montarla sobre el pananjedrez?. Hay varias lecturas posibles: una, repasar la obra pictórica de este artista en busca de claves que “resuenen” con Rennes (no me consta que Xul haya pasado por el lugar, aunque ya había visitado Francia en 1912 –es decir, en vida de Sauniére-). Otra: sugerirnos su parentesco, y revisar las psicografias de Parravicini en la misma búsqueda. La tercera, la que me parece más factible: el panajedrez es,

Otra vista

simbólicamente, un juego en múltiples dimensiones (de hecho, para jugarlo aceptablemente bien, es necesario que el jugador piense en varios frentes simultáneamente) por lo que cabe la posibilidad que el maquetista insinuara que Rennes (o la iglesia y su entorno) fuera un “vórtice” de “n” dimensiones…

 

 

Posted in Esoterismo, Psicología Esotérica | 1 Comment »

Podcast AFR Nº 182: Planeta Alcatraz

Posted by Quique Marzo en 12-03-2017

Escuchá AFR, con Gustavo Fernández

Para ir a iVoox, clic en la imagen.

En este episodio de Al Filo de la Realidad:

  • Reflexiones sobre la mal llamada “globalización”. Cerrar las fronteras no es proteger a la gente ni evita el control. Hemos colocado al científico en el lugar del sacerdote de hace 500 años, consensuando la Matrix. El cambio es individual. ¿Dónde están los Illuminati? En control de la información.
  • ¿Cómo operan los guardiacárceles? Interpretando la tapa de “The Economist”. Bush, Clinton, Obama y Trump. Papa Francisco. El espionaje electrónico. Reflexiones finales.
El Mundo en 2017.

El Mundo en 2017.

 

Para escuchar en línea, dejar comentarios o DESCARGAR el audio en formato mp3, diríjase a NUESTRO SITIO EN IVOOX

Más opciones (email, RSS, iTunes) en: http://www.ivoox.com/s_p2_3844_1.html

También puede descargar el podcast “Al Filo de la Realidad” directamente a su teléfono móvil suscribiéndose (gratis) desde la app de iVoox –para iOS y Android– (consígala a pie de página en: www.ivoox.com).

¡No olvide recomendarnos en las Redes Sociales!

Posted in General, Los Illuminati, Podcast, Política y Esoterismo, Vivir Mejor | Etiquetado: , , , , | Leave a Comment »

CHILE: TALLER DE ARMONIZACIÓN DE VIVIENDAS Y COMERCIOS

Posted by Gustavo Fernández en 09-03-2017

Estamos aquí ante un curso ágil, dinámico, absolutamente práctico donde su responsable, nuestro Director, Gustavo Fernández, resume y desarrolla (aunque suene a oxímoron) sus conocimientos de treinta años dedicados también, a pedido de sus innumerables consultantes en varios países, a evaluar, diagnosticar y armonizar las perturbaciones energéticas, astrales y espirituales que pueden padecer las personas por habitar o desempeñar sus actividades cotidianas en sitios físicos perturbados en esos planos. Desde la Parapsicología, el Control Mental Indo Tibetano, el Feng Shui, la Magia Ceremonial, en fin, desde todos los ámbitos donde Gustavo ha profundizado y, fundamentalmente, experimentado, se nutre este curso.
Su temario abarca ítemes tales como:

– Causas de desequilibrios energéticos y otros. Vórtices psicoespirituales. Egrégoros. Paquetes de Memoria thanáticos. Radiaciones telúricas nocivas. Puntos de anclaje de remanencias psíquicas. Ataques psíquicos (vulgarmente: “brujerías”). Otros.

– Evaluaciòn, detecciòn y diagnóstico. Elementos de detección. El uso de la hipersensibilidad táctil (detecciòn con la yema de los dedos sobre planos o el terreno). Sobre fotografías. Sobre velas y veladoras. Por el comportamiento de los animales domésticos. Por el estado de las plantas.

– El efecto de las energías negativas en cultivos.

– El efecto de las energías negativas en comercios, oficinas, plantas fabriles, establecimientos de campo.

– Reprogramaciòn en el terreno de actividades comerciales. Técnicas para incrementar resultados.

– Protección del operador.

– Neutralizadores de radiaciones telúricas nocivas. Solenoides y solenoides integrales. Biogenerador psicotrónico. Radiónica Aplicada.

– Evaluación del “flujo de energía” dentro de una vivienda. Aplicación del Feng Shui basado en episodios reales. El equivocado concepto del Feng Shui para el hemisferio Sur o el hemisferio Norte.

– Aplicación de Cromoterapia Esotérica en la armonización.

Arancel: $70.000
Informaciones e inscripciones:
+569 79783526 Bruni Salazar.
casa.avarim@gmail.com

Posted in General | Etiquetado: , , | Leave a Comment »

 
A %d blogueros les gusta esto: